viernes, 25 de julio de 2014

AQUELLA TARDE TRISTE...


Aquella tarde triste
la llevo en el recuerdo,
prendida en alfileres
que ondean en mis sueños.

Quedaron las palabras
colgadas del espejo
precisas y crueles
carentes de tus besos.

Ay besos calcinados,
celosos y con miedo,
temblando como niños
carentes de paseo.

Carentes de mil cosas
de risas y de versos,
quizás amordazados
por labios incruentos.

Por labios que suspiran
y ocultan los "te quiero",
los muerden y murmuran
y ocultan en su pecho.

Aquella tarde triste
temblaron sí, mis dedos,
temblaron mis rodillas
y casi toqué el suelo.

Lloraron las estrellas
sus lágrimas de invierno,
rasgando las entrañas
de un nuevo firmamento.

Quedaron mis pupilas
absortas y no viendo,
mojadas por la lluvia
traída por el viento.

El aire de tus labios,
la brisa que deseo,
pasión irreverente,
en busca de mis besos.

¡Ay besos que suspiran
un tanto soñolientos,
en busca de otros labios
que vienen a tu puerto...!

Rafael Sánchez Ortega ©
17/07/14

16 comentarios:

  1. La decisión del primer beso es la más crucial en cualquier historia de amor, ya que contiene dentro de sí la rendición, porque como dijo Neruda “En un beso, sabrás todo lo que he callado”
    Cariños….

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Oriana.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Un placer tus romanticos versos....gracias Rafael por la belleza de la poesia.
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus letras Marina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Rafael !!! uuuffff son besos guardados y escondidos que añoran ser besados y correspondidos y una tarde gris se escapan clamando ¡estoy aqui! ven lléname de tu amor con esos labios uuuufff y mas te quedó precioso con esamelodía y un contenido profundo entre la nostalgia y dulzura preciso feliz día un abrazo grande para ti desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Bea.
      Un abrazo desde el cantábrico.

      Eliminar
  4. La vida está hecha de momentos alegres pero también de momentos tristes, de otra forma creo que sería insoportable.
    Al menos este momento triste ha dejado unas versos sentidos y bellos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el Debe y el Haber de la vida o el blanco y negro, según se mire Joaquín. Y sí, son precisamente estos momentos los que dejan e inspiran muchas veces.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. cuanta nostalgia derramada Rafael
    abrazos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Ely, eso parece.
      Abrazo y feliz fin de semana también para ti.

      Eliminar
  6. Rafa, bello poema, como siempre, Estoy de acuerdo con Joaquín: los momentos nostálgicos o tristes, producen buenos versos; será que somos unos sentimentales y empatizamos con quien tiene mal de amores.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible que así sea Fanny.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Ay esas tardes en el recuerdo...cuando vuelven...

    Me ha encantado "Lloraron las estrellas
    sus lágrimas de invierno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Carmen, cuando vuelven causan estos efectos.
      Un abrazo.

      Eliminar