miércoles, 29 de junio de 2016

ENTRE LAS REJAS...


Entre las rejas del aire y del ayer
se pierde tu recuerdo y mi nostalgia.
Es algo que se escapa de mi alma, poco a poco,
que lleva en sus entrañas la esperanza,
el miedo, la ilusión, el desaliento
y todo va cubierto con la bruma de un amor,
ya marchitado y caducado, y un sentimiento
que se apaga y que se agota. 

...Porque la vida es aire y tienes frío,
al contacto de ese viento tan helado.
Porque las rejas del ayer están abiertas
y el beso de ese aire te estremece.
Porque sin duda vives y también sonríes
Porque en algunos ratos lloras sin saber por qué,
o si acaso, si lo sabes, te lo ocultas y lo guardas.
Porque eres libre para ser tú mismo
y por eso no cuestionas el pasado
ni te paras a pensar en el futuro.
Porque vives el presente que te abraza
y hasta sientes a sus dedos
como buscan a los tuyos cada día,
en este instante.
Porque las rosas tiemblan cuando tú las miras
y luego se marchitan cuando marchas.
Porque la mar tranquila se enfurece
cuando siente tu presencia
y te invita y desafía a nadar entre sus olas.
Porque la lluvia cae y tú la sientes
deslizarse por el cuerpo,
desnudarte poco a poco y mezclarse
con las lágrimas furtivas de tus ojos...

Pero por todo esto y mucho más,
tengo que amarte, Poesía,
y hasta seguir, sin vacilar, a los dictados
que me dejas en tus letras y en tus rimas,
tengo que ver el fondo de ese néctar agridulce
de la vida y conseguir saciar la copa que me brindas,
con su carga de utopía, entre mis sueños,
tengo que ser y estar aquí,
tras esta reja de aire y de nostalgia
para tomar el rumbo deseado,
para sentir ese latido que me lleve a las estrellas,
para buscar a Dios y al hombre en cada paso,
para saber que sí, que estás ahí,
en todo lo que veo y me rodea,
en todo lo que existe y deja huella,
en todo lo que late y que palpita,
incluso hasta en la roca inaccesible
de la cima y la montaña más lejana.

¡Tengo que amarte, sí, mi Poesía!,
aunque la vida escape y se me nuble la conciencia,
aunque la herida sangre y la vista me vacile,
aunque te sienta y no, a medida que se apague
mi linterna y la noche avance
y se apodere de mi alma.

Rafael Sánchez Ortega ©
16/06/16

6 comentarios:

  1. Cuando escribes de esta forma, a mí me encanta.
    "Libre para ser tú mismo", de ésta forma es que sigues adelante, disfrutando todo.

    Mi beso, Rafael, un placer leerte de nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste esta manera diferente de escribir Ame.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  2. Si yo amo la poesía ella me mantiene joven y viva .. y es verdad a veces ella me hace llorar y sin saber por qué que bello homenaje l haces a la poesía hermoso!!! , me encantó , un abrazo fuerte desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la poesía es la esencia de la vida, Bea, y debemos buscarla y "libarla" cada día.
      Un abrazo desde el cantábrico.

      Eliminar
  3. Si es que, es muy seductora, te descubre y te agarra y ya nunca te suelta,¡que amarre más bello!, nunca te abandona.
    Besos Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Carmen, así es.
      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar