jueves, 19 de mayo de 2022

5.090 - LA ESCUELA BLANCA...



La escuela blanca

estaba en la colina,

y la recuerdo.


Con sus ventanas

abiertas en otoño

y en primavera.


Las escaleras

llevaban a las aulas

y a los pupitres.


Veo los libros,

las mesas y pizarras

que nos unían.


Allí aprendimos

las reglas y nociones

elementales.


Hay una nota

nostálgica, en mi pecho,

cuando lo pienso.


Días de lluvia,

de viento y de granizo,

y otros de sol.


Días de llanto

deseos reprimidos,

bajo las nubes.


Tú lo sabías

y todo soportaste,

mi vieja escuela.


Rafael Sánchez Ortega ©

19/05/22

miércoles, 18 de mayo de 2022

5.089 - LA LLUVIA FINA...



La lluvia fina

preciso de tus labios,

lejano cielo.


Es como un beso

y un ósculo sagrado

con devoción.


Quiero esos besos

sin lágrimas amargas,

ni cortapisas.


Quiero sentir

la ducha de tus ojos

y tus sentidos.


Porque la lluvia

es algo que, las nubes,

dan poco a poco.


Parece magia,

sacada de unos libros

que van volando.


Libros de hadas,

de niños y de infancias

que permanecen.


Bajo la lluvia

nacieron muchos sueños

irrepetibles.


Amo la lluvia,

la quiero y la deseo,

como de niño.


Rafael Sánchez Ortega ©

18/05/22

martes, 17 de mayo de 2022

5.088 - VIEJO NAVÍO...



Viejo navío

que esperas en la rampa

al calafate.


¡Cuánto salitre

contienen tus amuras

de tanto viaje!


Surcaste mares,

océanos sin nombre

y otros sonados.


Tus marineros,

viajaron  en el tiempo

y hasta soñaron.


Era su vida,

el fruto y el trabajo

desde cubierta.


Así, la pesca,

llenaba sus alforjas

para vivir.


Poco duraban

los cuartos que, decían,

con sus palabras.


La tibia pipa

saciaba su petaca

casi pelada.


¡Ay viejo barco,

que aguardas renqueante,

alza tus velas!


Rafael Sánchez Ortega ©

17/05/22

lunes, 16 de mayo de 2022

5.087 - VIENTO, DETENTE...



Viento, detente,

no fuerces a las ramas

de los castaños.


Deja que bailen

y lo hagan a su modo,

y cuando quieran.


Pasa, si acaso,

y roza, con caricias,

las viejas hojas.


Viento, cautivo,

de instantes y secretos,

sigue de largo.


No te detengas,

no quiero chismorreos

ni tus susurros.


Vete muy lejos,

allá donde los niños

nunca te alcancen.


Viento salvaje

que llegas del nordeste

a nuestras costas.


Te conocemos

por ser el compañero

en las jornadas.


Sin ti, los mares,

carecen de aliciente

para la pesca.


Rafael Sánchez Ortega ©

16/05/22

domingo, 15 de mayo de 2022

5.086 - HOY TE VENGO A BUSCAR...



Hoy te vengo a buscar en esa hoguera

donde vi varias brasas con ternura

extender sus colores y hermosura

una noche de linda primavera.


Y te busco, temblando, en esta espera, 

como busca el ladrón con gran premura,

esos restos lascivos y de usura,

de los besos nacidos a tu vera.


Tú me entiendes, amor, en este escrito,

donde sale el dolor de muy adentro,

a encontrar el aliento que precisa.


Y eso es en los versos y en el grito,

que se ahoga y se calla con tu encuentro

y te inunda de amor y suave brisa.


Rafael Sánchez Ortega ©

09/05/22

5.085 - EL JARDINERO...



El jardinero

cuidaba de las rosas,

atentamente.


Muy delicados

sus pétalos de seda

tan entrañables.


Eran un verso

temblando en cada rosa

que despuntaba.


Con gran esmero

limpiaba con sus dedos

aquellas flores.


Rojas y blancas,

azules y amarillas,

preciosos ramos.


¡Cuántas palabras

guardaban estas rosas

en sus entrañas!


Pasó a su lado

con vuelo muy alegre

la mariposa.


Y despertó

de un sueño el jardinero

con su  poema.


Rosas y versos

volaron con un beso

hasta tus labios.


Rafael Sánchez Ortega ©

15/05/22

sábado, 14 de mayo de 2022

5.084 - PORQUE ME INSPIRAN...


Porque me inspiran

tus ojos, soñolientos,

nacen mis versos.


Y te los brindo,

no quiero que se pierdan

como mis besos.


Pero no temas,

no lloren tus pupilas,

encantadoras.


Porque tu risa

aflora entre tus labios,

yo soy feliz.


Y es que tu risa

anima a mi alegría

que está escondida.


Y la comparto,

contigo, si me dejas,

pues será tuya.


Porque te veo

tan cerca, y a mi lado,

que así suspiro.


Y este suspiro

se encarna en un latido

incontrolado.


Quiero tus ojos,

tu risa y tu figura,

¡te quiero a ti!


Rafael Sánchez Ortega ©

14/05/22



viernes, 13 de mayo de 2022

5.083 - TE VAS A UN BAILE...



Te vas a un baile,

cargada de tus sueños,

mi mariposa.


Allí eres libre

y bailas sin descanso

arrebolada.


Te sientes otra

y vives ese instante,

profundamente.


Alguien te llama,

te toma de la mano,

para bailar.


Y tú te azoras,

resuenan mil suspiros,

cierras los ojos.


Sientes la mano

serena que, a la tuya,

la hace vibrar.


Y la otra mano

que sube por tu espalda

y te acaricia.


¡Cuántos susurros

se escuchan en la noche,

desde el silencio!


Pero de pronto,

hay doce campanadas.

Se va la magia.


Y tú te marchas

y pierdes un zapato

con algún sueño.


Pero no llores,

el cuento continúa,

y ganarás.


Rafael Sánchez Ortega ©

13/05/22

jueves, 12 de mayo de 2022

5.082 - EL LAZO AZUL...



El lazo azul

que ataba tus cabellos

fue mi regalo.


En realidad

no ataba, recogía,

tu cabellera.


Tú la querías,

así me lo dijiste,

de ese color.


Cinta azulada

que ahora yo me encuentro,

entre recuerdos.


En un arcón

con trastos olvidados

de mi memoria.


Allí se oculta,

se esconde y nada dice,

en el silencio.


Pequeño lazo,

ya un tanto deslucido,

sal a la luz.


Ven a mi lado, 

que quiero acariciarte

con mis pupilas.


Así mis ojos

verán esos cabellos

tan adorables.


Rafael Sánchez Ortega ©

12/05/22

miércoles, 11 de mayo de 2022

5.081 - ÉRASE UN POEMA...



Érase un poema en una 

servilleta de papel;

unas letras temblorosas

sin casuística, a la vez,

unos versos malogrados

sin corona ni laurel

y unas sienes esperando

esas glosas de la nuez.


Es por eso que, las nueces,

se agitaban al cascar,

por la mano y el martillo

que azotaban su percal,

y es que al hombre, la saliva,

le costaba paladear,

y sus ojos parecían

dos bolitas de cristral.


Dos pequeñas mariposas

escapadas del azul,

de ese cielo primoroso

que vestía canesú,

y es por eso que, el poema,

se atrancaba, sin salud

y el poeta sorprenido

se rascaba la testuz.


Y es por eso, yo me acuso,

con profundo retintín

que el poema y servilleta

hoy me hicieron infeliz,

por su tono circunspecto,

que no tiene pedigrí,

y por ser unos deberes

no muy buenos de seguir.


Terminemos la parodia

y miremos hacia el sol,

esa luz que nos alumbra

y nos deja su color,

bellas letras cantarinas

en canciones y en los blogs,

que plasmaron los poetas

con esfuerzo y con tesón.


Y así fue que, aquel poema

se asomó en alguna sien,

servilletas y palabras

malsonantes del papel.


Rafael Sánchez Ortega ©

08/05/22

5.080 - UN CASERÍO...



Un caserío

estaba abandonado

y solitario.


Cerca del bosque,

al lado de un gran río

que le besaba.


Allí nacieron

los niños del relato

que nos ocupan.


Y allí aprendieron

el habla de las aves

y el de los bosques.


El grave cuco,

los robles señoriales

y los castaños.


También las hayas

crecían en parcelas

junto a los pinos.


Cuervos y halcones, 

águilas y palomas,

todos charlaban.


De aquel jolgorio,

crecieron y aprendieron,

día tras día.


Luego crecieron,

marcharon por la vida

a la ciudad.


Pero, sin duda,

guardaron el recuerdo

del caserío.


Rafael Sánchez Ortega ©

11/05/22

martes, 10 de mayo de 2022

5.079 - ERA UN POEMA...



Era un poema

en una servilleta

deshilvanado.


Versos y besos

mezclados en desorden

y sin control.


En unas letras

nerviosas y borrosas

agazapadas.


Aquel poema

quedó, semi olvidado,

en un cajón.


Luego, la mesa,

se fue con otros muebles

para el desván.


Y allí durmieron,

las letras de esta historia

por mucho tiempo.


Pero un buen día,

dos ojos, muy curiosos,

las rescataron.


Vieron los versos,

leyeron el poema,

y hasta lloraron.


¡Cuántos recuerdos,

volvieron, del pasado,

hacia ese otoño!


Rafael Sánchez Ortega ©

10/05/22

lunes, 9 de mayo de 2022

5.078 - DESCANSA UN POCO...



Descansa un poco

y cobra nuevas fuerzas,

la senda es larga.


Eso decían

las piedras del camino

desde la sombra.


Yo me detuve,

bebí un trago del agua

y me senté.


La cantimplora

estaba medio llena

y resistía.


Las piernas flojas,

un tanto decaídas,

con agujetas.


Pero la mente

estaba equilibrada,

con buen humor.


Mucho camino

quedaba por delante

a recorrer.


Duras etapas

de sol y de silencios

por compañeros.


Pero conmigo,

venías en el sueño,

mi mariposa.


Rafael Sánchez Ortega ©

09/05/22

domingo, 8 de mayo de 2022

5.077 - POR LA ALAMEDA...



Por la alameda

se ven muchos gorriones

en los jardines.


Saltan y cantan,

no pueden estar quietos.

Son puro nervio.


Algunas ramas

se doblan y se estiran

con su presencia.


Es primavera,

parece que nos dicen

con su jolgorio.


Y es la verdad,

repiten los poetas

desde sus rimas.


Hay versos nuevos,

azules primaveras,

y atardeceres.


Todo, en su magia,

nos deja los colores

de la estación.


Un aire nuevo

penetra en los pulmones

y hasta en el alma.


Es primavera,

y cantan los gorriones

por la alameda.


Rafael Sánchez Ortega ©

08/05/22

sábado, 7 de mayo de 2022

5.076 - AQUEL SALEO...



Aquel saleo

tenía una belleza

incomparable.


En él volaban

los niños que jugaban

en el recreo.


Eran sus sueños

vibrantes mariposas

que acompañaban.


Cerca, las olas,

saltaban, danzarinas,

en la escollera.


Sobre la playa

llegaba con sus besos

y la resaca.


Allí los sueños

formaban los cometas

de los pequeños.


Y se jugaba,

corriendo y salpicándose,

sobre las aguas.


¡Días aquellos,

de luz y de cariño

que bien recuerdo!


Y aquel saleo,

me vuelvo en la distancia,

porque le añoro.


Rafael Sánchez Ortega ©

07/05/22

viernes, 6 de mayo de 2022

5.075 - BAILAN LAS HADAS...



Bailan las hadas,

que viven en el bosque

tu fantasía.


Ellas recogen

los sueños y deseos

que tú persigues.


Cierras los ojos

y sigues ese baile

desde el silencio.


Hay muchas horas

mirando las estrellas,

tras tus pupilas.


Ellas dejaron

mensajes y suspiros

para tu alma.


Así calmaban

la sangre y los latidos

tan desbocados.


En tus recuerdos

renuevan, mariposas,

su dulce vuelo.


Un cosquilleo

recorre tus sentidos

sin darte cuenta.


Es ese baile,

de magia y de misterio

quien lo provoca.


Rafael Sánchez Ortega ©

06/05/22

jueves, 5 de mayo de 2022

5.074- FUE EN UNA TARDE...



Fue en una tarde

que hicimos la magosta

de las castañas.


Tarde de otoño

de un día soleado

y muy precioso.


Fuimos al monte.

Subimos sus laderas

hasta la cumbre.


Allí soñamos,

hablamos de mil cosas

y hasta cantamos.


A la bajada

formamos una hoguera

improvisada.


Y así recuerdo,

la tarde y la magosta

con los amigos.


Fuimos felices,

soñamos y reímos

de mil maneras.


Éramos jóvenes,

teníamos el mundo

a nuestros pies.


Y nos juramos,

cariño y compañía

en la amistad.


Rafael Sánchez Ortega ©

05/05/22

miércoles, 4 de mayo de 2022

5.073 - VUELVEN LAS OLAS...



Vuelven las olas

cargadas de recuerdos 

con las resacas.


Tienen salitre,

espuma marchitada

entre las algas.


¡Cuántos instantes

evocan, al mirarlas,

en su llegada!


Vuelvo a los años

felices de la infancia

con mi inocencia.


La juventud

de tardes tan doradas

y soñadoras.


Y al breve otoño,

dejado a mis espaldas

en un plis plas.


Ahora me encuentro

las olas y resacas,

en el invierno.


Y las venero,

las miro enamorado

mientras suspiro.


Fueron y son,

eternas compañeras

con su candor.


Rafael Sánchez Ortega ©

04/05/22

martes, 3 de mayo de 2022

5.072 - FUE TU SONRISA...



Fue tu sonrisa

la llama de esperanza

que precisaba.


Llegó a mi lado,

vibrando de tus labios

y me embriagó.


Con tu paciencia

calmaste mis sentidos

y los dormiste.


¡Qué dulce paz

recuerdo que inundó

mi corazón!


Hoy la sonrisa,

la veo y titubea,

ya no es la misma.


Todos cambiamos,

lo sé, somos conscientes,

pero seguimos.


La senda avanza,

nosotros lo intentamos,

titubeando.


Y rebuscamos.

Yo busco tu sonrisa,

como hace tiempo.


Y si, en tus labios,

la noto, yo sonrío

y soy feliz.


Rafael Sánchez Ortega ©

03/05/22

lunes, 2 de mayo de 2022

5.071 - UNO DE MAYO...



Uno de mayo

"el día de la madre",

dice la gente.


Pero este día

es fecha que debiera

ser todo el año.


Madres y abuelas,

futuras jovencitas

que lo serán.


Todo es posible,

pero ellas se merecen

el galardón.


Todos tuvimos

la madre diferente

y cariñosa.


Dicen que hay una

y así la recordamos

con gesto serio.


También sonriendo;

cantando con sus labios

inmaculados.


Y con sus besos,

tan llenos de ternura

y de ambición.


Fueron sus ojos

un faro en la distancia

para ver puerto.


"Uno de mayo",

mis versos para ti,

"madre del alma".


Rafael Sánchez Ortega ©

01/05/22


domingo, 1 de mayo de 2022

5.070 - DEJA QUE APOYE...



Deja que apoye

mi frente en tu regazo

y que descanse.


Limpia mis lágrimas,

perdona mis pecados,

dame tu paz.


Es la plegaria

que escapa de unos labios

que te aman tanto.


Y que te llaman,

te buscan en las sombras

y en la distancia.


Quieren la esencia

que dejan tus palabras

y tus caricias.


También precisan

el labio que les deje

candor y amor.


Deja que sueñe,

que forje fantasías,

junto a tu cuerpo.


Seré ese niño

con ojos soñolientos

que se ha perdido.


Y dormiré,

contigo, si tú quieres,

mientras te abrazo.


Rafael Sánchez Ortega ©

01/05/22

sábado, 30 de abril de 2022

5.069 - CANTAN LAS RANAS...



Croan las ranas

y saltan en las charcas

a nuestro paso.


Es muy curioso

mirar sus movimientos

celosamente.


Es muy posible

sentir mil emociones

al ver el cuadro.


"Rana, ranita..."

Cantábamos de niños

en los colegios.


Y las buscamos,

a veces, en espacios

donde no estaban.


Pero los sueños

aquellos, de la infancia,

eran muy bellos.


¡Cuánta ternura

había en nuestros ojos

tan inocentes!


Es imposible

vivir sin los recuerdos

de aquellos días.


Cierta nostalgia

acude hasta el otoño,

con estas ranas.


Rafael Sánchez Ortega ©

30/04/22

viernes, 29 de abril de 2022

5.068 - VUELVO A TU LADO...



Vuelvo a tu lado

y pienso que el destino

me es favorable.


Hay ¡tantas cosas!

pendientes y que haremos,

poquito a poco.


Mirar la tarde,

buscar entre las nubes

algún cometa.


El de esos niños

que juegan, en la playa,

lejos del mundo.


Y volveremos

al faro y a la iglesia

de nuestra infancia.


Allí sentimos

la brisa de los besos

en ambos labios.


Era un nordeste

cargado de ternura

y de pasión.


Besos y abrazos,

miradas sorprendidas,

interminables.


Por eso vuelvo

y pido que regreses

a este momento.


Rafael Sánchez Ortega ©

29/04/22

jueves, 28 de abril de 2022

5.067 - TE QUIERO A TI...



Te quiero a ti,

mi bella mariposa

de las mañanas.


Vienes a mi,

acudes con tu gracia

y colorido.


Con tu alegría

animas mis sentidos

un tanto tristes.


Quiero sentir

la brisa de tus alas

sobre mi cara.


Quiero soñar

contigo, entre las nubes,

de un largo viaje.


Y llegaremos

a un mundo sin fronteras

donde haya paz.


Paz para todos,

pequeños y mayores,

sin distinción.


Y así, las almas,

tendrán solo un latido

y una ambición.


Te quiero a ti,

mi sueño y utopía,

de mariposa.


Rafael Sánchez Ortega ©

28/04/22