jueves, 24 de marzo de 2016

ME PEDÍAS UN POEMA...


Me pedías un poema
para ti, para tus labios,
para hacer encantadora
la sonrisa y el regalo.

Ese cuerpo bien curtido,
tan moreno y deseado,
que temblaba por los hombros
y llegaba hasta los brazos.

En un pecho jadeante
que buscaba, suspirando,
la caricia de los dioses
y ese roce de mis manos.

Así estabas y recuerdo,
recogiendo en tu regazo,
las hermosas campanillas
de aquel día del verano.

Me pedías un poema
y no sé como explicarlo,
fue un instantes, dulcemente,
un suspiro inusitado.

Y mis dedos emprendieron
la tarea sin descanso,
escribiendo rima a rima
aquel néctar tan sagrado.

Un poema con sus versos,
una entrega con mil lazos,
conteniendo las caricias
y los versos deseados.

Fueron tiernas carantoñas
ante un ruego y un halago,
tú querías un poema
yo un motivo para darlo.

"...Me pedías un poema
y escribí, por separado,
unos versos a tus ojos
y unas rimas a quien amo..."

Rafael Sánchez Ortega ©
17/03/16

22 comentarios:

  1. De tener que pedirte un poema, yo no te pediría uno, te pediría docenas de ellos, amigo Rafael.

    Un placer siempre leerte.

    Un beso de seda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería un verdadero placer, María.
      Gracias por tus palabras.
      Un "beso de seda" también para ti.

      Eliminar
  2. Al escribir con amor en el alma, todo fluye natural, sin frenos... Hermosos versos amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Paty.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Creo que quien te pidió ese poema se sentirá más que complacida con tan bellas rimas.
    Tan hermoso como siempre,poeta.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A todos nos piden unas letras, Marinel, bien directa o indirectamente, ¿no crees?
      Besos en la tarde.

      Eliminar
  4. Siempre gran belleza en tus versos
    feliz día Rafael
    abrazos

    ResponderEliminar
  5. yo te dejé comentario no estoy segura si entró ...mi nombre si pero el resto no entraba ...bueno bellos versos,
    marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves que sí entró, Marina.
      Otro abrazo.

      Eliminar
  6. Maravilloso, Rafael. Escribir poemas a unos ojos, tatuar los versos eternizando la rima a un amor venerado. Es una delicia tu sentir.

    Mil besitos, para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por versos así, Auroratris.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  7. Bello regalo, unas rimas que nacen del corazón...
    Este es un poema con especial dulzura.
    Besazos Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra de que te guste, Paula.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Bordas siempre tus poemas con una deliciosa ternura , apasionado y dulce amor el tuyo Rafael.
    Seguro que te pidió sin mediar ni una palabra

    un abrazo y feliz noche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por esa percepción que te llega a través de mis versos, María. (Simplemente sonrío...)
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  9. Poder regalar un poema es el deseo del Poeta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. uuuff versos dulces y apasionados que plasmaba desde las entrañas, dibujando su alma dibujando su cuerpo, mi querido amigo siempre lo digo escribes bello , un abrazote desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por esas palabras tuyas que tanto aprecio, Bea.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar