martes, 24 de enero de 2017

EN AQUELLAS TARDES...


En aquellas tardes
nacieron mis sueños,
los llantos, las risas,
y el niño que llevo.

Nacieron tratando
de oír al silencio,
sentir sus latidos,
sus pasos inquetos.

Por eso me paro
y busco ese tiempo,
la raya bendita
de otoño e invierno.

Quizás no lo encuentre,
tal vez sea un verso,
la letra dorada
perdida en el cielo.

En aquellas tardes
nació lo que siento,
mis manos nerviosas
rozando tu pelo.

La brisa del alma
besando tus senos,
mis dedos, sin pausa,
buscando tus dedos.

Por eso te digo
que añoro el reflejo,
del tiempo pasado
y rico en recuerdos.

No siento nostalgia,
si acaso un deseo,
de ser aquel niño
feliz de los cuentos.

"...En aquellas tardes
vinieron tus besos,
nacieron los míos
y fue algo muy bello ..."

Rafael Sánchez Ortega ©
24/01/17

22 comentarios:

  1. Un precioso otoño-invierno para recordar aquellas tardes que hoy se reflejan en el tiempo, de beso y abrazos, de abrazos nerviosos, de aquellos latidos llenos de deseos…

    Un fuerte abrazo Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Sneyder.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. En aquellas tardes las caricias se adueñaron del firmamento .

    Me ha encantado tu poema.

    Un beso .

    ResponderEliminar
  3. Tenemos que tratar que eso niño que llevamos dentro siga siendo feliz. Hermosos y nostálgicos versos.
    Un abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Luján, eso tenemos que intentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Nuestra infancia nos acompaña siempre, Rafael.
    Es interesante este ritmo clásico que imprimes a tus poemas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no debemos olvidarnos de esa infancia nunca, Tecla.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Siempre es lindo el amor y cuando se vive tal como lo expresas en tus versos, mejor. No se olvida.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario María Rosa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Aquellas tardes vuelven a estar presentes y en tus versos a ser eternas, Rafael...El recuerdo es un gran tesoro y no debemos ignorarlo...
    Mi felicitación y mi abrazo por tus entrañables versos.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras María Jesús.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. uufff la verdad es que algunas veces Rafael te leo y me enamoras, uufff que dulzura aay he suspirado ehhh imaginado esas tardes tan llenas de amor y cálidas uuff me encantó !!, un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras tan sinceras, Bea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. A veces, el niño o niña que llevamos dentro aflora y nos hace volar.
    Un abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que lo haga con frecuencia Manuela.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Que siga el niño latiendo en ti, Rafael
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ame, intentaremos que así sea.
      Un beso.

      Eliminar
  10. los versos son preciosos...los niños siempre
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños más Marina. Por eso son niños...
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Me alegro de que así ocurra Verónica.
      Un abrazo.

      Eliminar