martes, 4 de septiembre de 2012

TE RECUERDO, SOÑADORA SONRIENTE...


Te recuerdo, soñadora sonriente,
con tu cara tan linda y plateada,
tenías el encanto de la luna
que, en la noche, se cuela en la ventana.


Buscabas en las sombras las sirenas
y sus cantos dejados en las playas,
persiguiendo las huellas invisibles
y que el mar ocultaba en la resaca.


Llevabas el cabello recogido
en forma de coleta por tu espalda,
y el vestido de un blanco, como espuma,
semejante a las olas que llegaban.


Tenías la sonrisa seductora
y una voz que me hablaba sin palabras,
tus labios ardientes se entreabrían
desgranando canciones a las almas.


Y recuerdo la noche que menciono,
la música sonando por la plaza,
en las fiestas de un julio enmohecido
al amparo de un cristo y de su estatua.


Hasta allí se remontan mis recuerdos
y te veo en el cuento de las hadas,
mientras tú me mirabas tiernamente
y a la vez, con mis labios, te besaba.


Fue un momento crucial, indescriptible,
en que el cielo detuvo hasta su marcha,
y cantaron los grillos y los búhos
y también, en el campo, las cigarras.

Nos amamos, como aman los amantes,
y cubrimos con velos las distancias,
los problemas que surgen cada día
sin pensar que existía otro mañana.


Fue un error juvenil, lo reconozco,
una dulce ceguera enamorada,
un dejar que, sin más, la fantasía,
hasta el alma, con guiños, conquistara.


Pero no me arrepiento del pecado
ni de amar tu figura deseada,
porque fuimos felices unas horas
y los días siguientes y semanas.


Al final, como en todas las historias,
se terminan los cuentos, y se acaban,
cuando llegan las dudas y reproches
entre lloros y lágrimas amargas.


Es posible que todo finalice
y se acabe la noche con el alba,
y también que culminen los veranos
y al final de los mismos no haya nada.


"...Te recuerdo, princesa de aquel tiempo,
receptora de sueños y plegarias,
a pesar de los años transcurridos
porque fuiste mi amor de madrugada..."


Rafael Sánchez Ortega ©
04/09/12

36 comentarios:

  1. Amor de madrugada ....

    Rafa lo hermoso es que como dice el poema fueron felizes unas horas los días siguientes y semanas :)

    Bello como todos los que escribes ..

    Un abrazo querido Rafa por la noche

    ResponderEliminar
  2. Sí, Patricia, un amor de madrugada en el recuerdo.
    Un abrazo en la noche.

    ResponderEliminar
  3. Los buenos recuerdos son imborrables, si estos se refieren a un feliz amor de madrugada que se demora horas, días y semanas... ¿qué más se puede pedir? Y así tuvo que ser cuando inspira estos versos que parecen estar rozando los labios y sintiendo la brisa en cada palabra.
    Precioso, Rafael.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Sí, Mafalda, todos tenemos recuerdos imborrables guardados en esa cajita de caoba que alguna vez he citado, ¿a que sí?... Sacarlos de vez en cuando no hace daño y más si nos ofrece esa brisa fresca de un tiempo ya pasado, pero grato en la memoria.
    Un abrazo en la noche.

    ResponderEliminar
  5. PRECIOSO!!! sin mas palabras.... para tan solo suspirar una y otra vez....... Saludos... Paty

    ResponderEliminar
  6. Gracias Paty, me alegro te gustaran mis versos.
    Un abrazo en la noche.

    ResponderEliminar
  7. Son amores fugaces Rafael, pero no por eso dejan de ser importantes, por algo el recuerdo los trae a la memoria..., su paso ha dejado en la piel su huella.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Sí, Osvaldo, es tal y como dices, pero marcaron un tiempo en esa pequeña historia que es la nuestra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Un encanto de poema...
    Gracias de corazon Rafael por su comento en mi blog. un Un abrazo y feliz dia..

    ResponderEliminar
  10. Esos primeros amores que nunca se olvidan, nos acompañan durante toda la vida :)

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Gracias luna, es un placer leer tus versos.
    Un abrazo y feliz martes para ti.

    ResponderEliminar
  12. Así es Pilar y los momentos bonitos permanecen para siempre en el recuerdo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Son tus versos como la lluvia fina, acariciadores. Rafael. Esos momentos de la vida de los que hablas, de esos amores en mayúscula que dejan huellas imborrables.

    Un abrazo

    FINA

    ResponderEliminar
  14. Gracias por tu comentario Fina, pero supongo que todos tenemos momentos así guardados celosamente en el corazón.
    Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
  15. Qué ganas de que en el amor nunca hubieran reproches,no? Sin reproches o dudas quizás sabríamos extraerle hasta la última gota a la felicidad sin pensar en nada...pero no somos así, todo lo cuestionamos y muchas veces un gran amor se pierde por esos conflictos en el alma.
    Muy hermoso el recuerdo,Rafael.

    Abrazo grande (y disculpa mis pocas visitas).
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Es verdad lo que dices Maritza, pero creo que es nuestra condición humana, nuestra inquietud de seres sensibles e imperfectos, diría. De todas formas siempre retenemos en el recuerdo, aquellos momentos inolvidables que alimentaron la sonrisa, como si de una caricia se tratara.
    Un abrazo para ti y no te preocupes por tus visitas, a los amigos se les siente siempre cerca, aunque no dejen nada escrito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Qué dulzura destilan tus letras en la evocación de un amor de tiempo y sin medida.Enhorabuena por los adjetivos y los bellos sentimientos plasmados en imágenes inolvidables.Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Los reproches, las exigencias, las posesiones... todo hace que se acabe antes de poder arraigar.

    Pero a veces se recuerda a esa persona, por mucho que el tiempo pase.

    Hermoso poema, Rafael, eres el poeta de la vida.

    Besos

    (Me despido por unos días)

    ResponderEliminar
  19. No hay que arrepentirse de un amor asi. Recuerdos bellos son los que se quedan en tu alma. Besos Rafael

    ResponderEliminar
  20. Gracias por tu visita y comentario, Erato. Seguro que todos tenemos sentimientos parecidos guardados celosamente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Gracias por tu comentario Verónica, siempre aciertas en tus deducciones. En cuanto a lo "del poeta de la vida", creo que hay muchas personas anónimas que escriben mucho mejor y que tienen su alma llena de poesía.
    Que descanses, si es posible, en los próximos días, y te estaremos esperando.
    Besos para ti.

    ResponderEliminar
  22. No Alicia, supongo que nadie debe arrepentirse por un sentimiento así. El pasado, pasado está, si acaso recoger lo bello de aquellos momentos y paladearlo, de vez en cuando, como espectador y sin nostalgia.
    Besos en la tarde.

    ResponderEliminar
  23. Qué dulce melancolía hay en cada verso, Rafael..los recueros de ese amor de juventud siempre prevalecen para enriquecernos la memoria.

    Y también el corazón.

    Bellísimo..

    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Dicen que recordar es volver a vivir, y realmente tu poema revive aquella hermosa sonrisa que describes, desempolvando un recuerdo que trae luz y alegría a tu memoria y a tu pluma.

    Muy bello!

    Abrazos alados, Rafael!

    ResponderEliminar
  25. Los amores de juventud, salen muchas veces de nuestra cajita de los recuerdos. A veces me pregunto porqué, si en el terreno amoroso estamos bien. Quizá sea la mente que ya empieza a declinar.

    Tu poema lo he sentido muy cerca. Gracias.

    Un beso Rafael.

    ResponderEliminar
  26. Lo bello que quedó en los recuerdos es lo que trasmiten tus versos, un poema que enamora.
    Un placer leerte Rafael, abrazos miles.

    ResponderEliminar
  27. Rafael,jamás debemos arrepentirnos de haber amado...
    Un poema lleno de sensibilidad,poeta.
    Mi beso gigante.

    ResponderEliminar
  28. Gracias Mairló, (la chica que comía margaritas), bonito calificativo, y sí, quizás hay algo de melancolía en estos versos porque, como he dicho, todos tenemos recuerdos, bellos recuerdos almacenados, y de vez en cuando los sacamos a la luz con un suspiro.
    Un beso en la noche.

    ResponderEliminar
  29. Pienso igual Diana, recordar es "revivir", aunque sea parcialmente y aquellas escenas que dejaron huella y el sabor agridulce de unos días.
    Abrazos para ti en la noche.

    ResponderEliminar
  30. Sí, Teresa, como tú señalas, muchas veces esos sentimientos se escapan de la cajita de los recuerdos, y no, no es que la mente empiece a declinar, es nuestro corazón que ansía volver a esa infancia añorada, ¿no crees?
    Un beso en la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá, pero que no se entere mi marido jajaja.

      Besos.

      Eliminar
  31. Gracias Cristina, me alegra te gusten estos versos. Eres muy generosa con tu comentario.
    Abrazos para ti en la noche.

    ResponderEliminar
  32. Por supuesto que no, Morgana, nadie debe arrepentirse de haber amado, aunque la vida dé mil vueltas, porque aquel sentimiento fue único e irrepetible y formó parte de tu propia vida, para bien ó para mal.
    Un beso en la noche.

    ResponderEliminar
  33. que bonitos son tus recuerdos y que bonito que un hombre sienta estas cosas y las exprese tan bien.
    Muchas gracias por tu comentario en mi blog, esta noche ando un poco tontorrona.

    BESICOS.

    ResponderEliminar
  34. Seguramente que esto lo sienten muchas personas Ana, porque creo que todos hemos pasado esa etapa y tenemos esos recuerdos guardados celosamente.
    Un beso en la noche.

    ResponderEliminar