miércoles, 9 de marzo de 2016

EN MEDIO DE LA VIDA Y DE LOS SUEÑOS...


En medio de la vida y de los sueños
mostraba una sonrisa encantadora,
un trozo de canción, en la mañana,
brotaba sutilmente por su boca.

Los ojos se cerraban con su canto,
vagaban por regiones muy remotas,
subían por montañas a sus cumbres,
bajaban por cañadas peligrosas.

El pájaro cantor, que se escuchaba,
rompía los silencios con sus notas,
hacía con las nubes maravillas,
secando la humedad de tantas cosas.

Algunos corazones muy sensibles
también se desgranaban gota a gota,
sacando sus neblinas de las almas
de modo que pudieran ser preciosas.

En medio de la vida y de los sueños,
mi mano se encontró que estaba sola,
y entonces, por virtud de un bello canto,
sintió la cercanía de tu boca.

Tu mano apareció de la penumbra,
tus dedos se acercaron a mi ropa,
tus ojos me miraron fijamente
y entonces te sentí, junto a las olas.

Estabas corazón tan concentrado,
altivo en tu quehacer, sobre la roca,
ajeno a los vaivenes de la sangre
buscando el norte fiel, de tu derrota.

Tenías el latido acelerado,
marcando ese tic-tac que dan las horas,
segundos que se pasan lentamente
y son, cual florecillas, tan hermosas...

"...En medio de la vida y de los sueños
mi mente y la razón se volvió loca,
tenía que entregarte mil caricias
y en ellas este beso con mi rosa..."

Rafael Sánchez Ortega ©
02/03/16

22 comentarios:

  1. Bellisimo! No se por que me recordo un poema de mi compatriota Andres ELoy Blanco que se llama EL Dulce Mal. No porque se parezcan sino por la sensacion de rendirse ante la persona amada.
    Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y tus palabras, Natalia.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  2. Es el corazón, creo yo, el director de los sueños, el que con su batuta impalpable pero sonora, nos lleva a sentir su cercanía tan real que nos provoca felicidad y entusiasmo.
    Y eso es maravilloso, ¿verdad?
    Un gusto pasar por aquí siempre.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, tal y como dices, Marinel.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
  3. Ese lugar,entre la vida y los sueños,quién no quisiera estar ahí?

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Mil caricias que se deslizan por la piel y ese beso indeleble en el alma embriagando los sentidos.

    Un beso de seda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María.
      Un "beso de seda", también para ti.

      Eliminar
  5. Letras que hablan de amor y cercanía.
    Preciosos versos una vez más.

    Que tengas un feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Efe.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Gracias Rafael por los versos ...hay veces que hasta el reloj miente ...y la vida sigue.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. De verdad que no sé cómo expresar la belleza de tus versos, me quedé prendada de ellos y los releí varias veces para llenarme de su hermosura.
    Eres sublime Rafael

    Un beso y mi cariño

    (La fotografía es preciosa también)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gusten estos versos y la imagen, Deeray.
      Un beso en la tarde.

      Eliminar
  8. Sabes hilar bellos versos Rafael que van marcando latidos en medio de la vida y los sueños…
    Me han encantado tus versos.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra de que te gusten, Sneyder.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  9. Una preciosidad de versos.
    En medio de la vida y los sueños al son de nuestro corazón.
    Feliz noche Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen.
      Un abrazo y feliz noche.

      Eliminar
  10. Cuando menos lo esperamos, el corazón se ve frente al amor, a pesar de sentirse abandonado por la suerte y el destino.
    Bravo amigo.

    ResponderEliminar