martes, 23 de mayo de 2017

ESCUCHABA A LA LLUVIA...


Escuchaba a la lluvia
y, a la vez, recordaba,
esos días lejanos
y también de la infancia.

Aunque a otros, el tiempo,
con candor acercaba,
entre el fuego y lujuria
de dos cuerpos en llamas.

¡Qué mensaje decía
esta lluvia que baja,
desnudando los pechos
y también a las almas!

Porque habla muy quedo
en susurros de plata,
y otras veces su idioma
es así, sin palabras.

Cada frase inherente
es la gota que cala,
que reslaba y suaviza
por la piel añorada.

Es la voz misteriosa
que te moja la cara,
que revuelve tu pelo
y recorre la espalda.

Un temblor infinito
se desliza en las nalgas,
y desbordan los coros
de la orquesta del agua.

¿Quién pudiera ser lluvia
y cambiar la distancia,
transformando recuerdos
con un halo de magia...?

"...Escuchaba a la lluvia
y, sin duda, pensaba,
en las tardes de estío
y en tu boca cercana..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/05/17

8 comentarios:

  1. Exquisita melodía la de esta lluvia, precioso el poema Rafael, mi felicitación.
    Feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen.
      Un abrazo y feliz noche.

      Eliminar
  2. Hay sonidos con imágenes incrustadas.
    Pasión versada bellamente, amigo Rafael.

    Mil besitos en la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver así estos versos, Auroratris.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Humedad , sensaciones y recuerdos danzan en la memoria y el poema nace.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Que ternura desprenden tus letras, Rafael. el amor visto desde la pureza del alma.

    Feliz tarde

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver así mis letras Fina.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar