miércoles, 16 de octubre de 2019

VUELA CON BRÍO...



Vuela con brío,
como un ave sin rumbo,
surca los cielos.

Baila sin miedo
con piruetas sublimes
que sean versos.

Baila y no temas
a la fuerza del viento,
que está durmiendo.

Vuela en la vida
del pasado y recuerdos,
¡déjalos lejos!

Sigue volando,
sin volver la mirada,
ve a otro puerto.

Sigue el camino,
el espacio sereno,
busca los sueños.

Vuela en la tarde,
en la noche, en el día.
¡Deja tus versos!

Letras nerviosas,
infinitos anhelos,
para sentirlos.

Y, sin palabras,
notaré mil latidos,
entre tus besos.

Rafael Sánchez Ortega ©
25/09/19

martes, 15 de octubre de 2019

NECESITO TUS ALAS...



Necesito tus alas
para subir al cielo,
y también un suspiro
que me sirva de aliento,
como el ave sin rumbo
volaré, con aprecio,
sin volver la mirada
al pasado y recuerdos,
volaré, como digo,
por los cielos, sereno,
más allá de las nubes
y rincones inciertos,
y hasta puede, que un día,
se detenga mi vuelo,
proclamando tu nombre
y buscándote inquieto...

Necesito la vida
y vivirla sin miedo,
continuando la senda
tras tus pasos ligeros,
marcharé por la orilla,
tras las huellas del suelo,
bordeando el camino
para ir a tu encuentro,
es posible la lluvia,
la tormenta y el viento,
y hasta puede la nieve,
tan fugaz, sorprendernos,
porque sigue adelante
el lector de los sueños,
aquel niño incipiente
como actor de sus cuentos...

"...Necesito el cariño
y calor de tus besos,
para hacer que mis labios
te susurren un verso..." 

Rafael Sánchez Ortega ©
25/09/19

lunes, 14 de octubre de 2019

LADRÓN SIN GUANTES...



Ladrón sin guantes
que vives y que robas
tantos suspiros.

Llévame lejos
allí, donde no puedan,
volar los cuervos.

Quiero soñar,
dormir en tu regazo,
sentirme libre.

Cuando despierte
me enseñarás los lagos
y las princesas.

Luego, sin prisas,
te seguiré en el bosque,
a una cabaña.

Veremos ciervos,
ardillas y castores
hablando juntos.

Y dejaremos 
tatuado en algún roble
un corazón.

Con nuestros nombres
diciéndose "te quiero",
como testigos.

Y ese suspiro
se quedará, en silencio
con tantos besos.

Rafael Sánchez Ortega ©
23/09/19

domingo, 13 de octubre de 2019

LA VIDA ES UN INSTANTE...



La vida es un instante
que pasa y no regresa,
y vamos con su vuelo
en brazos del cometa,
volamos a la nada
buscando las estrellas,
y hacemos, del presente,
un mundo de tinieblas,
por eso los segundos
son versos de un poema,
latidos de una vida
que corre por las venas,
merece que lo notes,
lo vivas y lo sientas,
y luego, en el descanso,
embriágate en su esencia...

La vida es un conjunto
de risas y de penas,
de cielos y alegrías
y noches con sus nieblas,
hagamos del presente
un ramo de violetas
que deje en nuestras almas
sonrisas y respuestas,
y luego, si es posible,
volvamos al poema,
al verso y a la vida
que es causa del problema,
¡bendita sea la rima
que causa la entelequia,
las dudas en los ciegos,
los niños y poetas...!

"...La vida es un regalo
que llega y no se espera,
al alma del dormido
y rompe su inocencia..."

Rafael Sánchez Ortega ©
23/09/19

sábado, 12 de octubre de 2019

LA NIEBLA...



La niebla se acercaba con la noche
dejando sensaciones muy diversas,
de pronto parecía que los cuerpos
notaban el cansancio de las piernas,
los pechos suspiraban sin sentido
buscando en esas frases la manera
de ser los salvadores de las almas
y un poco los ladrones del poema,
brotaban pensamientos inocentes,
surgían los fantasmas de la tierra,
y arriba, las gaviotas se alejaban,
volaban a la costa con presteza,
abajo se quedaban los ausentes,
eternos buscadores de la esencia,
tratando que la niebla los regale
el fruto y la bebida con su néctar...

Sonaban los redobles a lo lejos
y puede que lloraran las estrellas,
la luna, perezosa, no salía,
quizás por el jaleo y la pereza,
un hombre caminaba por la playa,
llevaba en una mano la linterna,
la luz de la atalaya del andante,
que sigue por la vida tras las huellas,
y marcha por la senda del trabajo
con carga y con mochila que le pesa,
la casa y la familia van adentro
y ahogan las sonrisas y las penas,
pero esta sensación, en un instante,
es fruto del ahogo y de la niebla,
que aprieta con sus brazos invisibles
y apaga los rescoldos y las fuerzas...

"...La niebla se acercaba con su abrazo
haciendo que la sangre se escurriera,
dejando al corazón sin la sonrisa
y el alma desnudada y sin careta..." 

Rafael Sánchez Ortega ©
22/09/19

viernes, 11 de octubre de 2019

LA NIEBLA ABRAZA...



La niebla abraza,
nos deja sus caricias,
llega la noche.

Y cada día
suceden estas cosas.
Es aburrido.

Pero la vida
contiene otros momentos
interesantes.

En uno de ellos
podemos ver la lluvia
y hasta sentirla.

Notar del mar
llegando hasta la orilla
con las resacas.

Oír el canto,
que dejan los gorriones
en los jardines.

Ver las encinas,
las hayas y los robles
alzarse altivos.

...Pero prefiero
parar otros momentos.
Estar contigo.

Mirar tus ojos,
decirte que te quiero.
Besar tus labios.

Rafael Sánchez Ortega ©
22/09/19

jueves, 10 de octubre de 2019

PARA QUE TENGAS...



Para que tengas
el día muy tranquilo,
vive la vida.

Mira las flores,
las rosas y violetas,
que te saludan.

Luego, en el campo,
escucha, las cigarras,
con sus canciones.

Seguramente
tendrás que conformarte
con el paseo.

En él, tus pasos,
irán donde tú quieras
en un instante.

En los jardines
verás los caracoles
junto a su casa.

Al mediodía,
terminarás la etapa
de la jornada.

Con un suspiro
darán vuelta tus pasos
por el camino.

Y en la distancia
podrás ver la silueta
de dónde vienes.

Rafael Sánchez Ortega ©
19/09/19

miércoles, 9 de octubre de 2019

AVANZABAN...



Avanzaban por el cielo
unas nubes con su magia,
alegrando las pupilas
de los niños y las hadas,
eran nubes sin colores,
paliduchas y algo blancas,
alternando con los cirros
de tormentas y tronadas,
y los niños, en el bosque,
con las hadas alternaban,
en el juego que ellos mismos
alentaban con su infancia,
se veían unos elfos
y hasta gnomos con su barba,
en un cromo inenarrable
y de fiesta con su estampa...

Avanzaban por la vida
las personas con su carga,
y también con los deberes
de vencer en la batalla,
eran hombres algo serios,
con gran frío en la mirada,
que olvidaban a los niños
y a su mundo, sin palabras,
e ignoraban la alegría
de los labios que temblaban
y pedían, dulcemente,
a la vida, sus migajas,
esa miel de los poemas,
el salitre de las aguas,
el terruño de los campos
con la rosa para el alma...

"...Avanzaban las corrientes
y los ríos murmuraban,
y unos niños, en el bosque,
hoy soñaban con las hadas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
19/09/19

martes, 8 de octubre de 2019

EN CUANTO PUEDAS...



En cuanto puedas
encuentra tu cuaderno
para escribir.

Haz que tus dedos
reflejen lo que guarda
tu corazón.

Saldrán los versos
que formen un poema
con tus vivencias.

Y lo que sientes,
igual que lo que piensas,
irá en las letras.

Letras sencillas,
sin rosas ni alharacas,
pero con vida.

En sus latidos
se mostrará la esencia
de ese poema.

Quizás un día,
después de mucho tiempo,
alguien lo lea.

Y si está atento,
le llegará a su alma
tanta ternura.

Porque el susurro,
del verso que le ofreces,
le hará llorar.

Rafael Sánchez Ortega ©
18/09/19

lunes, 7 de octubre de 2019

NO SÉ SI SABES...



No sé si sabes
que ayer detuve el paso
y paré el tiempo.

El sol, cansado,
durmió, en su camino,
por un instante.

Y los gorriones,
también se detuvieron,
tras de su vuelo.

Paré la vida,
quizás sin darme cuenta,
¡quería verte!

Querido cielo,
estabas tan hermoso,
allí, en tu tarde.

Todo de azul,
vestido inmaculado,
como tus ojos.

Y me miraste,
me viste pensativo,
y entristecido.

Era otro día,
después del cumpleaños,
un día más.

Y los gorriones
así lo comprendieron
y despertaron.

Igual que el cielo,
con besos de la brisa,
dio fin al sueño.

Rafael Sánchez Ortega ©
17/09/19

domingo, 6 de octubre de 2019

UNA FECHA Y UN DÍA...



Una fecha y un día
me recuerda septiembre,
en que vine a este mundo
de mi madre, en su vientre,
aquel día precioso
se animaron las fuentes
y también las cigarras
saludando a las gentes,
y fue un día de fiesta
y bailaron los peces
en el mar, tan cercano,
con azules y verdes,
no recuerdo el detalle
de aquel pecho con leche
que calmaba mis labios
de la sed inocente...

Una fecha pasada,
en un día de fiebre,
renació la inocencia
en el alma rebelde,
y pasaron los días
y algún año con nieve,
con las rosas brotando
en un niño impaciente,
sus ojitos buscaban
el amor en los muelles,
encontrando sirenas
entre mallas y redes,
y creció con sonrisas
y también con nordestes
recibiendo los besos
de la brisa de siempre...

"...Una fecha y un nombre
para el niño que viene,
y que surge, a la vida
a catar de sus mieles..."

Rafael Sánchez Ortega ©
16/09/19

sábado, 5 de octubre de 2019

ESTÁS CANSADO...



Estás cansado,
gorrión que aquí reposas,
se va la tarde.

Mira la alondra,
que llega de su viaje,
también cansada.

Busca en la rama
el nido que te espera
y en él descansa.

En una casa
se encienden unas velas
de cumpleaños.

Tiemblan las luces,
se escuchan los susurros
de algunos labios.

Y mientras tanto
la vida continúa,
y no se para.

Afuera, el mar,
se acerca a la machina,
para besarla.

Un dulce beso
le deja en los pilotes
que la sostienen.

Las golondrinas,
igual que los gorriones,
ahora descansan.

Rafael Sánchez Ortega ©
16/09/19

viernes, 4 de octubre de 2019

DESPUÉS DE UNA BATALLA...



Después de una batalla
es preciso un momento,
el descanso del hombre
y también del guerrero,
son instantes de sombras
y también de silencios,
con banderas calladas
junto a dulces lamentos,
hay minutos precisos
donde todo es pequeño
y el reloj se detiene
con la brisa del viento,
en la tierra bravía
se ven solo los cuervos,
y la arena teñida
por los surcos sangrientos...

Después de los veranos
hay otoños e inviernos,
primaveras lejanas
y hasta estíos con sueños,
hay claveles que surgen
en jardines discretos,
para besos robados,
por llevar a unos versos,
y entregarlos un día,
sin temor y sin miedo,
a la imagen que guarda
aquel niño en el pecho,
y vendrán mil batallas,
con tormentas del cielo,
pero presto, en las almas,
volverán los deseos...

"...Después de las batallas
afloran los recuerdos,
evítalos, si puedes,
y sigue con tu esfuerzo,
amar es algo noble
y dicen que los ciegos,
hoy sienten cual videntes
pues ven en sus reflejos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
16/09/19

jueves, 3 de octubre de 2019

NUNCA OCULTES LA SONRISA...



Nunca ocultes la sonrisa
que en el alma se despierta.
ni aunque sientas en el pecho
un dolor con gran tristeza,
ten en cuenta que la vida
tiene etapas y escaleras,
que se forjan y se viven
como vienen y sin fuerzas,
y es así, como nos dicen,
los que tienen experiencia,
los amigos y mayores
que han luchado en la pelea;
sonreír es algo dulce,
es mostrar lo que te llena,
compartir la miel del labio,
a otros ojos, con su néctar...

Nunca pierdas la esperanza
de encontrar gratas respuestas,
a las miles de preguntas
que en el alma cobran fuerza,
aunque sean los recuerdos
que rescaten los problemas,
y los dejen bien presentes
y nos nublen la cabeza...
Es mejor estar sereno
y enfrentarse a las mareas,
con las olas y resacas
que descarguen su fiereza,
porque puede que se llore
y esas lágrimas tan tiernas
sean bálsamo preciso
que se plasme en un poema...

"...Nunca digas que no quieres,
unos versos y unas letras,
de la mano, temblorosa,
que te ofrece las estrellas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
15/09/19

miércoles, 2 de octubre de 2019

DESPIERTA, NIÑA...



Despierta niña,
no guardes la sonrisa,
déjala libre.

Así tus labios
tendrán la melodía
de la jornada.

Darán la nota,
el bálsamo divino,
a quien te escuche.

Abre los ojos
y mira lo que tienes
alrededor.

Luego, si quieres,
ausculta, en este día,
a sus latidos.

La taquicardia
precisa de cuidados
y tu alegría.

Verás que pronto,
se curan las tristezas
del nuevo día.

Aspira el aire,
la brisa y el nordeste
con su salitre.

Así tus labios
sabrán cómo es el beso
de las resacas.

Rafael Sánchez Ortega ©
15/09/19

martes, 1 de octubre de 2019

YA SUENAN...



Ya suenan las campanitas,
nos anuncian las mañanas,
se despiertan los hogares
y caminan las beatas.
Esta escena que describo
es corriente y es diaria,
porque ha sido ya descrita
y por muchos bien contada,
pero llega el nuevo día
y repiten las cigarras,
ese canto que deslumbra
y despeja telarañas,
y se ven las chimeneas,
las aldeas con sus casas,
y las calles muy vacías
que comienzan la jornada...

Ya suena la mar, al fondo,
y navegan por la barra,
las traineras y los botes
a ganarse la soldada,
y los hombres de la aldea,
a la tierra con azada,
mientras otros con sus remos
van a pesca y a las playas,
esas calas tan fecundas
y con peces entre algas,
que les llaman día a día
y les muestras sus escamas,
son los panchos y lubinas,
salmonetes y julianas,
con algunos calamares
que se enredan en las cañas,
y este cuadro y esta escena
se ha quedado entre las almas,
como un lienzo misterioso
retenido de la infancia...

"...Ya suenan los ruiseñores
animando la alborada,
con sus cantos y sus trinos
para dejarnos su magian..."

Rafael Sánchez Ortega ©
13/09/19

lunes, 30 de septiembre de 2019

POR LA MAÑANA...



Por la mañana,
y junto algunos robles
cantan los grillos.

Se ven gallinas
y vacas por los prados,
madrugadoras.

Nos saludamos,
les pido que sonrían,
pero no saben.

Al mediodía,
se vuelven para casa
los labradores.

Algunos niños
se quedan en la playa
haciendo tiempo.

Hora de estar
comiendo y en familia
en los hogares.

Luego, la tarde,
se pasa en un momento,
en el otoño.

Cierta tristeza
se funde en el ambiente
sin darse cuenta.

Acaba el día,
la luz nos abandona,
llega la noche.

Rafael Sánchez Ortega ©
13/09/19

domingo, 29 de septiembre de 2019

YO TE DESNUDO...



Yo te desnudo,
gentil sirena,
cuando mis ojos
ven tu silueta,
entre las olas
de las mareas,
y entre el salitre
de las arenas,
porque en la playa
nacen poemas
que de los mares
los buques dejan,
son como rosas
con mil leyendas,
para que el cielo
se bañe en ellas...

Yo te persigo
linda viajera,
vas muy cansada
con cara fresca,
pero tus ojos
son como fresas,
dos lindos faros
pupilas bellas,
y ante los mismos
bebo su esencia,
busco tus manos
lindas, perfectas,
y con mis dedos
rozo tus yemas,
tú te estremeces,
el cuerpo tiembla...

