sábado, 29 de abril de 2017

ERA UN LIBRO PERDIDO...


Era un libro perdido y olvidado,
una pieza olvidada en un museo,
eran letras de un viaje comenzado
renovando las lavas del deseo.

Pero el viaje no estaba consumado
y extendía, en la noche, su paseo,
intentando tenerlo terminado
y acabar, de esa forma, su escarceo.

Hoy el libro perdido está presente
y palpita en el día y la mañana,
aportando alegría al inocente.

Porque deja la lava tan cercana,
en la letra que surge intermitente,
que al final su pasión es nota humana.

Rafael Sánchez Ortega ©
25/04/17

22 comentarios:

  1. Muchas gracias por tu comentario ...también yo te deseo felices días de fiesta y celebro tus letras en poesías.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Marina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Un libro por muy olvidado que esté siempre que se haya leído se recordará en la mente.

    Tu poema está presente, aunque ya se haya consumado en la pluma de tu escritura, y mañana seguirá estando presente, porque tus letras siempre dejan huella.

    Un verdadero placer leerte, amigo Rafael, te admiro, esa es la verdad.

    Besos en la tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras María.
      Besos en la noche.

      Eliminar
  3. Menos mal que se ha recuperado ese libro olvidado y las gotas de lluvia volverán a brillar en las azaleas para el bien de la Vida.
    Buen fin de semana, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por esa perfecta definición de estos versos Tecla.
      Un abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar
  4. Entonces ahora es el libro encontrado...

    Besos y buen puente.

    ResponderEliminar
  5. Un libro que aún está en proceso y que quizás nunca termine, el libro de la vida y de los versos que ella nos regala. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ese libro de la vida va con nosotros, como bien dices, Paty.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Somos como libros y a veces nos perdemos en nuestras propias páginas...sí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Terminó la invernación del olvido, qué gusto que finalmente llegará a su destino.

    Feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Beatriz.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  8. me gusta cuando callas y estás siempre distante y tus pocas palabras me llenan de goce

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Benedetti...?
      Un abrazo y gracias Recomenzar.

      Eliminar
  9. Brindo por esos libros que a pesar de los años siguen vivos en nosotros.
    Un abrazo grandote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también elevo mi copa por ellos, Laura.
      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  10. La vida en si misma es a veces como ese libro perdido, pero lo bueno es que siempre
    (o casi siempre), se vuelve a recuperar.
    Gracias por tan limdo soneto.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Un libro perdido es un libro olvidado, que nunca nos dejemos un libro en soledad.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Procuremos que así sea, María del Rosario.
      Un abrazo.

      Eliminar