sábado, 5 de julio de 2014

PENSÉ QUE TE PERDÍA...


Pensé que te perdía, aquella noche,
por culpa del alcohol y la bebida,
marchabas de mi lado, sin remedio,
a un mundo de ilusión y fantasía.

Recuerdo las oscuras telarañas
y el beso tan cruel, con la sonrisa,
que apenas me llegaba, tan lejano,
cual soplo envenenado de la vida.

Fue un trago muy cruel, lo reconozco,
y el mismo quedó envuelto en la neblina,
de un tiempo juvenil, tal vez ausente,
y encanto sugerente de la brisa.

Las olas que llegaban a la playa,
la arena tan dorada y tan bonita,
el cielo verde azul, tras esos mares,
con nubes de tendencia blanquecina.

Descanso de los dioses, sin saberlo,
absortos y aburridos en su villa,
ajenos a problemas de los hombres
y amores de presencias infinitas.

Por eso se sacaron de la manga
auténticas historias, día a día,
que hablaban de leyendas y dragones
raptando a las doncellas y a las niñas.

Y yo las releía sin descanso
tratando de encontrar las margaritas,
aquellas que citaban los poetas
y luego las plasmaban en sus rimas.

Por eso se encendieron las entrañas
la noche en que, creí verte perdida,
marchando con tus pasos lentamente
muy lejos, en la playa y por su orilla.

Tembló mi corazón por un instante,
y todo se nubló tras las cortinas,
mis ojos sollozaron débilmente
y luego recobraron la alegría.

Rafael Sánchez Ortega ©
21/06/14

20 comentarios:

  1. muy bonitos tus versos ,son como hermosos cuentos de hadas.
    un gran abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por esa definición a mis letras Marina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me alegro¡¡, me gustan los finales felices¡
    Un beso¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Amapola, esta vez salió así.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Una cosa es perder y otra pensar que se pierde. Si sólo se piensa en ello, aún hay esperanza de esmerarse...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. A veces nos vemos perdidos ante ese instante... Es duro ver partir el amor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Seguro que no la perderás Rafa , solo la creíste perdida...
    "esa noche en que creíste verla perdida,
    marchando con sus pasos lentamente,
    muy lejos en la playa, y por su orilla."
    ¡Que bella imagen! no podía ser más hermosa.
    Luego, recobraste la alegría.

    Besos Rafa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por recordar esa imagenn Lore.
      Besos en la noche.

      Eliminar
  6. Yo también he leído sin cesar esas historias y hoy he vuelto a reencontrarlas en tus rimas. Caminando lentamente por tu orilla.
    Un gusto leerte, Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que así sea Susana.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Cuando uno cree que todo está perdido y al final se recupera la comunicación, es una doble alegría, con su moraleja silenciosa, que merece tenerse en cuenta.

    Un abrazo, Rafa.

    ResponderEliminar
  8. Hola Rafael: Bellas palabras románticas y un final precioso, late el corazón cuando uno encuentra algo perdido. Hermosa y adecuada la imagen que acompaña a tus letras. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Mercedes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Qué alivio,verdad?
    Muy bonitas las imágenes.

    Bss

    ResponderEliminar
  10. Cuando creemos estar en esa oscuridad de la pérdida, de pronto se enciende una luz...y surge el encuentro como un milagro, que vuelve y despierta de nuevo...Muy bello y sugerente, Rafael.
    Mi felicitación y mi abrazo, amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces sucede tal y como dices M.Jesús.
      Un abrazo.

      Eliminar