sábado, 25 de mayo de 2019

¿QUÉ ESPERAS...?



¿Qué esperas, playa?
¿Quizás que vaya a verte?
...Ya falta menos.

Iré de noche,
cuando la luna salga
para bañarse.

Iré de día
para robarle al mar 
todo el salitre.

Veré las olas,
desnudas y sin miedo,
con su erotismo.

Veré las algas
que arrancan las sirenas
con su pasión.

Veré gaviotas
que vuelan, caprichosas,
sobre los barcos.

Pero, sin duda,
sabré de tus caricias
aunque me duela.

Podré mirarte,
hablarte en el silencio,
podré escucharte.

Porque te quiero,
y sé que tú lo sabes,
mi mar azul.

Rafael Sánchez Ortega ©
03/05/19

viernes, 24 de mayo de 2019

CON DOS PALABRAS...



Con dos palabras
te digo en estas letras:
¡querido amor!

Serás mi vida,
mi ser y mi utopía,
y todo en ti.

Vendrás conmigo
allá donde yo vaya,
siempre que quieras.

Quizás un día
precises mi sonrisa
y será tuya.

Porque tendremos
al mundo de los sueños
a nuestro lado.

Y sin dudarlo
por él caminaremos
por mucho tiempo.

Seremos libres
sin celdas ni grilletes
que nos lo impidan.

Y volaremos
con alas plañideras
sobre las olas.

Playas doradas
serán las concubinas
de estos poemas.

Rafael Sánchez Ortega ©
01/05/19

jueves, 23 de mayo de 2019

TU MELENA...



Tu melena sinuosa se detiene
en la apacible arena de la orilla
y la pasión que nace, en ti, se humilla
a la brisa que llega y te sostiene.

Así mi corazón busca en Selene
esa blancura fiel que tanto brilla,
el resplandor que al niño maravilla
y al hombre gris anima y le mantiene.

Avanzas con soberbio atrevimiento
y galopas las dunas tan doradas
despreciando ese mar siempre violento.

Me muestras a tus manos desnudadas
con el verso cautivo y avariento
que escribieron los gnomos y las hadas.

Rafael Sánchez Ortega ©
01/05/19

miércoles, 22 de mayo de 2019

ES COMPLEJA LA MISIÓN...



Es compleja la misión
de escribir sobre la china,
(o es la china del zapato
que, con fuerza, me lastima).
No lo sé, tampoco importa,
pues la china de esta tinta
lleva alas en sus versos,
y en las letras, mi sonrisa;
una china paticorta
se desliza de puntillas,
y hasta mira de reojo
lo que hay en cada esquina.
Esa china, como digo,
cambia el miedo por la dicha
de saberse malcriada
entre gentes muy amigas...

Es por eso que, de pronto,
ella adora las cuartillas
y hasta el folio inmaculado
que los árboles destilan.
Nuestra china es peculiar
en la mente del artista,
él la crea y la transforma
en ferviente maravilla,
y la equipa con sus alas
y la lleva hasta la China.
¡Ay, chinita tan audaz,
no te vayas de mi vida!,
y es que tengo por misión
escoltarte con la brisa
y abrazarte con las olas
y llenarte de caricias...

"...Es compleja la misión
de escribir para una amiga,
y si es china, más aún,
la tortura está servida..."

Rafael Sánchez Ortega ©
30/04/19

martes, 21 de mayo de 2019

ESTOY MUY TRISTE...



Estoy muy triste,
el mundo se desploma,
es decadente.

Destilan odio
hermanos entre sí,
y hasta se agreden

En la distancia
se ve el amor, muy lejos,
como se pierde.

No entiendo nada.
¿Por qué se odian los hombres?
¿Por qué no hay paz?

Todos opinan.
Todos tienen razón.
Ninguno se equivoca.

Y yo, cual tonto,
como no entiendo nada
lloro en silencio.

Aunque en el fondo
la envidia y la avaricia
son la respuesta.

¡Cuánta miseria
se cuela en nuestras almas,
y esto no es justo!

Quiero gritar
dejar una denuncia
con estos versos.

Rafael Sánchez Ortega ©
28/04/19

lunes, 20 de mayo de 2019

SEGUÍA TUS PASOS...



Seguía tus pasos,
mi dulce gacela,
que marchan muy lejos
y dejan tus huellas,
y así me trasladas
o extrañas fronteras,
a sitios lejanos
de imágenes nuevas,
quizás me confundo
y pienso que llevas
el paso cambiado
saltando en la acera,
pero es una orilla
de playa desierta,
con algas que asoman
tras olas inquietas...

De pronto te fuiste,
perdí tu silueta,
la imagen divina
no estaba a mi vera,
y entonces, mis ojos,
sintieron la niebla
y así mis pupilas
lloraron con fuerza,
busqué entre la bruma
la imagen tan fresca
del cuerpo querido
que ansía mis venas,
y no te encontraba
por más que siguieran
buscando mis ojos
la playa y la arena...

"...Seguía tus pasos
allí, donde fueras,
y un día te fuiste,
cambiaste de senda..."

Rafael Sánchez Ortega ©
26/04/19

domingo, 19 de mayo de 2019

SE ESTREMECEN LAS LLAMAS...



Se estremecen las llamas
con el paso del viento,
y también por la brisa
con que aviva los fuegos,
es igual que los niños
a quien rozan su cuerpo
las caricias maternas
que desgranan los dedos,
un rumor invisible
dejan duendes traviesos,
por la piel inocente
que recubre los cuerpos,
y si, acaso, le apuras
te dirán algo cierto
las pupilas divinas
de los ojos sin miedo...

Y es que el hombre madura
con el paso del tiempo
y se muestra valiente
aunque bogue sin remos,
porque, a veces, navega
sin timón, como un ciego,
por la vida infinita
y se olvida del puerto,
y es allí, donde tiene,
su lugar y su puesto,
la razón de sus días
y el presente sincero,
pero ignora la brisa
que le lleva muy lejos
y se duerme en cubierta
aunque sueñe despierto...

"...Se estremecen las llamas
en tus ojos tan bellos,
y también tu sonrisa
al sentir a mis besos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
25/04/19

sábado, 18 de mayo de 2019

EN TU MANO PEQUEÑA...



Era tu mano pequeña
una linda lagartija
que movías, juguetona,
para atrapar a la mía,
y te agarraste con fuerza
a los dedos en ruinas,
trabajados y agrietados
por el paso de los días,
y llegaste con tus sueños
y volamos con tus risas,
hacia un mundo diferente
por senderos y colinas,
con mi mano te llevaba
y en la misma sostenías
esa fuerza de tu alma
y el ardor de tus pupilas...

Pero tu mano pequeña
precisaba de la brisa
y del aire de los mares
del salitre y de la vida,
y buscamos las arenas
tan doradas y tan finas,
y seguimos las pisadas
y las huellas de la orilla,
unas veces eran firmes
aunque en otras se escondían
al abrigo de las olas
con su estela blanquecina,
yo sentí que tú temblabas
y querías la salida,
de tus dedos hacia el cielo
a robar su poesía...

"...Era tu mano pequeña
una hermosa margarita,
que la dejaste en mis labios
con tu preciosa sonrisa..."

Rafael Sánchez Ortega ©
24/04/19

viernes, 17 de mayo de 2019

DIFÍCIL AVANZAR...



Difícil avanzar en el desierto
en medio de un ambiente enrarecido
es fácil que se nublen las pupilas
por culpa del siroco y de los fríos,
a veces los silencios nos desbordan
y ahogan, en el alma, tantos gritos,
que ansían elevarse a las alturas
volando por senderos infinitos,
en cambio se congelan las pasiones,
se viven los segundos como un guiño,
se añoran los momentos del pasado,
las risas compartidas con sigilo,
pero esa soledad tan angustiosa
es parte del poema que ahora vivo,
aquel que comenzara en una infancia
y luego transcurriera siendo niño...

Difícil avanzar con las tormentas
que dejan torrenteras y granizos,
excelsos medallones de las almas
cubiertas de oropeles y sin brillo,
por eso se detiene el caminante,
incluso se resguarda de los ríos
que bajan desbocados sus meandros
y llenos de lujuria sus bramidos,
busquemos esa paz de los poetas
que tejen en los versos con un hilo,
sintamos como viven el combate
y luchan con furor por su destino,
si acaso comulguemos con la noche
y hagamos con las sombras nuevos ritos,
aquellos que nos traigan la esperanza
y vibren con amor, para sentirlo...

"...Difícil avanzar con esta carga,
se dice el caminante ya vencido,
preciso de los versos de un poema,
aquel que con tu sangre me has escrito..."

Rafael Sánchez Ortega ©
29/04/19

jueves, 16 de mayo de 2019

QUIERO ENCONTRAR...



Quiero encontrar un atajo
para esquivar a la muerte
y avanzar por las colinas
de esta vida libremente,
así, plegando las velas
irá mi barca al nordeste
impulsada por la brisa
y con alas diferentes,
aunque le falte ese brillo
a la mar azul y verde
me bañaré entre sus olas
con sus ribetes de nieve,
y al final, tras ese viaje,
y el escorzo consiguiente,
me sentiré más tranquilo
con mis sueños, como siempre...

Pero el atajo añorado
es cruel e impenitente,
algo alejado de mí,
condenado en esta suerte,
es como aquella utopía,
del sediento ante la fuente
que buscando en ella el agua
se encontraba con serpientes
custodiando el rico caño,
con el líquido sin leyes
del sediento que llegaba
para calmar a su fiebre,
y allí quedaba el mendigo,
el soñador con sus redes,
y hasta el niño de la infancia
que recordaban sus sienes...

"...Quiero encontrar un atajo
para acudir muchas veces,
a tu lado, poesía,
porque no quiero perderte..."

Rafael Sánchez Ortega ©
23/04/19

miércoles, 15 de mayo de 2019

ERA UN CAMINO...



Era un camino
antiguo y transitado
por el ganado.

Por él pasaba,
llevando sus ovejas,
un pastorcito.

Ojos azules,
carita sonrosada,
un buen guardián.

En el zurrón,
portaba la comida
y unos cuadernos.

Cuando en el campo
pastaban las ovejas
él escribía.

También leía
las letras que las nubes
le iban dictando.

Y así nacían
los versos y las rimas
de sus poemas.

Risas y llantos,
mezclados con balidos,
de las ovejas.

¡Qué hermosos sueños
quedaron atrapados
entre sus versos!

Rafael Sánchez Ortega ©
22/04/19

martes, 14 de mayo de 2019

QUE SE DUERMAN...



Que se duerman nuestros sueños
y renazcan a otra vida,
más allá de las estrellas,
donde todo es alegría,
y que suenen las fanfarrias
y se muestren cantarinas
las cigarras de los campos
y las fuentes de la villa,
que las piedras se conviertan
en las rosas presumidas
de un jardín inexistente
que se forme en las pupilas,
que los cielos se estremezcan
y las nubes tengan tinta
para hacer, en los poemas,
el amor de cada día...

Que se aviven las pasiones
y despierten nuevas rimas,
en las almas de los hombres
desbocadas y sin bridas,
que descansen las montañas
y la nieve, por sus cimas,
se reparta por la tierra
con el aire y con la brisa,
que los besos, silenciosos,
cobren fuerza y tengan chispa,
y transmitan sensaciones
y candor a las mejillas,
que las manos temblorosas
tengan siempre ese carisma
de los dedos muy sensibles
portadores de caricias...

"...Que se duerman nuestros sueños
y emprendamos la partida
para hacer, de este presente,
el objeto de la vida..."

Rafael Sánchez Ortega ©
20/04/19

lunes, 13 de mayo de 2019

DE NUEVO EL SOL...



De nuevo el sol
se muestra en todo el día
y nos relaja.

El cielo azul,
sin nubes a la vista,
nos da la paz.

¡Bendito día,
que llega y que nos deja
tanta hermosura!

Pero la paz
se rompe con las guerras
y las envidias.

Hay que luchar,
lograr que las miradas
sean sinceras.

Y que el saludo
esté en los corazones
y en sus latidos.

Seguramente
vendrán días de lluvias
y de tormentas.

Pero, entre tanto,
seamos consecuentes
con el regalo.

¡El cielo azul,
el manto de los sueños
y de los niños!

Rafael Sánchez Ortega ©
20/04/19

domingo, 12 de mayo de 2019

DESCANSA UN POCO...



Descansa un poco
y tómate un respiro,
lo necesitas.

Estás cansado,
tus ojos ya no brillan
como otras veces.

En tu figura
se notan los tatuajes
que deja el tiempo.

Aún recuerdo
los ratos que he pasado
junto a tu lado.

Tú me escuchabas,
a ti te confesaba
todas mis penas.

En tu silencio
tenía las respuestas
que precisaba.

También me diste
relatos que guardabas
celosamente.

Eran del mar,
de barcos y marinos
en largos viajes.

Tanto me diste,
que no puedo olvidarte,
¡querido faro!

Rafael Sánchez Ortega ©
19/04/19

sábado, 11 de mayo de 2019

HUBO UN TIEMPO...



Hubo un tiempo en que pensé
andar el mundo con mis pasos
solitarios,
desplazarme por los mares
a otras tierras, 
avanzar por los desiertos infinitos
y volar sobre las nubes
hacia el cielo que veía tan distante.

Hubo un tiempo en que soñé
con que aquel niño que ocupaba
la figura de mi cuerpo 
se hacía hombre,
que dejaba los cuadernos del colegio
y se ponía a trabajar,
que estudiaba y que crecía y formaba
una familia,
y que un día, como tantos,
encontraba la respuesta a la pregunta
que rondaba por su alma.

Hubo un día en que nací y vine al mundo,
y ese día, sin querer, afloraron en mi alma
mil preguntas y mil dudas,
y entre ellas era una la que, fuerte, martillaba
en el cerebro,
en un eco que imparable repetía
¿a qué has venido, y tú quién eres?...

Desde entonces perseguía la respuesta
a esa pregunta,
y la vida y las personas respondían a la misma
"sin palabras"

Hubo un tiempo en que, perdido, 
caminaba silencioso por la vida
y encontré a una mariposa 
que, pasando por mi lado,
me dejó, con su aleteo, una sonrisa.

Fue un instante y un momento,
una ráfaga fugaz, que como un beso
penetró por mis pupilas 
consiguiendo estremecer 
los rincones más oscuros
de mi alma.

Y por fin, una mañana
vi la luz y la respuesta.
Estaba allí, en ese acto tan sencillo de la vida.
En el tierno colorido de las alas
de la dulce mariposa, 
en la brisa que venía a mis cabellos,
en el río que bajando nos dejaba sus cantares,
en el verso de la vida que plasmaban los segundos
de un reloj casi invisible,
en la tierra y sus latidos
que nerviosos preguntaban:
¿Aún persigues la respuesta de la vida...?

Rafael Sánchez Ortega ©
17/04/19

viernes, 10 de mayo de 2019

HAGAMOS UN MUNDO...



Hagamos un mundo
de seres iguales,
sin ricos ni pobres,
sin luchas y sangre,
seamos pacientes
cual niños rapaces,
nerviosos, si acaso,
con ojos que arden,
que piden, que llaman,
al dios de los ángeles,
y luego se duermen
con nanas y mares;
un día, es posible,
que surja la frase,
que sea sincera
de paz confiable...

Tengamos un mundo
carente de clases
con almas sinceras
que todo comparten,
el pan, el dinero,
las ropas y trajes,
también la cultura,
que falta nos hace,
y luego, de guinda,
seamos capaces
de darnos la mano
y ser menos cafres,
también es posible
cambiarnos la carne
y estar en los otros
temblando en su cárcel...

"...Vivamos el mundo
así, con sus lances,
seguro que un día
el mundo nos salve..."

Rafael Sánchez Ortega ©
17/04/19

jueves, 9 de mayo de 2019

YO TE BUSQUÉ...



Yo te busqué
por sendas y caminos
y no te vi.

Desde mi puesto,
altivo y desde el bosque
miraba lejos.

Soy ese roble
el mismo que tu buscas
y nunca ves.

Algunas veces
he visto algunos jóvenes
besarse abajo.

También tatuarme,
unirme, con su nombre,
y un corazón.

Así se unían
su sangre con mi savia
en nueva vida.

Por eso miro,
recuerda que te veo
y ven a mí.

Recordaremos
el tiempo y el pasado
con tantos sueños.

Viejas vivencias
vividas y soñadas
bajo mi sombra.

Rafael Sánchez Ortega ©
16/04/19

miércoles, 8 de mayo de 2019

UNA VEZ YO TUVE UN SUEÑO...



Una vez yo tuve un sueño
y una infancia que pasó,
y viviendo sus instantes,
caminaba sin temblor,
aprendía de la vida
cada día una lección,
solventando las preguntas
y las dudas sin pudor,
y es que entonces esos sueños
embriagaban de emoción,
y se hacían insistentes
con destellos de candor,
navegaba por el mundo
en un barco sin timón
bien cargado de ilusiones
y a su mando estaba yo...

Pero el sueño solo es sueño,
una imagen sin color,
y es la tierna fantasía
que compartes entre dos,
y faltaba esa figura,
con los labios y mentón,
y esa cara sonrosada
y los ojos con tu voz;
yo quería que leyeras
y cantaras mi canción,
la que un día en unos versos
te entregué con gran fervor,
y leíste, con tus labios,
y lloraste bajo el sol,
y hasta hiciste que temblara,
enmi pecho, el corazón...

"...Una vez yo tuve un sueño
que marchó sin un adiós,
y aquel tiempo inolvidable
hoy revive en una flor..."

Rafael Sánchez Ortega ©
16/04/19

martes, 7 de mayo de 2019

ME ENAMORÉ DE TUS OJOS...



Me enamoré de tus ojos
que me miraban traviesos
y me perdí en tus pestañas
para dejarte mis sueños,
y suspiraste despacio
y hasta aceptaste mis besos
para dejarme embriagado
en un profundo embeleso,
y desperté en una tarde
con un ocaso ya viejo,
que se quitaba legañas
y hasta crespones muy negros,
y me encontré con tu ausencia
en un profundo silencio,
y así lloraron mis ojos
al recoger los recuerdos...

Pero pasaron los años
y yo sentía en el pecho
que precisaba tu risa
y su candor tan intenso,
pero también las palabras
para leerme los versos
de ese poema sin nombre
que van tejiendo los sueños,
y me volví en el camino
para acudir a tu encuentro,
y así ofrecerte mis brazos
y ese empujón hacia el cielo,
porque el Olimpo dorado
tiene en un cuarto el misterio
donde la noche es eterna
con los relojes sin tiempo...

"...Me enamoré de tus ojos,
eso no hay duda y es cierto,
y hoy los reclama mi alma
ya que sin ellos me muero..."

Rafael Sánchez Ortega ©
14/04/19

lunes, 6 de mayo de 2019

SIN DARME CUENTA...



Sin darme cuenta
tomé tu mano,
en el paseo,
mientras charlamos,
y así seguimos
por mucho rato,
manos unidas
y caminando,
porque los ojos
seguían pasos
de nuestras piernas
que iban temblando,
y así seguimos
y así avanzamos,
parque adelante,
buscando un banco...

De aquellos tiempos
ya pasan años,
y los recuerdos
pesan un tanto,
pero se añoran
tardes y ratos,
ojos brillantes
suaves y claros,
y la sonrisa
de aquellos labios
que con sus besos
ambos gozamos,
hoy los anhelo
de vez en cuando
como preciso
del sol sus rayos...

"...Sin darme cuenta
sentí tu abrazo,
luna, lunita
de rostro blanco..."

Rafael Sánchez Ortega ©
13/04/19

domingo, 5 de mayo de 2019

HACE TIEMPO...



Hace tiempo te he buscado
en los rincones del camino
y de la vida,
y me diste tu silencio
por respuesta.

Hace tiempo que en el pecho
me surgía la pregunta consistente
de tu nombre y existencia.

Hace tiempo que persigo
la esperanza de llegar
a ver la luz con tu palabra.

Hace tiempo que subsisto
en esta tierra, que es la tuya,
donde creo que te escondes
y te ocultas.

Hace tiempo que musito una plegaria,
que la cubro con mis labios,
que la digo y que la grito
y que a ti nunca te llega.

Hace tiempo que camino en solitario,
por la playa, 
tras las huellas que se pierden
en la arena, y por las olas,
al compás de las resacas.

"...Hace tiempo que nací
y que ahora vuelvo, como siempre,
a buscar esa pregunta que tú tienes
y me niegas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
13/04/19

sábado, 4 de mayo de 2019

EL CIELO AZUL...



El cielo azul invita a pasear,
y a deslizarse por ese mundo de los sueños
que él abraza y  nos ofrece.

Quiero soñar y subir al cielo y, una vez allí,
cerrar los ojos, 
dormir profundamente,
sentir la caricia de la brisa divina,
saborear el néctar de la felicidad y vivir, 
(o dormir), 
en ese limbo inocente,
donde los niños no quieren dejar de serlo,
y los mayores miran con envidia 
a los pequeños.

Cuando llegue la noche vigilaré, con las estrellas,
para ver pasar a los cometas
y las sombras celestes 
que, seguro, abundan
con sus formas sugerentes.

Quizás me alcancen los suspiros de las sirenas
y de los ángeles,
o los susurros de las cigarras celestes, 
aunque también, es posible, que me subyugue
la música celeste de los astros
y mi voz se quede congelada
ante este espectáculo.

Rafael Sánchez Ortega ©
12/04/19

viernes, 3 de mayo de 2019

ESTOY CANSADO...



Estoy cansado y la niebla 
atenaza los sentidos.
Qusiera poder gritar, 
correr, huír del mundo 
y caminar por los senderos de antaño.

Me gustaría tener unos ojos esperándome
y unos labios musitando mi nombre,
en un suspiro.

Pero lo más importante sería,
poder sentir la sangre alborotada,
(mi sangre),
el corazón a punto de explotar
por esas ganas locas 
de llegar al lado de la persona amada
y poder escuchar, allí, 
su voz y sus latidos 
en el poema más hermoso 
que nadie pudo escribir jamás.

Rafael Sánchez Ortega ©
11/04/19

jueves, 2 de mayo de 2019

DESPIERTA...



Despierta pueblo, despierta,
y ten en cuenta la vida,
la que tienes a tu lado
en tu casa y la familia,
no te olvides de la otra
la que a tu lado desfila,
en la calle y el trabajo,
sin distinciones ni filias,
porque se acercan momentos
con abudantes mentiras
y palabras agridulces
de fariseos y escribas
ya que te ofrecen la luna
porque votes sus consignas
y hasta mil sueños dorados
en la falacia política...

Despierta pueblo, del sueño,
de la voz que te conquista,
ofreciendo paraísos
y hasta una Arcadia tranquila,
y es que la vida es trabajo,
es sacrificio y vigilia,
es el sudor de los rostros
y las manos día a día,
porque aquí sobran palabras
y promesas, cual caricias,
y ver la vida de cerca
con sus heridas y esquirlas,
miente el político facha,
como el nuevo progresista,
al prometer lo imposible
por ganar su canonjía...

"...Despierta pueblo, y no temas,
si con tu voto castigas,
al profeta mentiroso
que va buscando una silla..."

Rafael Sánchez Ortega ©
11/04/19