miércoles, 25 de febrero de 2015

EN EL TREN DE LOS SUEÑOS...


En el tren de los sueños
yo perdí la razón,
y también la sonrisa,
hacia un mundo mejor.

En sus viejos vagones,
con hollín y carbón,
se apagaron los leños
de aquel fuego traidor.

Esa llama brillante
que el nordeste fundió,
y quedaron sus brasas
suplicando un adiós.

Una eterna plegaria
y el tic-tac de un reloj,
una iglesia vacía
sin candor ni oración.

En el tren de los sueños
yo te vi, dulce amor,
con tu cara tan linda
disfrutando del sol.

Fue una tierna mirada
y una gran sensación,
yo buscaba tus ojos
tú soñabas por dos.

En tu barca de seda
perseguías a dios,
sin velamen ni remos
y también sin timón.

Perseguías un mundo
de distinto color,
donde vida y semilla
fueran frutos de unión.


"...En el tren de los sueños
se avivó mi candor,
al mirarte y besarte
con ardiente pasión..."

Rafael Sánchez Ortega ©
20/02/15

26 comentarios:

  1. Maravillosa pasion que mueve tus lineas
    Abrazos desde un dia raro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Natalia y que ese día "raro" lo sepas llevar bien.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. ...¡que no se apaguen los besos!son la raiz del amor
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Marina, que no se apaguen los besos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me quedo enganchada en tus poemas. Me gustan todos. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mariana, me alegro de que así sea y de que te puedan aportar algo positivo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Preciosísimo viaje en ese tren :)

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
  5. Hay trenes tras los que se debe correr para no perder la oportunidad de sentir. Una vez en él, cerrar los ojos y dejarse llevar...

    Un abrazo Rafael, gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Athenea, así debería de ser.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  6. el tren de los sueños sabemos cuando comienza pero no cuando termina, su vía es un camino siempre vigente en nuestra alma. Gran tema amigo, y como siempre, tus bellos versos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que de verdad, si supiéramos cuando termina, entonces no tendría tanta belleza Paty.
      Un abrazo y feliz jueves.

      Eliminar
  7. En ese tren a veces se gana y otras se pierde.

    Saludos, Rafael

    ResponderEliminar
  8. Tuviste la suerte de subirte a ese tren de los sueños...
    Preciosos versos

    Un abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos tenemos la suerte y la oportunidad de poder subir, en algún momento, a ese tren Sneyder.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Rafael, preciosa metáfora ese tren de los sueños, donde todos vamos subidos y en él que a veces ganamos y otras perdemos...Tu paisaje es vivo, apasionado y estimulante, porque siempre nos muestras los colores del sentimiento, que nos impulsan y nos llenan de fuerza...Que ese tren de los sueños nunca acabe su viaje y podamos seguir disfrutando de tus poemas y tus sentires, amigo.
    Mi felicitación y mi abrazo madrileño, poeta.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras M. Jesús. Espero que ese viaje en el tren de los sueños siga vivo y latente a todos los que nos rodean.
      Un abrazo desde cantabria.

      Eliminar
  10. Cada vez que se habla de manera bonita sobre trenes me imagino los antiguos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás todos pensamos en aquellos bonitos trenes Astrid.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Yo me perdí en ese tren y esa sensación quedo eterna en mi piel y si soñando a solas por los dos uuff querido amigo no solo le he disfrutado sino que además lo he sentido , precioso , un abrazo grande desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar