martes, 26 de octubre de 2021

4.743 - APAGA, LUNA...



 (In memoriam de Anngiels Grigera Moreno)


Apaga, luna,

y borra tu sonrisa,

por esta noche.


Compro tu llanto

con lágrimas silentes

y "sin palabras".


Hoy las resacas

murmuran letanías

por la ribera.


Están de luto

las letras y poemas

por un instante.


Hoy, los cipreses,

se agitan por la brisa

casi invisible.


Veo unos ojos,

cansados y sin nombre

que nos sonríen.


De todas formas

prosiguen los susurros

de las estrellas.


Están contentas

sabiendo que han fichado

un alma buena.


Alma de artista

con dedos de poeta.

¡Rezo por ella!


Rafael Sánchez Ortega ©

13/07/21

4.742 - ME DUELE AL ALMA...



Me duele el alma,

decía el vagabundo

a los gorriones.


No sé que tengo,

ni sé lo que me pasa,

pero algo ocurre.


Pasan llorando

las nubes por el cielo

y me saludan.


Yo las sonrío.

Intento que se animen

con mi tristeza.


Que no me copien.

Que dejen los recuerdos

dormir en paz.


Así andaremos

por cielos y caminos

días tras días.


Me duele el alma.

No sé donde la tengo,

susurra el eco.


Y ese silencio

del eco, se transforma

y brota un llanto.


La sed del alma

transforma los sentidos.

Causa dolor.


Rafael Sánchez Ortega ©

12/07/21

lunes, 25 de octubre de 2021

4.741 - VUELA COMETA...



Vuela cometa

y llévate mis sueños

para otras tierras.


Vuela sin rumbo

en brazos de los vientos

a todas partes.


Pero regresa

un día, cuando quieras,

hasta mis manos.


Verás el mundo

y patrias sin fronteras

gemir abajo.


Quizás te pidan

que bajes y les cuentes

de dónde vienes.


Pero tú sigue,

no cejes en tu vuelo,

alguien te espera.


Será muy largo

y un viaje con retorno,

seguramente.


Pero no importa

el tiempo de tu vuelo,

no tengas prisa.


Aunque mi pecho.

suspire y se desangre,

por los recuerdos.


Rafael Sánchez Ortega ©

11/07/21

4.740 - EL DÍA ESTÁ GRIS...

 


El día está gris y me apetece cerrar los ojos. 

Quizás necesitaría dormir y buscar ese sueño profundo 

que me aleje de la vida. 


Pienso que el tiempo pasa muy rápido 

y que yo sigo su marcha 

como el viajero que, desde la estación, 

ve pasar un tren ante sus ojos.


Necesitaría ver un cara, 

sentir unos ojos reflejarse en mis pupilas, 

oír una voz que pronunciara mi nombre 

y encontrar una mano que tomara la mía 

y me dijera que "adelante", 

que no importa el invierno ni el final del viaje 

para seguir viviendo, 

para seguir soñando 

y para buscar el amor allí, 

en los bancos solitarios del parque,

donde los juncos se inclinan por el rocío de la noche,

o en la orilla del mar, junto a la playa.


...Pero restaño una lágrima traidora 

que ha venido a mis ojos. 


Miro el cielo azul y busco, en la noche, 

el parpadeo incesante de las estrellas lejanas. 

Hablo con ellas y las escucho. 

Me quedo mirando,

con esa mirada inocente de los niños, 

y quiero ver a los ángeles volar y cruzar los cielos...

¡Quiero escuchar sus canciones...!


...Pero solo estoy yo, 

con mis sueños, 

en un lugar apartado del mundo 

y hablando, de mi locura,

a las estrellas.


Rafael Sánchez Ortega ©

10/07/21


domingo, 24 de octubre de 2021

4.739 - BUSCAN LOS NIÑOS...



Buscan los niños

las olas, en la playa,

con alborozo.


Hacen castillos

que elevan en la arena

con sus manitas.


Forjan mil sueños

ajenos a la vida

de los mayores.


Y mientras tanto

los barcos y navíos

siguen su rumbo.


El mar prosigue

con cantos y resacas

su letanía.


Unas gaviotas

pasean, por la orilla,

muy pizpiretas.


Sopla el nordeste

que llega hasta la playa

con sus caricias.


Es esa brisa

cargada de nostalgias

y de recuerdos.


Buscan los hombres

el labio que suspire

y acepte un beso.


Rafael Sánchez Ortega ©

10/07/21

4.738 - SOY UN MENDIGO...



Soy un mendigo

que busca los retales

de primaveras.


Aquella infancia

lejana y hoy presente

en cada instante.


Si miro al cielo,

en noches despejadas

veo la luna.


Alguna estrella

de paso, me saludan,

parpadeando.


Pero yo quiero

rozar las margaritas

con mis caricias.


Sentir su cuerpo

tan fino y delicado

entre mis dedos.


Pisar la Itaca

buscando entre sus montes

a las deidades.


Soñar con ella

la patria donde Ulises

plasmó su reino.


¡Qué melodía

se escapa de la Iliada

con mil recuerdos!


Rafael Sánchez Ortega ©

09/07/21

sábado, 23 de octubre de 2021

4.737 - AQUELLAS TARDES...



Aquellas tardes,

preciosas, del verano,

no las olvido.


Fueron hermosas

las horas y minutos

allí gozados.


Hasta el silencio

prestaba su ternura

inmaculada.


Por eso sigue

la infancia en el recuerdo

de vez en cuando.


Y es que el presente

nos dice que la vida

sigue adelante.


Que continúan

las horas y minutos

de otras jornadas.


Y en ellas laten

de nuevo, corazones,

día tras días.


Y hasta los llantos

se mezclan con las risas

de las estrellas.


No te detengas,

me dicen los recuerdos,

sigue soñando.


Rafael Sánchez Ortega ©

08/07/21