lunes, 14 de marzo de 2016

YO TE CONTESTO...



Yo te contesto, siempre te contesto,
y el corazón me pide que te olvide,
pero algo, en mi interior, es quien decide
y acudo, a mi pesar, aunque protesto.

No entiendo la razón de tu secreto,
tampoco este latir que me divide,
espero que tu voz no me descuide
y llegue hasta tu lado con lo puesto.

Quisiera compensarte tiernamente,
dejarte ensimismada por un rato
y ser el prisionero de tu mente.

¡Lo sé, lo sé!, locura y arrebato
producen los delirios del ausente
que busca el sueño vil del insensato.

Rafael Sánchez Ortega ©
07/03/16

28 comentarios:

  1. Lo que el alma grita no se debe de acallar nunca , se nos ahogaría el alma

    abrazos ¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso igual, María, pero hay veces y momentos...
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. A veces hay cosas que no se logran entender.

    Un beso de seda.

    ResponderEliminar
  3. uuff que Soneto tan profundo pareciera que alñguien me contestara la verdad que a veces es dura a veces uufff solo deseo compensar al mar que alguna manera me aguanta y me escucha y también sabe mi secreto precioso!! un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces susúrrale a ese mar todo lo que guardas, Bea, él te escuchará.
      Un abrazo y feliz semana.

      Eliminar
  4. Buenos días ...los sonetos son cortos pero con gran belleza...
    feliz día de lunes
    abrazzos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Marina, gracias por tus palabras.
      Un abrazo y feliz semana.

      Eliminar
  5. La vida es delirante en sí misma y nos lleva a no querer y sin embargo, el corazón nos gobierna. Contra los latidos nada puede hacerse, ni tan siquiera no contestar su llamada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Un bello soneto, donde la mente y el corazón se debaten ante el sentimiento y la cercanía de la persona amada...La generosidad nos empuja a seguir adelante, aunque a veces nuestra dignidad nos pida silencio...Mi felicitación y mi abrazo grande, Rafael.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver esas "resacas" del corazón, en este soneto, María Jesús.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. No encuentro palabras para describir esta bella poesía.
    "El corazón tiene razones que la razón no entiende".
    Yo con mi tremenda impulsividad, en estos casos de los amores, ni me acuerdo que tengo cerebro. Así de simple. El corazón como siempre, es quien decide.
    Por lo tanto, no puedo ser objetiva en mi opinión, ni quiero además :)

    Un beso querido poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El corazón, en un tiempo, es casi siempre quien decide, Daphnelaluna.
      Un beso en la tarde querida amiga.

      Eliminar
  8. Un soneto maravilloso lleno de sentimientos y lirismo, lo que habita en el alma no se puede esconder, porque brilla con luz propia.

    Un saludo.
    Ángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Ángeles.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. Un señor soneto, Rafael.
    Felicidades!!!

    Abrazo

    ResponderEliminar
  10. Excelente este soneto de amor,al parecer, poco menos que imposible.En lo difícil surge la poesía con más pasión si cabe.

    Abrazos Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Joaquín, es como bien dices.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. El amor es insentato,no entiende de Razones,sólo de Corazón...

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado este soneto...mi felicitación.
    Feliz noche Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Carmen.
      Un abrazo y feliz noche también para ti.

      Eliminar
  13. Bella contestación que seguramente la a oído.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. A veces en olvido es misión esquiva, a veces olvidando logramos que todo nos recuerde que esa sensación está viva

    Mi abrazo

    ResponderEliminar