miércoles, 30 de marzo de 2016

¿DE QUÉ ESCRIBIR...?


¿De qué escribir?, me digo en esta noche,
mientras pienso en las calles de Granada,
allí tomé la paz y la energía
y hasta soñé con una rosa blanca.

Pero el sueño, bonito, de septiembre,
se me quedó prendido de sus ramas,
jardines con estanques muy preciosos,
instantes con los dioses en la Alhambra.

Por eso me resisto a revivirlo,
prefiero que se quede en lontananza,
los sueños tan hermosos y las fuentes
prendidas de unos versos en el alma.

Las rosas eran versos instintivos,
remansos de poemas con sus alas,
pequeñas mariposas de colores
surgiendo con las rimas de sus aguas.

¿De qué escribir?, te digo en este instante,
a ti, mi mar, que llegas a la playa,
dejando esos susurros silenciosos
mezclados con salitre de las algas.

Es fácil relatar sobre sirenas,
hablar de marineros y sus barcas,
de fieros temporales y horizontes,
y luego de tabernas y posadas.

Pero lector, yo quiero enamorarte,
llegar con mi poema a tus entrañas,
entonces te hablaré de los poetas
y el mundo en que se forman las palabras.

En él encontrarás la fantasía,
los globos de ilusión de aquella infancia,
los mismos que dormitan en tus sueños
y, a veces, los añoras con nostalgia.

"...¿De qué escribir?, me digo y te repito,
cuando vivir es ya su mejor página;
dejemos que los dedos soñolientos,
nos cubran con sus letras deseadas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
23/03/16

24 comentarios:

  1. Deja que la página de tu alma siga escribiendo versos que enamoras a las almas eres genial , muy dulces estos versos pos yo a veces me hago esa pregunta en el medio de mis sueños imposibles uuffff , precioso un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Bea.
      Un abrazo desde el cantábrico.

      Eliminar
  2. eres magia muchacho
    magia de letras

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Me alegro de que así sea, Carmen.
      Besos.

      Eliminar
  4. Anímate con Granada, el sábado paseando por sus calles noté que me abrazaba y ahora desde el norte mis ojos la extrañan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que su magia nos engancha, Xan Do Río.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Gran afirmación en el vivir, que es más de lo que pensamos y valoramos, más incluso de lo que sentimos...va más allá de los poemas, de los sueños y los recuerdos lejanos que formaron parte de nuestra existencia.
    Es hermoso que nos recuerdes a través de tu hermoso poema de lo mucho que se puede hablar en esta vida y de lo mucho que significa vivir.
    Gracias por ello, poeta.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Marinel y agradezco tus palabras.
      Un abrazo en la tarde querida amiga.

      Eliminar
  6. Bendita memoria que nos permite recordar todo lo vivido y sentido. En este caso Granada, sus fuentes y sus rosas...Ella te esperaba, como te espera tu mar, tus calles y toda la naturaleza para seguir inspirándote, Rafael.
    Mi abrazo y mi cariño por tu buen hacer.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y comentario, María Jesús.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Con tan solo una sílaba nos llegas al alma, no hace falta que te esfuerces porque tu corazón de Poeta habla solo.

    Un beso de seda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María.
      Un "beso de seda", también para ti.

      Eliminar
  8. ¿ Escribir..,? de tantas cosas, amigo mío. Es, en ocasiones, nuestro pensamiento el que va mas deprisa que nuestra propia mano sobre ese papel en blanco.
    Bello poema
    Un abrazo
    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que dices, Final.
      Gracias por tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Letras deseadas y bellas como las que expresa tu corazòn.

    ResponderEliminar
  10. Hermoso

    ¿y pensabas en que escribir?

    quién escribe es tu alma¡

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verlo así, María.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. En esos momentos las letras nacen solas.
    Bonitas letras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hay tanto de qué hablar, amigo mío,
    pero es triste pensar que pocos saben,
    cómo hallar en su sed tanta belleza,
    sin oír su latir, no oyen su clave.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué razón tienes y dejas en tus palabras, Elisa...!
      Un abrazo.

      Eliminar