viernes, 3 de mayo de 2019

ESTOY CANSADO...



Estoy cansado y la niebla 
atenaza los sentidos.
Qusiera poder gritar, 
correr, huír del mundo 
y caminar por los senderos de antaño.

Me gustaría tener unos ojos esperándome
y unos labios musitando mi nombre,
en un suspiro.

Pero lo más importante sería,
poder sentir la sangre alborotada,
(mi sangre),
el corazón a punto de explotar
por esas ganas locas 
de llegar al lado de la persona amada
y poder escuchar, allí, 
su voz y sus latidos 
en el poema más hermoso 
que nadie pudo escribir jamás.

Rafael Sánchez Ortega ©
11/04/19

16 comentarios:

  1. Ufff, qué bello amigo!!! me encantó.
    Un abrazo cariñoso.

    ResponderEliminar
  2. Sin lugar a dudas sentir esa sangre alborotada es un hermoso estado.
    Bellos sentir.
    Un abarazo

    ResponderEliminar
  3. Sin duda el poema más hermoso es ver a la persona amada y ser cómplices de una misma vida ..
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Campirela.
      Un abrazo y feliz finde también para ti.

      Eliminar
  4. Un bello poema, duele la soledad y a veces no hay como cambiarla.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  5. Qué anhelo de ser amado, cansado de payasos sin final. Me ha encantado. Posee la fuerza de la tinta-sangre

    Un abrazo grande, poeta, y feliz sábado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Albada Dos.
      Un abrazo y feliz finde, también para ti.

      Eliminar
  6. ¡Que belleza! de poema, imaginar el despertar de todas estas emociones, deseos...
    Besos Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si fuera posible sería algo hermosos Julieta, no lo dudes.
      Besos.

      Eliminar
  7. Sin amor, todo es niebla y cansancio.
    El poema es un grito de soledad. Hermoso.

    Abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar
  8. uuufff renovar sentidos y fuerzas que das como una inyección al alma y a la vida hermoso me encantó !! un fuere abrazo Rafael desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos necesitamos renovarnos en algún momento, Bea.
      Un abrazo.

      Eliminar