jueves, 5 de agosto de 2021

4.595 - EN EL FOGÓN...



En el fogón

se juntan los recuerdos

junto a la lumbre.


Tiempos pasados,

instantes de niñez,

muy agradables.


Vuelves a ellos,

compartes los rescoldos

y te adormeces.


Bonitos sueños,

instantes compartidos

con la familia.


Hoy los revives,

rescatas su sonrisa

y la haces tuya.


Y aquel fogón

se muestra en el presente

aunque esté lejos.


Linda utopía,

instantes de suspiros

y de susurros.


No te preocupes,

la lumbre no se apaga

si tú no quieres.


Y es que esas brasas

el alma las mantiene

con su candor.


Rafael Sánchez Ortega ©

01/02/21

miércoles, 4 de agosto de 2021

4.594 - LÁPIZ DE NIÑO...



Lápiz de niño

que tanto dibujaste

sobre el cuaderno.


Fueron sus dedos

repletos de ternura

los que plasmaron.


Signos y rayas

con muchos garabatos

y algún borrón.


Pero la esencia,

la vida y el presente,

estaba en ti.


Lápiz sencillo,

tal vez mordisqueado

y un poco sucio.


Yo te recuerdo

entre sus labios quieto

en un descanso.


Y en la cartera

con reglas y dibujos

en compañía.


Hasta que un día

quedaste en el olvido

por mucho tiempo.


Tiempo de cambios,

de cruces de caminos.

¡Razón de edad...!


Rafael Sánchez Ortega ©

31/01/21


A veces, en un escaparate o en cualquier parte, vemos ese lápiz que nos lleva a la infancia tan lejana en que también nosotros usábamos esa herramienta para crear o copiar los personajes y artefactos que venían a nuestra imaginación. Fue una época que se recuerda y se añora con una cierta nostalgia y ese "lápiz" cobra vida nuevamente.

martes, 3 de agosto de 2021

4.593 - ME DEJA EL VIENTO...



Me deja el viento

fragancias de la tierra

y de los mares.


Campos sembrados,

de trigo y cereales

para vivir.


Aguas bravías,

bautizo de grumetes

en pleamar.


También la brisa

me deja sus caricias

con suavidad.


Unas del hombre

y el niño de la tierra

junto a su hogar.


Otras del joven

remando, en su trainera,

rumbo a la mar.


Y a todo esto

el viento se encabrita.

¡Hay temporal!


Corren las nubes,

los árboles protestan

del vendaval.


Y la galerna

se ensaña, cual juguetes,

con las traineras.


Amigo viento

te ruego que me cuentes

tantos sucesos...


Rafael Sánchez Ortega ©

30/01/21


Muchas veces el viento es el protagonista de los versos y se convierte en el amigo, el confidente, el mensajero y hasta en uno mismo, como espejo y reflejo de la conciencia del poeta.

lunes, 2 de agosto de 2021

4.592 - CRECEN LOS DÍAS...



Crecen los días

lo mismo que las tardes.

Pasa el invierno.


El tiempo sigue,

su marcha peregrina.

ante los hombres.


Y aquí estás tú,

poeta, sin fronteras,

con tu cuaderno.


Es tu mochila

el canto de la vida

con la guitarra.


El cantautor

que llevas en el alma

habla de nuevo.


Canta a la tierra,

del hombre y al trabajo,

y a las mujeres.


A ellos les dice,

"no importan los sudores,

sino los frutos."


A ellas les cuenta

de viajes por países

desconocidos.


Canta a los niños

que ven como los días

crecen con ellos.


Rafael Sánchez Ortega ©

29/01/21


Ya se notan los días que poco a poco van creciendo en la tarde; y también, en la mañana, amanece un poco primero y la luz se cuela en la ventana dejando esa alegría de la que carecíamos en semanas pasadas... Pero así es el invierno.

domingo, 1 de agosto de 2021

4.591 - DE NUEVO VIENE...



De nuevo viene

la nieve a la montaña

de cada invierno.


Su manto blanco,

repleto de belleza,

inmaculada.


Tú lo recuerdas

guardando su hermosura

para tus pies.


Y ellos rompían

la nota de silencio

que te ofrecían.


Duerme la nieve,

igual que ayer dormía

en dulce lecho.


Vemos por ella

los gamos y rebecos

y algunos cuervos.


Nieves silentes

que abrazan y enamoran

con su candor.


No sé, si un día,

los hombres serán libres

como esta nieve.


Nieve del cielo,

suspiros de los dioses,

versos que duermen.


Rafael Sánchez Ortega ©

28/01/21


Otra vez la nieve y la lluvia del cielo. Es como esas lágrimas perdidas que nos dejan las estrellas y que, lentamente, llegan hasta nuestros ojos en la noche rasgando el cielo, y dejando una sensación de ternura en las almas.

sábado, 31 de julio de 2021

4.590 - NUBES DE SEDA...



Nubes de seda,

bailando por el cielo,

en romería.


Bonita tarde

de enero, que se marcha,

tras las montañas.


Se escapa el sol,

se duerme con la noche,

hasta mañana.


Y aquí quedamos

los hombres, en la tierra,

con otros sueños.


Sueños y vida,

de niños y mayores,

para el futuro.


Sueños vibrantes,

de luz y fantasía,

para las almas.


Sueños con rimas,

en pechos que suspiran,

en plena noche.


Sueños amargos,

repletos de tristeza,

que nunca faltan.


Pero no olvides,

las nubes, en la noche,

sueñan contigo.


Rafael Sánchez Ortega ©

27/01/21


Se marcha la tarde y se escapa por el cielo el sol tras unas nubes que dejan ese color dorado que forma, durante unos minutos un cuadro de gran belleza, para que el alma de las personas sensibles lo puedan admirar y se sientan un poco más niños.

viernes, 30 de julio de 2021

4.589 - EL VIENTO CANTA...



El viento canta

poemas de la aldea

y de pastores.


Hay en sus letras

recuerdos y nostalgia

de primaveras.


También de inviernos,

veranos y sequías

y algún otoño.


Yo escucho al viento,

me duermo entre sus brazos

arrulladores.


Voy en su brisa

por campos y montañas

hasta la mar.


Allí, el salitre

despierta mis sentidos

con el nordeste.


Se calma el viento,

descansa entre la arena

y las resacas.


Ellas le dictan

la música sin nombre

de las mareas.


De esta manera

el viento, con la brisa,

forman un dúo.


Rafael Sánchez Ortega ©

26/01/21


Estoy seguro de que el viento y la brisa han venido, a nuestro lado, infinidad de veces, con esa canción invisible que nos hace estremecer y nos lleva a sitios y momentos inolvidables. Así podemos sentir su arrullo en el campo, en la playa, en el mar y en la montaña, y notar el candor de su abrazo y la caricia de su voz en nuestros oídos.