sábado, 4 de junio de 2016

POR UN DÍA DE SILENCIO...



Por un día de silencio
hay mil lágrimas vertidas,
son palabras mal sonantes
como rosas ya marchitas.

No nos valen las excusas
ni el sabor de las heridas,
ni tampoco los laureles
por batallas infinitas.

Es muy dura la tristeza
que te roba la alegría,
y el silencio, sin palabras,
que te llega con la brisa.

Es posible que una tarde
confiaras tu barbilla,
a unos labios seductores
y pletóricos de vida.

Compartisteis mil sabores
por las sendas y las rimas,
un poema, con sus versos,
y una vida malherida.

Pero un día, aquella tarde,
fue un recuerdo en la buhardilla,
una mota de nostalgia
y una sombra en cada esquina.

Y se abrieron las compuertas
y las lágrimas huían,
se bajaban por el rostro
a la tierra que suspira.

Ya se escuchan cascabeles
y hasta suenan las mentiras,
las promesas y los sueños
de la gente tan sencilla.

"...Por un día de silencio,
es posible que te digas,
nada pasa, nada ocurre
aunque muera tu sonrisa..."

Rafael Sánchez Ortega ©
21/05/16

10 comentarios:

  1. GRACÍAS POR DELEITARNOS CON TUS BELLOS VERSOS ...SIEMPRE AMO Y DESAMOR
    FELIZ FIN DE SEMANA
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marina.
      Un abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar
  2. Que no haya más días de silencios...

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. A veces los silencios suelen ser duros y a veces necesarios, para drenar esas lágrimas y ser curada el alma , precios y profundo poema un abrazote mi querido amigo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Bea.
      Un abrazo.

      Eliminar