viernes, 25 de abril de 2014

ESTABA EL SEÑOR ALCALDE...


Estaba el señor alcalde
de un buen pueblo de castilla,
sentadito allí en  su silla,
comiendo pastel de hojalde. (*)

De pronto pensó, y no en balde,
en la historia y la Bastilla,
transformada en pesadilla
sin causa que lo respalde.

Porque dejar a la gente
sin pan y especulación
ya es motivo suficiente.

¡Ay qué triste es la ración
que empacha certeramente
por dineros y ambición!

Rafael Sánchez Ortega ©
14/04/14

(*) Hojalde = Hojaldre, ver RAE.

26 comentarios:

  1. Muy buena reflexión en tu poema, Rafael

    Un abrazo en la madrugada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María.
      Un abrazo también en la madrugada.

      Eliminar
  2. No me gustan mucho los pasteles de hojaldre, más bien en ocasiones horneo pan con pasta de hojaldre con diferentes rellenos, hoy no he sabido qué comentarte, me gusta pero no sé bien hacía donde se dirige, política o no entiendo bien, me ha gustado pasarme por aquí Rafael, como siempre.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un poco satírico este poema y refleja un poco la picaresca y situación social de muchos países.
      Un beso Ame.

      Eliminar
  3. Cosa rara, este poema cuando lo lei, le puse musica en mi cabeza, hice de e una cancion, Ojala pudiera tarareartela!!! antes que se me olvide.
    Me encanta el hojaldre!
    Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hizo sonreír eso de ponerle música a estos versos Natalia, pero suele suceder. (A mí, al menos)
      Un abrazote también para ti.

      Eliminar
  4. SI el pez gordo se come al pequeño
    saludos Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la picaresca que hay en todas partes Marina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. tiste y mas los de arriba se rien , los de abajo aguantando lo que venga

    besitos Rafael, feliz dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso hay que tomarlo con humor, (siempre que se pueda Cora)
      Un abrazo y "besitos".

      Eliminar
  6. Rafael me recuerda a las fábulas de nuestros maestros...
    Precioso, felicidades.
    Feliz fin de semana
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así quiso nacer Carmen, aunque no le llega a la suela de los zapatos a esas fábulas que dices.
      Un abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar
  7. Muy bueno, y muy bien escrito.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Ya lo creo que le llega a las suela de sus zapatos....
    Bss

    ResponderEliminar
  9. Sería sensato que, ensimismado el alcalde en su pastel de hojaldre,recordara La Bastilla.

    Me gusta la indirecta válida para muchos alcaldes golosos.
    Gracioso y reflexivo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trata de llevar ese humor satírico que quizás tanta falta hace.
      Un abrazo Fanny.

      Eliminar
  10. Me gusta este soneto que refleja el trasfondo de la mangancia (permíteme el término pero no encuentro otro mejor, no creo que exista) que ha habido en este país...

    Entre pasteles y tartas anda el juego... y ya se sabe "el que parte y reparte se queda con la mejor parte"...

    ¿Tú crees que "Don Limpio" podrá con tales manchas?

    La sombra de la Bastilla es alargada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A tu pregunta no tengo respuesta Impersonem. En cuanto a lo de la "mangancia", supongo que en todo tiempo ha existido y si tenemos alguna duda busquemos en la historia objetiva y saldremos de dudas.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  11. Rafael es una sátira que nos haces reflexionar con un humor ácido oye muy bien ehhh además con música que tal , te cuento que me encanta el hojalde aunque yo siempre le he dicho hojaldre ya sea salado o dulce ufff muy rico besos y feliz fin de semana desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Bea, yo también digo, (y decimos por aquí), hojaldre, pero he visto que la RAE acepta también "hojalde".
      Un abrazo desde el Cantábrico.

      Eliminar
  12. Sí, alguno debería repasar esa parte de la historia Rafael. No se puede quitar a la gente el derecho a una vida digna.
    Brillante este sonetillo reivindicativo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Joaquín y si no lo hacen los historiadores para eso estamos los "poetas".
      Un abrazo.

      Eliminar