miércoles, 17 de octubre de 2018

TRATARÉ...



Trataré de olvidarte, canción de la infancia,
con la gran inocencia que inundabas mi alma.

Trataré de que sigan las palabras sinceras,
en quietud y silencio, al compás de mis pasos.

Trataré de que brille el fulgor en tus ojos
como aquel, que recuerdo, del ardiente verano.

Trataré de que cese el temblor de tus manos,
aunque tiemblen las mías, al sentir el otoño.

Trataré que la vida te refresque las sienes,
y te cubra de rosas, con auténticos besos.

Trataré de que seas algo más que un recuerdo,
mariposa sin nombre, que alegraste mi vida,
aunque ahora estés lejos.

Rafael Sánchez Ortega ©
28/09/18

martes, 16 de octubre de 2018

PEQUEÑA CICATRIZ...



Pequeña cicatriz
que aflora por el pecho,
oculta tras la ropa
que llevas en invierno,
preciso que me digas
la causa del tormento,
las llamas contenidas
y origen de ese fuego,
no quiero que te sientas
sumida en un infierno,
ni quiero que tus ojos
vacilen por el miedo,
por eso sé valiente
y acéptame este beso
del labio tembloroso
que busca el tuyo presto...

Pequeña cicatriz,
cual nudo marinero,
atrapa la mirada
del niño con tu verso,
será como un mensaje,
un hilo proa al viento,
la forma del cometa
que vuela y se va lejos,
quizás en esa huella
pululen los recuerdos,
y no muy agradables
y acaso no estén lejos,
pero de todas formas
tú tienes algo eterno
y así lo grita el alma
que vive en el desierto...

"...Pequeña cicatriz
escucha este lamento
del hombre que acaricia
el daño que te han hecho..."

Rafael Sánchez Ortega ©
27/09/18

lunes, 15 de octubre de 2018

SERÉ LA BRISA...



Seré la brisa que en tu cabello
bese la misma con gran candor
y, por supuesto, seré la mano
que busque el rayo que deja el sol
para llevarle, pronto a tus ojos
esa alegría que dios nos dio,
y así, seguro, que tu sonrisa
será sincera con esa flor,
en un instante serás gaviota,
serás las olas de mi canción,
y por la arena seré la alfombra
y tú la nota de algún farol,
pero si quieres iremos juntos,
salvando rocas al malecón,
y allí veremos pasar los barcos
con marineros, ojo avizor...

Seré el abrazo que tú precisas
y tú el latido que espero yo,
serás el beso que está temblando
a que mis labios te den amor,
porque te quiero, porque te amo,
porque tú sientes esta pasión,
y nos buscamos y nos sentimos
y ambos perdemos el buen control,
porque no importa perder la vida
si van unidos en oración,
los sentimientos y los latidos
que solo aspiran al mal menor,
a que se abracen y a que se besen
unas figuras bajo el reloj,
y esas personas somos nosotros,
tú bella niña y un trovador...

"...Seré la sombra que tras tus pasos,
marche a tu lado cual caracol,
seré tu ángel y tú la luna
de un fiel poema que dios trazó..."

Rafael Sánchez Ortega ©
26/09/18

domingo, 14 de octubre de 2018

YA SE DUERME LA LUNA...



Ya se duerme la luna
que está de antojos,
y los niños se pierden
aullar al lobo,
pobrecito el marino
que viaja a bordo
de la humilde trainera
que está orgulloso,
y aquel hombre, ya anciano
con paso cojo
que restaña el invierno
sin un sollozo,
y me queda un osito
muy pelirrojo
que dormita en la cuna
como un adorno...

Que se duerma el verano,
dijo el otoño,
sin saber que el invierno
estaba a un soplo,
mañanitas de nieve
de blanco tono,
animad a los bosques
que son de oro,
alfombritas divinas
con canto sordo,
acoged a los pasos
de los curiosos,
y si escuchas, mi luna,
ven aquí, pronto,
que yo quiero tu abrazo,
tu beso loco...

"...Ya se duerme la luna,
me siento solo,
y la quiere muy cerca
mi pecho roto;
¡pobrecitos los niños,
con tanto lloro,
ya que ansían su luna
del mes de agosto..."

Rafael Sánchez Ortega ©
24/09/18

sábado, 13 de octubre de 2018

BARQUITO DE VELA...



Barquito de vela
que vas navegando,
te mecen las olas
arriba y abajo,
tú llevas los sueños,
traviesos y extraños,
de niños sin nombre
que juegan descalzos,
también las nostalgias
de aquellos ancianos
que van por la vida
buscando ser algo,
y así tú navegas
y vas bien cargado,
barquito pequeño
con rumbo lejano...

Barquito de vela
que surges despacio,
que vas por la vida
nervioso y temblando,
no temas amigo
no estás solitario,
seguro que hay niños
que siguen rezando,
también, en el parque,
estás muy cercano
en esos recuerdos
de ancestros tan sabios,
en esos viejitos 
de labios curvados
que añoran las velas
y el tiempo en tus años...

"...Barquito de vela
que estás tan callado,
da luz a la vida,
regala tu encanto;
y si eso no basta
que surja un milagro,
que piensen los hombres
ser niños un rato..."

Rafael Sánchez Ortega ©
23/09/18

viernes, 12 de octubre de 2018

NO PIENSES QUE TE VENCIERON...



No pienses que te vencieron
en batalla y sin engaños,
ya que perdiste en los mares
la concepción y el regalo,
quizás fue pura fortuna
o el desgaste de los años,
quien convirtió la derrota
en el placer de los sabios,
y entonces piensa y sonríe
en lo que cuesta el trabajo,
en el luchar cada día
por ese pan y el abrazo,
y es que la vida sin norte,
sin objetivo soñado,
es navegar al garete
por algún mar muy lejano...

No pienses que se han dormido
los momentos insensatos,
ni tampoco los claveles
de los días del verano,
están seguro que ahí
en el pecho y el costado,
y en el latido sincero
del corazón tan jabato,
porque luchar en la vida,
entre lágrimas y cantos,
es aguantar a la rabia
que se acumula en los labios,
pero se vive y trabaja
para llevar un abrazo
y conseguir que te miren
unos ojitos preciados...

"...No pienses que estás vencido
¡oh, corazón tan anciano!,
sigues teniendo aquel niño
por tu sangre circulando..."

Rafael Sánchez Ortega ©
21/09/18

jueves, 11 de octubre de 2018

RECUERDOS Y NOSTALGIAS...



Recuerdos y nostalgias
que vuelven cual suspiros,
al pecho de los hombres
y al mundo de los niños,
en éstos hay, apenas,
instantes y gemidos,
mezclados con sonrisas
y besos de cariño,
los hombres, sin embargo,
ya cierran los postigos
haciendo que las almas
los pasen por buen filtro,
recuerdos tan traidores,
nostalgias y caminos,
que guardan tantas cosas
que alteran los sentidos...

Hagamos los momentos
que tengan un motivo,
que queden cual recuerdos
por tiempo indefinido,
no importan primaveras,
veranos con estíos,
y ratos del otoño
tirando de los hilos,
hablando de los ratos,
de tiempos infinitos,
y de otros que, sin prisas,
quedaron en el limbo,
por eso los recuerdos
debemos admitirlos,
son parte de nosotros
y forman nuestro estilo...

"...Recuerdos y nostalgias
esconden nuestros gritos,
las risas y los llantos
y aquel amor furtivo..."

Rafael Sánchez Ortega ©
20/09/18

miércoles, 10 de octubre de 2018

VOY A DEJAR DE ESCRIBIR...



Voy a dejar de escribir
por un tiempo ilimitado,
hasta que sienta la vida
con su latido en mis labios
y es que la vida se escapa
como un duende encadenado
y hasta me arrastra consigo
por lodazales y barros,
siento un vacío en el alma
y el corazón destrozado,
ya que deseo la vida
para que anime mis pasos,
porque la quiero conmigo
cada día y todo el año,
para escanciar sus esencias
y recibir sus abrazos...

Voy a dejar de escribir,
dijo un poeta de paso,
y recobrar la salud
de tanto achaque cercano,
quiero que corra la sangre
y que el cuerpo sienta el cambio
y hasta el latido furioso
del temporal de verano,
porque la vida se vive
y se bebe como un trago
de ese néctar misterioso
que consigue hasta embrujarnos,
entonces veré a los hombres
y a su sombra bajo el árbol,
de ese bosque que es la vida
y su rasgo centenario...

"...Voy a dejar de escribir
y volveré no sé cuándo,
siempre que Dios lo permita
y tengan fuerza mis manos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
19/09/18

martes, 9 de octubre de 2018

FUE AQUEL VUELO...



Fue aquel vuelo, tal sutil, de las gaviotas,
el que unió nuestros destinos
con el viento del nordeste.

Fue tu mano, inmaculada, 
reposando en la barandilla del paseo, 
acariciada por la brisa.

Fue la magia y el hechizo del momento
el que hizo que te viera de una forma diferente,
y hasta pudo conseguir que desnudara
los botones de tu alma y tu vestido.

Fue, de pronto, que miramos más allá del horizonte 
intentando conseguir la hermosura 
con la imagen del navío prometido.

Y fue allí, recuerdo bien,
cuando cansadas tus pupilas 
y las mías
se volvieron Y nos vimos.

Rafael Sánchez Ortega ©
18/09/18

lunes, 8 de octubre de 2018

ATRÁS QUEDÓ EL DÍA...



Atrás quedó el día,
la fecha imborrable,
que mide los tiempos
dejando saudades,
quedaron con ella
pequeños cristales,
también telarañas
de días y calles,
las fechas aquellas
no son reembolsables,
tampoco caducan
quedando al socaire,
quizás algún día
las pida mi sangre,
cansada y ausente
calmando a la carne...

Atrás se quedaron
y atrás te quedaste,
fugaz primavera
veranos audaces,
y en ellos, los versos,
guardaron sus trajes,
las caras de fiesta
con flores de altares,
quedaron los años
sumados sin frases
y aquellos restados
ocultos con llaves,
es fácil que el tiempo
los cubra y aparte,
con lodo y con barro,
y olvido constante...

"...Atrás quedó el día
que tanto añoraste,
hoy llega el otoño
con nuevo paisaje..."

Rafael Sánchez Ortega ©
16/09/18

domingo, 7 de octubre de 2018

REFRESCA LAS IDEAS...



Refresca las ideas,
aclara la garganta,
no seas como un niño
miedoso a las arañas,
entiende que la vida
contiene mil etapas,
en unas hace lluvia
en otras soleadas
y así se pasa el tiempo
y en ellos las jornadas,
y todo se supera
poniéndole las ganas,
rechina bien los dientes,
y guarda la navaja
la vida así se acepta,
de frente, y no se ataca...

Rescata de los labios
las letras y palabras,
y en ellas lo susurros
que surjan de tu alma,
apórtalas, si quieres,
también a tu mirada
que sean golondrinas
y alondras en las ramas,
las musas de tus ojos
buscando en lontananza,
las huellas de la vida
que están en las calzadas,
por eso ten paciencia
y sufre si hace falta,
vivir exige esfuerzo
y es dura la batalla...

"...Refresca las ideas
y ten la confianza,
el miedo se supera,
la vida es cada etapa..."

Rafael Sánchez Ortega ©
15/09/18

sábado, 6 de octubre de 2018

QUIZÁS...



Quizás pasé, sin darme cuenta,
por tu lado y me mostré, 
ausente e indiferente
y me viste como un hombre
despistado.

Quizás no supe ser la persona
que buscabas
y aquel anfitrión que habías
pensado para pasar la tarde 
de la fiesta.

Quizás no te esperé, cuando llovía,
para cubrirte, en un abrazo, 
y llevarte mi paraguas,
con que cubrirte.

Quizás nunca te dije, y lo callé,
cuánto te amaba 
mientras esperabas esa frase 
de mis labios 
y las palabras que, a tu corazón,
llevaran un poquito de alegría.

Quizás tú no exististe nunca
y fue un sueño ese quizás…

Rafael Sánchez Ortega ©
15/09/18

viernes, 5 de octubre de 2018

ESCUCHABA LA LUNA...



Escuchaba la luna
a los mares cantando,
o quizás las sirenas
por la playa del brazo,
un rumor increscendo
anunciaba el adagio,
la pasión reprimida
y hasta el beso en los labios,
todo esto en los versos
y en las rimas del canto,
y el abrazo incipiente
de la luna y sus rayos,
aunque abajo, las olas,
se estiraran un tanto,
a dormir en su cama
y en el lecho dorado...

Era linda la escena
y la imagen del cuadro
con la luna en el cielo
vestidita de blanco,
su carita de plata,
medallita de estaño,
y la voz melodiosa
que nos deja su encanto
y vendrá el nuevo día,
cual feliz aguinaldo,
acostando a la luna
y sus ojos cerrando,
y, de nuevo, el silencio
volverá con descaro
a volcar en susurros
los recuerdos de antaño...

"...Escuchaba a la luna
un poeta cansado
que buscaba en los versos
aquel niño lejano..."

Rafael Sánchez Ortega ©
14/09/18

jueves, 4 de octubre de 2018

EN UNA TARDE GRIS...



En una tarde gris
sobraban las palabras,
quizás, por eso mismo,
sonaban las campanas,
llamaban al rosario
a gentes y beatas
y el patio de la iglesia
muy pronto se llenaba,
entraban en el templo
figuras encorvadas
guardando ese silencio
precioso de las almas,
sentábanse en los bancos
y en ellos susurraban
los labios tan inquietos
de jóvenes y ancianas...

En una tarde gris
un niño contemplaba
las nubes que corrían,
la vida con su magia,
y pronto se hizo hombre
dejando atrás la gracia,
los años tan dorados
de sueños y esperanzas
pasando de ese modo
a un mundo de nostalgias
de envidias y de guerras,
plagado de amenazas,
y un día, muy cansado,
sintió que le faltaba
la gracia y la alegría
del niño y de la infancia...

"...En una tarde gris
un hombre sollozaba,
quizás buscaba al niño
jugando con las hadas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
13/09/18

miércoles, 3 de octubre de 2018

DIJISTE...



Dijiste que te dejara ver 
el mundo con mis ojos,
para sentir llegar la vida 
con toda su alegría en cada día.

Dijiste que te enseñara 
a ocultar lo que pensabas
y te dejara entrar en mi corazón,
para intentar dormir con sus latidos
arrullada por los sueños de tu fantasía.

Dijiste que comprendiera 
y entendiera tus silencios, 
para que en ellos 
encontrara tus palabras
y tu amor.

Dijiste que te enseñara a mentir,
como yo mentía,
para mirar mis ojos 
y decirme que me amabas.

Dijiste tantas cosas…

¡Que yo te abandoné, con mi silencio,
marchando hacia la nada!

Rafael Sánchez Ortega ©
13/09/18

martes, 2 de octubre de 2018

QUÉ NECIOS LOS HOMBRES...



(A Albada Dos...)

"Qué necios los hombres,
dirán las estrellas",
que queman sus vidas
sin ver el Poema,
la vida les llama,
les grita, les llena,
ofrece panderos
y mil sutilezas,
y en medio del alma
marchitan violetas,
perdidas del mundo,
de barro cubiertas,
lloraban las flores
los versos y letras,
lloraban los niños
buscando sirenas...

Por eso la llama
vacila y se quema,
se apagan los ojos
vibrantes de cera,
y corren gotitas
al suelo dispersas,
abono del cielo
que el viento nos deja,
guirnaldas sin nombre
de un digno Poeta
que escribe a las almas
directo y sin letras,
y surge la envidia,
los odios, las guerras,
eterno cainismo
que a nadie contenta...

"...Qué necios los hombres,
dirán muchas lenguas,
que viven su vida
y olvidan su esencia..."

Rafael Sánchez Ortega ©
11/09/18

lunes, 1 de octubre de 2018

VUELAN LOS SUEÑOS...



Vuelan los sueños,
encuéntralos, si quieres,
vuela a tu vez.

No te resistas,
la vida es un instante
y pasa pronto.

Vive ese sueño,
deprisa, intensamente,
porque es tu sueño.

Rafael Sánchez Ortega ©
10/09/18

domingo, 30 de septiembre de 2018

HA PASADO EL INVIERNO DEL SILENCIO...



Ha pasado el invierno del silencio
y se acerca una nueva primavera,
es por eso que quedan en el aire
muchos sueños ligados a promesas,
y se quedan prendidos en las ramas
como luces, de noche, en las estrellas,
esperando que vuelvan a buscarlos
esos dedos nerviosos del poeta,
y lo harán, no lo dudes un momento,
rescatando la magia y su belleza
que se encuentra en las mismas descansando
en un sueño profundo y sin poemas,
y serán esos hombres vacilantes,
el pastor y el juglar de las aldeas,
o quizás aquel simple marinero
quien recoja la esencia de sus letras...

"...Ya no quiere silencios apremiantes
ni los largos inviernos sin las fresas,
el poeta que escribe, enamorado,
y que ansía que sientas su presencia..."

Rafael Sánchez Ortega ©
10/09/18

sábado, 29 de septiembre de 2018

VIVÍ...



Viví muchos meses soñando con tu voz
y tus palabras, 
creyendo en un sueño infantil
que tú animaste.

Viví con las luces de la infancia 
que alumbraban mi ceguera 
y me llevaban tras tus pasos.

Viví en la mentira de la vida juvenil, 
de un otoño edulcorado por las risas 
y caricias de tus labios.

Viví una utopía seductora
con la ilusión de los mendigos
que persiguen las migajas de unos dedos
que se unan a los suyos.

Viví y desperté, una mañana, 
tras sufrir la pesadilla 
de aquel mundo inexistente 
que formó mi fantasía.

¡Entonces comprendí cuánto te amaba!

Rafael Sánchez Ortega ©
09/09/18

viernes, 28 de septiembre de 2018

ME DIJISTE...



Me dijiste que querías aprender de mí,
para escribir aquello que quemaba tus entrañas.
Y te enseñé lo poco que sabía.

Me dijiste que querías conocer
la forma de callar y aguantar
lo que sentías, 
sin que nadie lo supiera.
Y te enseñé a fingir, sin darte cuenta.

Me dijiste que querías ser un témpano de hielo,
para rechazar la pasión que corría por tus venas.
Y te enseñé a mentir y hasta mentirte,
al negarte mis caricias.

Me dijiste que te enseñara a odiar
para olvidarte de aquel a quien amabas.
Y no pude ayudarte
porque aún te amo.

Rafael Sánchez Ortega ©
09/09/18

jueves, 27 de septiembre de 2018

ESTÁ LLOVIENDO...



Está lloviendo
y siento tu presencia
cerca, muy cerca.

Quizás la lluvia
me traiga tu sonrisa
que tanto anhelo.

Pero sin lluvia
también vas a mi lado,
constantemente.

Rafael Sánchez Ortega ©
09/09/18

miércoles, 26 de septiembre de 2018

BENDITA LA INOCENCIA...



Bendita la inocencia de los niños 
que viven y disfrutan de los sueños
yo quiero disfrutar de esa utopía
y ser un niño más en este invierno,
las flores se marchitan en otoño,
y sienten los rigores de los vientos,
la lluvia y las heladas las castigan
y acaban en alfombras por los suelos,
por eso me consuela que en la infancia
los niños son felices en su tiempo,
los ratos en que juegan a ser niños
y en otros en que estudian muy despiertos,
bendita esa inocencia que proclaman
y el halo que destilan en los versos,
los niños son el alma de la vida
que inundan a los ojos con recuerdos…

"...Seamos como niños, simplemente,
busquemos las caricias y los besos,
seguro que al final de cada día
también en su inocencia dormiremos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
09/09/18

martes, 25 de septiembre de 2018

PRECISO UNA ROSA BLANCA...



Preciso una rosa blanca
y el labio que ofrezca un beso,
la quiero para llevarle
aromas que deja el viento,
la tomaré de mañana
cuando amanezca el almendro,
y si acaso por la tarde
cuando anochezcan los pueblos,
la rosa estará temblando
y yo besaré sus pétalos,
luego dejaré que suba,
junto a las nubes, al cielo,
tal vez se duerma en el viaje,
quizás se pare un momento,
pero seguro que llega
antes que, a ti, venga el sueño...

Preciso la mano dulce
y el corazón tan sincero,
los quiero para sentirlos,
cerca, a mi lado, latiendo,
seguro que con su fuerza
superaré muchos miedos
y también con la ternura
podré caminar sereno,
porque esa mano divina
es la caricia que quiero,
ya que disipa las nieblas
y las molestias que temo,
así vencereré las brumas
y viviré muy despierto,
mientras prosigo cantando
por este otoño tan bello...

"...Preciso tus ojos niña
que me sonrían muy tiernos
para fundirse en mis labios
en un perfecto reflejo..."

Rafael Sánchez Ortega ©
07/09/18

lunes, 24 de septiembre de 2018

HABÍA MIEDO...



Había miedo en tus ojos infantiles
cuando aquella tarde nos vimos en la clase.
Tú dijiste que no te encontrabas bien, 
que era la gripe,
y bajaste la cabeza.

Algo se removió en mi corazón
que empezó a latir más deprisa.
Yo había visto tus lágrimas 
correr por las mejillas
y no eran gotas de lluvia ni de gripe;
había algo que se me escapaba 
y no querías contármelo

Al cabo de unas semanas llegó tu carta
con la tinta emborronada por las lágrimas.
Tuviste que marchar, salir de casa,
ibas a vivir con otra persona
y no querías decírmelo

Rafael Sánchez Ortega ©
05/09/18

domingo, 23 de septiembre de 2018

CUANDO LA NOCHE TE CIERRE LOS OJOS...



Cuando la noche te cierre los ojos
encontrarás, sin prisas, lo que buscas,
quizás las zapatillas de Aladino,
tal vez, el parasol de Moctezuma.

Es fácil que te duermas en el lecho
y pienses que los brazos de la luna
te arropan y acarician sin descanso
y muestran su otra cara y lo que oculta.

Conserva de la noche sus misterios,
los ojos, invisibles, con que embruja,
la magia que nos deja y estremece
y arranca mil jirones de ternura.

No temas las tinieblas tenebrosas
que envuelven y que abrazan con sus brumas,
respétalas, si acaso, simplemente
y saca de las mismas tus preguntas.

"...Por eso sé sensible con la noche
comprende que la misma es muy profunda
y oculta entre sus pliegues maravillas
y un tiempo que es precioso mientras dura..."

Rafael Sánchez Ortega ©
05/09/18

sábado, 22 de septiembre de 2018

UN DÍA LOS AMIGOS...



Un día los amigos
se vuelven perezosos,
te dicen que no tienen
el beso de su rostro,
quizás sean los labios
y el beso tan ansioso,
perdido entre los sueños
del mundo de los locos,
es fácil su indolencia,
cansarse sin apoyos,
sentir ese vacío
sabiendo que están solos,
por eso recriminan
y escupen tantos lodos,
diciendo que les falta
el abrazo del oso...

Un día los amigos
comprenden que son otros,
aquellos que les fallan
y evitan sus antojos,
quizás por ser pedantes,
locuaces en su tono,
y un tanto entristecidos
los ojos de la foto,
por eso se rebelan
vagando como lobos,
surcando las callejas
manchándose de polvo
y entonces, (gran milagro),
despiertan silenciosos
los niños en sus casas,
diciendo lo que somos...

"...Un día los amigos
comprenden, con asombro,
al mundo tan diverso
donde cabemos todos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
04/09/18

viernes, 21 de septiembre de 2018

SURGIERON...



Surgieron sin pensar, y así nacieron,
las palabras que salen al cuaderno.
Pequeñas vivencias y retales,
hermosas mariposas soñadoras
y en otras, telarañas, 
recogidas con paciencia
en la memoria.

Nacieron vacilantes estas letras,
intentando llenar unas cuartillas,
aunque sé que, muchas veces,
la caricia llegaba en los latidos de la vida 
que amanece con el alba, 
en la tarde que pasaba y se marchaba 
en un suspiro,
en la esencia de los versos 
que formaban el poema
y se vive cada día.

Surgieron temerosas y con miedo
“cien palabras” que aquí nacen,
intentando suspirar y ver la vida,
para ti.

Rafael Sánchez Ortega ©
04/09/18