"...Yo te bendigo,
dulce violeta,
rincón de infancia
que en mi estás presa..."

Rafael Sánchez Ortega ©
11/09/19



sábado, 28 de septiembre de 2019

NACEN LOS VERSOS...



Nacen los versos,
para estar a tu lado,
linda viajera.

Cuando tus ojos
recobren la sonrisa
quizás los leas.

Pero si acaso
se quedan olvidados,
tendrán paciencia.

De todas formas
te estarán esperando
entre las olas.

Con mucha espuma,
también con caracolas
junto a la playa.

Tendrán salitre,
tomado de las algas
y de los mares.

Cuando de nuevo,
tus ojos amanezcan,
verán la luz.

Algunos versos,
pacientes, que te esperan,
irán a ti.

Y la sonrisa
dormida de tus labios,
despertará.

Rafael Sánchez Ortega ©
11/09/19

viernes, 27 de septiembre de 2019

NUBES CON LLUVIA...



Nubes con lluvia
descargan su equipaje
y nos contagian.

Llueve en el cielo,
con ganas y con viento,
lloran los ojos.

Pasa la tarde
y estamos en verano.
Viene el otoño.

Miro el reloj
y ya ha anochecido.
Pasó la tarde.

Duelen los ojos,
quizás por la lectura
y tanto rato.

Debo parar,
y hacer que las pupilas
tomen descanso.

Llegan las sombras,
de nuevo con su abrazo
de cada noche.

Hay que seguir,
soñar aún siendo hombres,
y así vivir.

Porque la vida,
con nubes y con lluvia,
debe vivirse.

Rafael Sánchez Ortega ©
10/09/19

jueves, 26 de septiembre de 2019

EXTRAÑO...



Extraño los saludos de la tarde
cediendo las palabras de tus labios,
dejaban agradables melodías 
que siempre cautivaban los espacios,
rompían el silencio establecido
y hacían, con tu voz, un comentario,
hablaban de la lluvia y de la brisa,
igual que de la vida y el cansancio,
tocaban cualquier tema, y te veía
directa, y comentando sin engaños,
aquello que embargaba los sentidos
de un modo tan sutil y un tanto cálido,
decías que el amor y la esperanza
debían ser, de un modo necesario,
la esencia de la vida y el esfuerzo
del hombre soñador y muy romántico...

Extraño tus caricias en la tarde
de aquellas primaveras y veranos,
vividos en perfecta sintonía
en tiempos ya caducos y lejanos,
si miro para atrás, y hago un aparte,
los veo con el paso de los años,
inquietos, con los nervios juveniles,
y llenos de recuerdos algo pálidos,
se borran, y se van de la memoria,
los días con las lágrimas y llantos,
surgidos por las dudas y los celos
de aquellos sentimientos y del pánico,
volaban las gaviotas a la costa,
cantaban las cigarras en los campos,
las nubes dibujaban mil caprichos
y el cielo sonreía con descaro...

"...Extraño las caricias de tus dedos
y tantas carantoñas de tus manos.
Hoy vuelven a las mías los recuerdos, 
ansiando aquellos besos tan fantásticos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
10/09/19

miércoles, 25 de septiembre de 2019

SE ANUNCIAN LLUVIAS...



Se anuncian lluvias
y también vientos,
quizás granizos
bajen del cielo,
y hasta tormentas
con muchos truenos
porque en septiembre
se cambia el tiempo
y es que el verano
pasó en un vuelo,
en un instante
se fue ese sueño,
y nos quedamos
mirando lejos
a ciertas nubes
con fondo negro...

Se piden ojos
de ser discretos,
y con pupilas
de buen aspecto,
para que busquen 
los dulces juegos
que allá, en la infancia,
dejaron cuentos,
porque los niños
son como ciegos,
van tras la brisa 
que deja el viento,
y así caminan,
y sin gobierno,
día tras día,
persiguen besos...

"...Se buscan almas
que estén sin dueño,
para dejarlas
el pelo suelto,
y que suspiren
por fin, de nuevo,
cuando la brisa
roce su pecho..."

Rafael Sánchez Ortega ©
09/09/19