miércoles, 7 de mayo de 2014

REMINISCENCIAS VIII



VIII

Se apagan y se duermen las flores
en otoño
para luego dormir eternamente.

Y es así, mal que nos pese,
que se rompen las estampas
y los cromos
y nos queda la nostalgia, en el recuerdo,
de las lindas figuritas de colores
que animaron nuestros días.

Y es así, año tras año, en un ciclo
que comienza y continúa con la vida
y no importa que nos dejen el dorado
de sus hojas y la alfombra inmaculada
que pisamos con cuidado.

Cuando pienso en esas flores
las transformo en mariposas que
han volado a las estrellas.

Y allí están, parpadeando, y esperando
a que las hable sin palabras,
a que escuche sus silencios
y a que busque el corazón apresurado
que me llama en sus latidos.

Rafael Sánchez Ortega ©
19/04/14

26 comentarios:

  1. así entre parpadeos los ciclos se suceden y nosotros con ellos, bello poema
    felicitaciones

    abrazos Rafael
    mil gracias por tus huellas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Ëly, tienes toda la razón.
      Un abrazo y feliz jueves.

      Eliminar
  2. Qué lindo destino les has buscado a las flores.
    Estarán encantadas.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojalá sea así Carmen!
      Besos y feliz día.

      Eliminar
  3. Excelente poema. Las reminiscencias, tan fuertes, tan sutiles y violentas. Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Qué hermosura, es precioso :) Un abrazooo mediterraneo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra de que te guste Mayde.
      Un abrazo desde el cantábrico.

      Eliminar
  5. se acaba como todo vuelve a renacer ... siempre mirando al infinito con nuevas ilusiones

    besitos Rafael, feliz dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que nunca se pierdan esas ilusiones Cora.
      Besitos y feliz día.

      Eliminar
  6. Rafael...tus versos me dejan como a oscuras,creo poco a poco ir entendiendo tus versos llenos de sentimientos ....
    hoy he leido estas poesías,varias veces y me siento como a oscuras en este dia soleado de primavera.
    Un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que forman parte de un poemario Marina, quizás es por eso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Nada se acaba del todo mientras estamos vivos.Todo queda en nosotros; todo somos nosotros: pasado y presente, por eso sientes los latidos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Fanny, por estar vivos sentimos los latidos, y no me estoy refiriendo a los del corazón, sino a esos otros invisibles que el alma emite.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Yo me acuerdo de los cromos...que lindos eran, pero bueno, ahora tenemos otros tipos de cromos, móviles, ordenadores...en fin, que se perdió esa esencia, nos conformaremos!....
    Un placer siempre leerte Rafael.
    Un abrzo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que todos nos acordamos de los cromos Carmen y alguna colección perdida en el trastero o el recuerdo. Ahora son otros tiempos, es cierto. Todo cambia. Nosotros conservamos la nostalgia.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
  9. Me trajiste dulces recuerdos de miingfacnia recuerdas cuando colecionabamos las estapitas de un album wwauu era lo máximo o intercambiarlas wauu ajjajajaja fui fanática yme pelaba con mi hermano ajjaja.. buenotu poema hermoso mágico además las mariposas y las flores ellas se van, pero viene también a regar nuevas esperanzas , hermosas letras llenas de ti , precioso amigo querido, un abrazo grande para desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y comentario Bea. Si conseguí llevarte a ese tiempo dulce donde todos éramos felices juntando cromos me alegro inmensamente.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
  10. Conviertes el humus de la naturaleza en vida renacida de colores... y los recuerdos en pasión de la memoria.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verlo así Impersonem.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Me gustaba imaginar que las flores adormecidas en otoño eran como alas de mariposa que transportaban los sueños.
    Un beso Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces no hay problema Ame. Sigue imaginando lo mismo, si puedes, con mis letras.
      Un beso y feliz día.

      Eliminar
  12. En los ciclos de la vida, hay sueños marchitos, que guardamos en como un tesoro entre las hojas de un libro, al igual que lo hacemos con las flores.
    Cariños…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Oriana, pienso como tú.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Que hermosa facilidad de hacer de lo más simple, un cristalino poema. Precioso, lleno de magia.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra de que te guste Paty.
      Un abrazo.

      Eliminar