martes, 1 de marzo de 2016

UN DÍA DESPERTÉ DE TANTOS SUEÑOS...


Un día desperté de tantos sueños
y me encontré desnudo, frente al alba,
estaba soñoliento y tembloroso,
cubierto de sudor y de legañas.

Quería levantarme y ver el mundo,
andar por sus estepas y sabanas,
sentir esas caricias de la brisa
y ver la nieve fiel, en las montañas.

Pensaba que la vida es un instante,
un soplo y un rubor que así se pasa,
el sueño ilusionado de los niños,
que llega y les abraza con la infancia.

Por eso yo quería apresurarme,
subir, casi corriendo, a las montañas,
vagar por las praderas infinitas
y estar allí, junto a la aldea blanca.

¡Casitas y casitas bien visibles,
puntitos de un pequeño pentagrama!,
un pueblo abandonado en la meseta,
y al lado de la iglesia, está mi casa.

Los sueños son geranios de colores,
conjuntos de canciones y de nanas,
hermosas sensaciones y latidos
que dejan en los pechos llamaradas.

No puedo incorporarme sin los sueños,
ni ser un peregrino sin albarcas,
los unos me acompañan y estimulan,
las otras marcan bien mis caminatas.

Pequeño soñador es el poeta
que vive con su pluma y no descansa,
él busca en los caminos las respuestas,
y el beso y el candor de una mirada.

"...Un día desperté de tantos sueños
y supe comprender que tú no estabas,
pues eras el latido de mis venas,
la sangre, trasplantada, de mi alma..."

Rafael Sánchez Ortega ©
24/02/16

22 comentarios:

  1. "El latido de tus venas... La sangre trasplantada de tu alma... " Es divino esto que has escrito.

    Un beso de seda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, me alegro de que lo veas así, como dices.
      Un "beso de seda" también para ti.

      Eliminar
  2. ufff yo también quería subirme a las montañas trepar mis sueños inalcanzables , me gustaría despertar a mi también de tanto soñar y no ejecutar uuffff Precioso y profundo para mi este poema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bea, me alegra de que lo veas así como dices en tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. preciosos y tiernos versos...
    gracias por tu comentario ...es un placer verte aquí o en mi casa.siempre nacen nuestros poemas con cariño.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Marina.
      Un abrazo y feliz tarde.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Me alegra de que te fijares en ese final, Carmen.
      Besos.

      Eliminar
  5. Un dia desperter y ya no estabas ...
    suena triste pero marcado en el recuerdo

    Un Abrazo Rafael y feliz dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Slave, así es.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
  6. ¡Qué bonito, Rafael! Especialmente la última estrofa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por fijarte en esos versos, Rita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. "Pequeño soñador es el poeta
    que vive con su pluma y no descansa,
    él busca en los caminos las respuestas,
    y el beso y el candor de una mirada"

    En cada letra un sueño y nosotros en ellos.

    Un abrazo ✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así debería ser siempre, Athenea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Jamas hay que perder la esperanzas en los sueños Rafa, despertarnos desnudo e ir construyéndolos de realidades. Puede parecer Utopía, pero es una manera mas esperanzadora de vivir. Un poema hermoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Demian, pienso como tú bien dices.
      Un abrazo y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  9. Hermosos versos que alegran la mañana.

    Feliz Día.

    ResponderEliminar
  10. Sin los sueños, la realidad sería demoledora muchas veces .. sigue soñando y dibujando gaviotas en el mar, senderos en los bosques
    sigue soñando y que tu verbo no se duerma

    abrazos

    ResponderEliminar
  11. Precioso todo el. Eres un ser muy sensible y sabes muy bien manejar la poesía en consonancia con ese equilibrio espiritual, que te hace especial para quienes te apreciamos y admiramos, por cómo escribe Poesía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias sinceras Elisa, y pienso que aún me queda mucho para llegar a escribir como tú que sí sabes bordar y llenar de sensibilidad las letras que dejas en tus versos.
      Un abrazo en la noche querida amiga.

      Eliminar