jueves, 7 de marzo de 2019

POR LOS SENDEROS...



(A Consuelo...)

Por los senderos
de la montaña,
busco la brisa
que me hace falta,
porque el esfuerzo
de andar me cansa
y en la mochila
ya mengua el agua,
sigo el camino 
de la cabaña,
bello refugio
con cierta magia,
tengo recuerdos
de fuego y llamas
viejas cenizas
que el alma guarda...

Fue en un septiembre,
fecha dorada,
de algún verano
que terminaba,
y en ese día,
de tarde clara,
tomé tu rostro,
besé tu cara,
y entre tus labios
dejé mi barca
que tú tomaste
sin decir nada,
y entonces niña,
la hicieron parda,
dos corazones
que ya se amaban...

Fuimos al bosque
de robles y hayas,
vimos los ciervos,
elfos y anjanas
y también fuentes,
riberas anchas
y hasta algún gnomo
con cierta barba,
que indiferente
se paseaba,
pero nosotros,
con nuestras alas,
volamos lejos
a una cabaña,
para mirarnos
con cierta maña,
para sentirnos
y unir dos almas...

"...Por los senderos
la vida pasa,
yo voy en ella,
tú me acompañas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
27/02/19

24 comentarios:

  1. Uff, hermoso hasta las lágrimas, ella lo debe merecer a raudales. Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  2. Pasear por los bosques sintiendo la naturaleza a flor de piel y la vida pasar.

    Un placer leerte, amigo Rafael.

    Besos y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María.
      Besos y feliz tarde también para ti.

      Eliminar
  3. Bello paseo, Rafael y más aún, por la hermosa compañía.
    Feliz tarde.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Recuerdo de un nombre de mujer en septiembre. Tatuado en la memoria, parece.

    Muy bonito. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que es un tatuaje bonito, Albada Dos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Que lindo poema para la persona amada , me encanto lo tierno y cálido que en la letras señalas .
    Un abrazo amigo , feliz noche.

    ResponderEliminar
  6. Eres dulcísimo, Rafael, leerte es llenarse de ternura y magia
    Besos

    ResponderEliminar
  7. He recorrido tras vosotros ese sendero y tus versos caían como las hojas doradas del otoño.

    Precios, amigo Rafael.

    Mil besitos en la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que vieras esas hojas doradas del otoño, Auroratris.
      Un abrazo y feliz noche.

      Eliminar
  8. Qué dulce y florido ha quedado tu poema y es que el amor crea jardines en el desierto,y cielos en la tierra
    Precioso,amiguco
    Besucos

    ResponderEliminar
  9. wwaauuu Consuelo aún debe estar suspirando que hermoso , me encantó !! un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  10. Dulce recuerdo al Amor que va contigo...
    Un placer leerte, abrazos!

    ResponderEliminar
  11. Qué precioso regalo a Consuelo!

    Buena semana.
    : )

    ResponderEliminar
  12. Por los senderos de la memoria, nacen poemas.
    Consuelo debe estar suspirando por este hermoso poema.

    Abrazos, Rafael.

    ResponderEliminar