lunes, 24 de abril de 2017

DE NUEVO ME DECÍAS...



De nuevo me decías que el frío te calaba
y penetraba hasta tus huesos,
que te sentías vacía y rota
con el alma tirada por los suelos
como un espejo destrozado
y mostrando a todos tu miseria.

Yo te escuchaba en silencio
mientras te miraba y tomaba
tus manos para llevarlas un poco de calor,
un latido de mis dedos a tus dedos,
y un rayo de esperanza que hiciera
huir ese frío de tu alma y recomponer
el espejo de tu vida.

Porque la batalla no estaba perdida
y esta derrota que sentías era simplemente
una reflexión ante lo absurdo
de todo lo que te rodeaba.

Por eso te animé y empezaron mis labios a decirte
que no dejaras que el miedo cerrara tus ojos
y que lucharas, 
que volvieras a esa lucha diaria
por la vida,
que tomaras la mano de aquellos que te quieren
y soñaras,
volaras alto y te dejaras llevar por el viento
y por los sueños
igual que los cometas, en la playa,
de mano de los niños.

Porque, en realidad, había una niña en ti,
como hay un niño en todos nosotros,
que quiere seguir soñando y buscando
ese resquicio de luz, ese reflejo de paz,
y ese mundo de amor que, como una utopía,
se resistía a llegar hasta tu lado.

...Tú me miraste incrédula, como esa persona
que se despierta tras un largo sueño.
Sentías mi mano tomando la tuya,
mis dedos acariciándote
y unos labios hablándote
y diciéndote que sí, que adelante,
que podías hacerlo,
que en la vida estaba todo eso que buscabas
con tanto afán desde niña;
y es que el amor, incubado desde la infancia,
precisaba ahora la respuesta
de otro sentimiento, que viniera hasta tu lado,
y te dijera "sin palabras", todo aquello
que ansiabas y precisabas.

"...La vida es hermosa, te dije,
a pesar del frío, y quizás éste,
y los temblores y estremecimientos
que deja en el cuerpo,
son el mejor medio para buscar
el amor a través del candor y las caricias
del ser amado,
que pueden estar muy cerca,
tanto que muchas veces no somos capaces
de sentir la mano que toma la nuestra,
el dedo que nos acaricia
y el labio que nos besa..."

Rafael Sánchez Ortega ©
20/04/17

7 comentarios:

  1. Hoy tus palabras tocan, rozan y hacen reflecionar.
    Coger la mano y brindar la palabra tibia en caricia clara.

    Mi abraz☆🌷

    ResponderEliminar
  2. Lo sentiremos desde el mismo punto y hora en que nos falte.
    Mejor no pensarlo, Rafael.

    ResponderEliminar
  3. Tus letras desean salir en ayuda, resolver el frio del otro el dolor, con la esperanza de recibirlo también, todo corazón poeta.
    Abrazo

    ResponderEliminar