domingo, 15 de octubre de 2017

ME PIDES QUE TE ENSEÑE...



Me pides que te enseñe
el arte del romance,
la forma en que se escribe
y se habla por la calle.

Es algo muy sencillo,
contesto en un instante,
escribe simplemente
igual que cuando hables.

Si piensas en la vida
describe las ciudades,
las calles y las gentes,
los días y las tardes.

Si quieres que la luna
se vista para el baile,
derrocha fantasía
y un poco de saudades.

Si vagas por los campos
observa los trigales,
también las mariposas
que lucen lindo traje.

Haciendo todo esto
verás hasta la sangre,
que llega hasta las letras
en forma de deidades.

Romances impolutos
de autores y juglares,
perdidos en la niebla,
esperan que los llamen.

Tú tienes fantasía
cargada de ideales,
por ello es tan sencillo
seguir por estos mares.

"...Me pides que te enseñe
y no sé que enseñarte,
contigo va el poema
en tus alas de arcángel..."

Rafael Sánchez Ortega ©
09/10/17

16 comentarios:

  1. Sencillamente lindo , poemas entrelazados con tanta sencillez que nos transportas hacia ese campo de trigales y ver las mariposas con sus trajes de colores.
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Campirela, por tus palabras.
      Un abrazo y feliz semana también para ti.

      Eliminar
  2. gracias Rafael por tu comentario...tus versos maravillosos .abrazos

    ResponderEliminar
  3. Tu si que sabes escribir...un abrazo

    ResponderEliminar
  4. No necesita más con esas alas,si tú se las has visto...es que las tiene.

    Buena noche,Rafael.

    ResponderEliminar
  5. Un buen preámbulo para explicar lo que es la poesía, que en realidad, no se puede explicar, si sentir. Pero hay que sentir el sentir, valga de redundancia. Concuerdo con tu sinopsis amigo.
    Un beso, buen día para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que dices Paty, hay que "sentir"...
      Un beso y feliz día.

      Eliminar
  6. Todo un romance a la sencillez de la vida, que conlleva la sabiduría y la humildad para ver más allá de lo tangible...Precioso,Rafael.
    Mi abrazo madrileño.

    ResponderEliminar