domingo, 13 de julio de 2014

YA SÉ...


Ya sé que puede parecer que los poetas
son como todo el mundo
y que sus deseos son los mismos que todas
las personas desean,
pero hay algo diferente en su forma de ser,
en su mirada y en su manera de sentir
y eso no sé si es bueno o malo
y es que, en mi caso,
quizás como ese poeta que puedo ser
y llevar en el alma,
me gusta soñar cada instante del día
y tratar de hacerlo realidad.

Lo bueno y lo malo de mis sueños es, que en ellos,
estás tú, desde hace tiempo,
y por eso es inevitable que cuando sueñe
vengas conmigo y vueles si yo vuelo,
que navegues por el mar si voy en mi velero
o que contemples la distancia desde una cumbre
si yo estoy allí, mirando al infinito.

Por eso, cuando te hablo,
con esa voz semiapagada de las tardes soñolientas,
y en las noches, entre el humo del cigarro
que se apaga,
yo te digo lo que me gustaría hacer y no hacer
cuando estemos juntos,
y trato de envolverte en esa "magia"
que desearía nos cubriera entonces,
para ser nosotros mismos,
esos niños que en el fondo del alma
están y existen en ella,
esperando quizás poder salir a la luz.

Y es entonces cuando te hablo de escribir
y compartir un poema
y un relato entre los dos,
pero no lo hago para emular ni recordar
viejas historias de mi vida,
sino para crear y tejer un sueño contigo,
una nueva vivencia, una gestación inédita
que sepamos concebir, procrear y dar forma
y hacerlo realidad.

De la misma manera te hablo de que me gustaría
que leyeras mis poemas
para escuchar tu voz infantil
y llena de ternura
y que los sintieras profundamente,
para darlos vida y forma, a tu manera,
aunque ya sé que es así y que lo haces
en tu interior,
pero me gustaría verlos cobrar vida en tus labios
para poder ir robando letra a letra, de los mismos,
las cerezas y fresas compartidas
y, con ellas, confeccionar nuevos versos
que conseguirán estremecerme mientras te escucho
y te contemplo,
desnuda, en cuerpo y alma, sobre una nube de cristal,
en nuestros sueños.

Es entonces cuando una sacudida recorrerá mi cuerpo
y una voz me dice y me pide que la luz
llegue hasta lo oscuro del alma
y que me ciegue,
para que extienda las manos
y busque entre las sombras tu imagen
y tu cuerpo,
para que palpe y sienta el calor de tu piel
entre ellas,
el escalofrío sutil de tus senos,
y el suspiro silente que sale de tus labios,
y cuando esto suceda note el abrazo envolvente
de esa luz, con tu amor,
que penetre por mis venas.

Rafael Sánchez Ortega ©
02/07/14

22 comentarios:

  1. Los poetas somos diferentes!!! jajajaja Mas apasionados...mas sensuales...mas amorosos.....mas soñadores...mas...mas....mas....de todo! No dije mejores...dije diferentes! jaja Saludos Rafael...Linda noche!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonrío Idolidia y sí, quizás si somos un tanto diferentes, pero no se nos nota mucho, ¿verdad?
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  2. ¡¡¡ Qué maravilla !!! ,preciosos versos,yo,mujer enamorada ,he sentido temblar mi cuerpo de emoción.
    Gracias Rafael por estos n¡maravillosos poemas que nos regalas ,esto se vive.
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Marina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Precioso ese compartir poesía y oir los versos en la voz de la amada...Un sueño, que se hará realidad, porque todo lo que se desea de corazón, se consigue, amigo...Mi felicitación y mi abrazo grande por tu buen hacer, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Jesús y esperaremos se cumplan tus palabras.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  4. Un sueño maravilloso... Poético, elevado, lleno de amor!!! Quizás los poetas soñamos en forma más romántica que los demás, quizás... pero lo que es innegable es que nos atrevemos a expresar lo que soñamos, y lo colocamos en versos que permanecen por siempre.
    Un cariñoso saludo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Pâty, es posible que así sea.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
  5. Inevitablemente los sueños del poeta son el oxigeno y la sangre que bombea el corazón... Soñar es estar vivo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Bellísimo... Es bueno ser poeta, porque del amor hacen algo hermoso, como lo que tú cuentas.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Sakkarah.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Rafael amigo no sé si es que estoy muy sensible o a veces no veo uz pero déjame decirte que tus letras me hicieron escalofrio pero en el alma !!!! precioso y profundo y uufff intenso ehhh, un abrazo fuerte desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Bea.
      Un abrazo desde el cantábrico.

      Eliminar
  8. los y las poetas sin la Musa o Muso
    a la deriva quedan

    abrazos Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele pasar eso Ely.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  9. Los poetas son como todo el mundo, la diferencia es que algunos solo prefieren soñar…
    Muy bonito!!!
    Cariños…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible que así sea Oriana.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Y quien le dice no a un poeta!!!!!....De una pasta distinta,cercanos,intuitivos,acertados....Románticos y desesperados...Me quedo un ratico repasando el resto de tus maravillosos trabajos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario América.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  11. Qué bonito... construir terreno para los sueños. Debes proponérselo, amigo, quien sabe...
    Un abrazo en la recién mañana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Mayde, pero los sueños la mayor parte de las veces se quedan en los sueños, y tú también lo sabes, ¿verdad?
      Un abrazo en la mañana.

      Eliminar