lunes, 28 de abril de 2014

REMINISCENCIAS IV



IV

De momento contengo los sollozos
y trato de evadirme en la montaña
de mi vida,
aunque sé que acabaré cerrando
las pupilas abrasadas por la brisa.

Hay un mundo anterior con unas cumbres.
Es una especie de paréntesis
que marca y delimita el porvenir
y la esperanza.

Porque hubo un tiempo diferente
en que buscaba la silueta definida,
por el día,
y la sombra irreverente,
por la noche,
con la cara de cristal de aquella Ninfa
que guiaba mi destino.

Y en estas cumbres yo me encuentro,
deshojando margaritas,
mientras el reloj sigue su marcha
y otro mundo real, en el que vivo,
trata de reanimarme en sus latidos,
de llevarme a tierra firme
y acercarme hasta la playa,
donde un día se durmieron
tantos sueños infantiles,
acunados por las olas.

Rafael Sánchez Ortega ©
12/04/14

23 comentarios:

  1. las montañas son maravillosas, son escuela que no se olvida nunca


    abrazos y buena semana Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Ely y lo digo por experiencia.
      Un abrazo y feliz semana querida amiga.

      Eliminar
  2. Son agradables Rafael, para no olvidarlas.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Ame, por eso estoy deseando volver a pisarlas.
      Un beso y feliz semana.

      Eliminar
  3. sueños que quedan en el alma, recuerdos de sentimientos bellos ...

    Besitos Rafael, feliz dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nostalgia en una palabra Cora.
      Un abrazo y "besitos"

      Eliminar
  4. Buenos dias escritor...¡que salga el sol! es tan hermoso como el amor.
    Me voy a clase deseandote feliz dia a ti y gracias por deshojar cada dia una margarita .hoy yo saque el siiiiiiiiiii
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Marina y más hoy con este día nublado y con la garúa encima.
      Un abrazo y feliz semana.

      Eliminar
  5. viajè mi tierra cuando hacía excursiones , en Mérida hay cumbres hermosas y lo que siente a veces no se puede describir hermoso y sentido poema amigo feliz día !! unabrazote grande desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada tierra tiene unos recuerdos que nunca se nos puede olvidar Bea, de eso estoy seguro.
      Un abrazo desde el cantábrico.

      Eliminar
  6. ¿Qué le falta a la montaña para ser tan bella como el mar?.Creo que nada. Son bellezas diferentes, pero en ambas se vive y se ama con emoción.
    Deja que las margaritas broten en tu prado; no la deshojes, que así es la margarita.

    Un abrazo, Rafa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay esa gran diferencia entre montaña y mar, pero cada una tiene su encanto y su magia.
      Un abrazo en la noche Fanny.

      Eliminar
  7. Nostálgicas reminiscencias tiene tu poema, en cada verso.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verlo así Rafael.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Leídas las 4 partes tengo un sabor a mar y nostalgia. Y ahora nos vamos a esa montaña donde el viento aún sopla,

    un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Sentidos versos.

    Ojalá llegues a esa playa.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Rafael, me encanta cómo has expresado, que la vida es una rueda de vivencias...Vamos recordando y volviendo a vivir lo ya vivido...Seguimos adelante con el tiempo, pero de nuevo retornamos a la niñez...cuando llega la vejez.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu buen hacer.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es así M. Jesús, la vida es esa serie de vivencias que citas, aunque en tiempo real que luego van quedando en el recuerdo. Lo importante es quedarse con lo mejor y más hermoso de todas ellas.
      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar
  11. Se dice que llegar a la cumbre es llegar a donde se ha querido....Deshojar margaritas en esas cumbres son vivencias en donde no se ha alcanzado todo....Encontrar el balance seria lo ideal.Precioso poema como siempre! Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Idolidia, siempre tan interesante.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Las búsquedas infructuosas son parte de una tristeza que se va quedando pegada en el alma, solo si queremos que así sea y no aprendemos a vivir el día a día.
    Y es que la búsqueda significa espectativa y el no cumplimiento de estas metas, nos puede hacer daño y ser seres nostálgicos que cargamos sueños quebrados en la espalda y en el alma.
    La única búsqueda que siempre resulta y que nunca nos abandona es la propia y una vez que nos encontramos y nos sanamos, todo lo demás llega como por arte de magia.
    Tus versos... ufff me conmueven, me hacen pensar y me llenan de admiración hacia ti y tus letras amigo.

    Besos y espero tengas un fin de semana perfecto, lleno de ti mismo.

    ResponderEliminar