domingo, 7 de mayo de 2017

A VECES MANDAMOS BESOS...


A veces mandamos besos
y cariño a las estrellas,
y hasta pedimos la luna
cuando pasa algún cometa.

Es algo que tiene un nombre
y se llama la inocencia,
porque los niños sonríen
y se divierten y juegan.

Ellos están en su mundo,
juvenil y sin novelas,
para tomar la alegría
de cada día en la tierra.

También los hombres mayores
buscan aromas y esencias,
para embriagar los sentidos
y así romper mil cadenas.

Unas que son irreales
con altibajos y huellas
que van dejando recuerdos
y telarañas eternas.

Otras que surgen del pecho,
de situaciones extremas,
donde las fuerzas se agotan
y hasta las almas flaquean.

Surgen preguntas malditas
con los silencios a cuestas,
y así se pasan los días
y así las dudas penetran.

Son como agudos puñales,
que a nuestras almas inquietas,
rozan, traspasan y alcanzan
con su aguijón y su flecha.

"...A veces versos guardamos
y en otras guardamos penas,
aunque preguntas y sueños
no tengan fieles respuestas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/05/17

16 comentarios:

  1. Que sigamos mandando besos a las estrellas, Rafael, eso será señal que aún esta viva la fe y la inocencia de ese niño que en nosotros habita

    un abrazo y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí, MaRía. Gracias por tu comentario.
      Un abrazo y feliz semana también para ti.

      Eliminar
  2. En nuestros versos guardamos tantas emociones, amigo Rafael, tantos latidos, tantas luces pero también tantas sombras.

    Muy bellos versos.

    Besos en la noche y mil gracias por siempre estar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras tan certeras María.
      Un abrazo y feliz semana.

      Eliminar
  3. Así es la vida Rafael...de ella vamos haciendo nuestra poesía .
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Marina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Versos preñados de belleza... tanta como esas estrellas que se hacen manta para cubrir nuestra prEsencia...siempre... se vean o no.

    Mi abraz☆

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Athenea, siempre llenas de luz.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Es de niños y grandes mandar besos a las estrellas porque de alguna manera sentimos la cercanía de aquellos seres que nos miran: nuestros amores.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Luján, es así.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  6. Me encantó!! un poema con dulzura apasionada, y surge del pecho que bonito , precioso, un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  7. El tiempo nos trae esos recuerdos que guardados nos reviven siempre, precioso.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  8. El cuarto lo dice todo. Así somos, como niños y deseamos esa inocencia para olvidarnos de este mundo que, por momentos, nos hace pensar que por más que queramos tenemos que enfrentarnos a una absurda realidad que también no entendemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Elisa.
      Un abrazo.

      Eliminar