sábado, 18 de junio de 2016

SONABAN LAS AGUAS...


Sonaban las aguas
del río bramando,
y abajo, en el pueblo
vibraba un tambor.

Sus sones distintos
tenían nostalgias,
quizás alegrías
carentes de voz.

Arriba, en el cielo,
nacían estrellas,
en noche profunda
de negra pasión.

Un barco en el puerto
dormía tranquilo,
sus velas plegadas
mirando a babor.

Y tú te reías
buscando la luna,
con cara de plata
y estela de sol.

Las luces del pueblo
también se encendían,
mostrando su encanto,
su luz y candor.

La iglesia, en penumbra,
también las campanas,
la torre en silencio
y el viejo reloj.

No marca las horas
ni mide la vida,
allí se ha quedado
como un girasol.

"...Y yo, ante tu puerta,
buscaba ese río,
sus aguas bravías,
tu voz y tu amor..."

Rafael Sánchez Ortega ©
04/06/16

16 comentarios:

  1. Un encuentro esperado. Muy bueno es leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Esa melodía de las aguas describen con detalle todo a su alrededor que hermoso lleno de primavera y frescura cada detalle cuenta hermoso, es cierto lo que que cuenta es su amor, Feliz sábado amigo un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra de que los hayas visto así, Bea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ...Me encantan tus versos...tienen amor ...nostalgia ...y ternura ,hoy faltan los niños.
    ahora llego del super...
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás los niños están ahí, como en todo poema, en esa esencia invisible que subyace, Marina.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. Has escrito un poema-lienzo, Rafael.
    Precioso.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verlo de esa manera, Verónica.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. El tiempo se detiene entre los renglones de tu poesía y la belleza de tus letras susurra los sentimientos que emanan de ellas.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario, Lunna.
      Besos.

      Eliminar
  6. Siempre esperando ante la puerta del ser amado en busca de las aguas que han de calmar nuestra sed.
    Hermoso poema, Rafa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así sucede con frecuencia, Tecla.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Que bello Rafael, me alegra volver a leerte con esa ternura que desprendes

    Que tengas un feliz fin de semana

    Cora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cora, me alegra de que veas todo eso en mis letras.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  8. Sabes,
    Siempre he creído que esa voz interior es el alma buscando chance en cada sinsabor.

    Mi abrazo a tu luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he pensado lo mismo, Athenea.
      Un abrazo.

      Eliminar