domingo, 6 de marzo de 2016

MIRO AL PÉNDULO...


Miro al péndulo del reloj que, en el pasillo,
va avanzando lentamente y desgrana
los segundos.

Sigo atento, a su tic-tac, tan juguetón,
y cuya música susurra en el silencio
de la tarde.

Hace un dúo, sin dudar, con el sonido
de la brisa del nordeste que penetra
en la ventana.

Aquí estoy, en esta tarde, contemplando
la fachada de tu casa y la ventana, sugerente,
donde muestras tu figura.

Pero hoy no estás y yo lo sé, aunque te busco
tras esas piedras revocadas de nostalgia
porque añoro tu presencia.

Una tierna golondrina se detiene en el alero
y contemplo su hermosura mientras sueño.
Hay instantes que perviven, y no mueren,
y que siguen floreciendo en las entrañas.
Hay rescoldos de otros fuegos y fogones
con las llamas crepitando y ofreciendo
sus lamentos.

Es el fuego y el amor que se producen
en la hoguera de las almas convirtiendo
la pasión en un incendio inenarrable.

De momento estoy despierto y voy siguiendo
el recorrido de esa aguja, del reloj,
en su camino hacia la nada.

Hay palabras que no dicen y que guardan sus secretos,
hay sonidos revoltosos de rincones y de niños,
hay pequeñas mariposas en sonrisas encubiertas,
hay cometas infantiles en los hombres ya maduros,
hay aromas de personas y de lechos,
hay preciosas margaritas que reflejan las pupilas,
hay castillos en el aire con un halo de cristal
y transparencia
y hay suspiros del que dicta estas palabras,
del que toma entre sus manos el cuaderno,
del que escucha en esta tarde al reloj
con ese péndulo, insensible,
que no para y continúa su camino
a no sé dónde...

...Y al final es un pasillo en una casa.
Son recuerdos personales que uno tiene,
sensaciones de un pasado,
pesadillas que te acosan y te abrazan
mientras sientes a la vida, y su tic-tac,
en ese lento deslizarse por el tiempo,
descontando los segundos de ese viaje al infinito.

Rafael Sánchez Ortega ©
28/02/16

24 comentarios:

  1. Aquí solo los ruidos de niños revoltosos me interrumpen mientras leo, y parece que te veo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que siga esa hermosa melodía Beatriz.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hay palabras que se guardan en secretos, y otras que se dicen, todas, las pronunciadas o no, son lenguajes sentidos.

    Un beso de seda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, María, tienes razón.
      Un "beso de seda", también para ti.

      Eliminar
  3. Ojalá que regrese. Pronto. Porque eso de esperar, duele.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo reflejas bien en tus versos, Alicia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Un ritmo acompasado mueve tus palabras creando una melodía fantástica, Rafael.
    Da gloria leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRacias Tecla, me alegra de que te gusten mis letras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hay palabras que no dicen...pero hablan...
    Unos versos tristes para el niño y el hombre...
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay días y días, Marina, y bien lo sabes.
      Besos.

      Eliminar
  6. Rafael...aquí he venido DE NUEVO a leer estos tristes pero maravillosos versos que tu pluma o corazón nos deja leer para enterarnos de la tristeza de este poema.
    GRACIAS AMIGO UN BESO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Marina.
      Un abrazo y que pases un feliz domingo.

      Eliminar
    2. Llegan algunas veces esas tardes de nostalgia, en las que el péndulo y su sonido, invade nuestro pensamiento más que los propios recuerdos. Nos ocurre a todos, amigo.

      ¡Ánimo Rafael! Te envío un abrazo.

      Eliminar
    3. Tienes razón Juan, seguro que es fruto del tiempo y del invierno.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. El sonido del reloj nos recuerda al paso de la vida y en ella vamos dejando y recogiendo palabras, hechos... Versas y leo con placer su lento caminar, Rafael.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Auroratris, me alegro de que te gusten estas letras.
      Un abrazo y feliz comienzo de semana.

      Eliminar
  8. Precioso y sentido texto es verdad de los suspiros se dictan palabra sy muy dulce ademas uuff Poeta , querido amigo precioso trabajo, un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Bea.
      Un abrazo y feliz comienzo de semana.

      Eliminar
  9. Al final me quedo con los recuerdos que al pasar tiempo se pueden convertir en deseos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. ese tic tac a veces pesa otras eleva ...

    un abrazo y buenas noches

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, María, así es.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  11. El reloj a veces se alía con el viento, con la lluvia y con la nostalgia, que también lleva su ritmo y nos mueve el alma...Bendita memoria, que nos permite vivir de nuevo lo vivido y darle nuevos matices.
    Mi abrazo y mi cariño.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, María Jesús, coincido contigo.
      Un abrazo y gracias por tus palabras.

      Eliminar