sábado, 18 de febrero de 2017

AUNQUE NO TE LO CREAS...


Aunque no te lo creas
he sentido tu aliento,
el calor de tu mano,
la pasión de tus dedos.

Era un día cualquiera
y miraba a lo lejos,
recordando los días
que de prisa se fueron.

Una plaza sin nombre
y la fuente del pueblo,
las palomas buscando
sus migajas del suelo.

Y pasamos nosotros
caminando en silencio,
nuestras manos unidas
y los pechos ardiendo.

Fue la flor de la vida,
el hechizo y el cuento,
dos suspiros unidos
precisando unos besos.

Y buscamos un árbol,
era un roble, recuerdo,
y grabamos dos nombres
en su tallo perfecto.

Ahora llega el otoño
y también el invierno,
con el roble bendito
bajo el frío y el hielo.

Así pasa la vida
y así quedan los sueños,
bajo el árbol y el bosque
del jardín de los cielos.

"...Aunque no te lo creas
yo te sigo queriendo,
a pesar de los años
porque vas en mi pecho..."

Rafael Sánchez Ortega ©
17/02/17

10 comentarios:

  1. Mientras esté vivo el recuerdo, el tiempo no pasa en el corazón, aunque pase la vida, amigo...El sentimiento es eterno y nos ayuda a vivir y a elevarnos.
    Mi abrazo y feliz noche, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón María Jesús.
      Un abrazo y feliz noche.

      Eliminar
  2. El amor del bueno es así de imperdible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Amor del bueno, amor que se lleva por dentro.
    Un abrazo cariñoso amigo.

    ResponderEliminar
  4. El amor se queda atrapado en los recuerdos para así poder renacer una y otra vez.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
  5. Y si esa flor si ese roble hablara ese aliento quedo en la esencia de tus verso llenos de amor precioso !!, un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar