jueves, 9 de mayo de 2019

YO TE BUSQUÉ...



Yo te busqué
por sendas y caminos
y no te vi.

Desde mi puesto,
altivo y desde el bosque
miraba lejos.

Soy ese roble
el mismo que tu buscas
y nunca ves.

Algunas veces
he visto algunos jóvenes
besarse abajo.

También tatuarme,
unirme, con su nombre,
y un corazón.

Así se unían
su sangre con mi savia
en nueva vida.

Por eso miro,
recuerda que te veo
y ven a mí.

Recordaremos
el tiempo y el pasado
con tantos sueños.

Viejas vivencias
vividas y soñadas
bajo mi sombra.

Rafael Sánchez Ortega ©
16/04/19

26 comentarios:

  1. Llega un momento en que tenemos esa visión amplia de la vida, en que entendemos lo que es bueno y lo no tan bueno... Muy calmo y sugerente!
    Un beso amigo.

    ResponderEliminar
  2. La dicha y la añoranza caminando siempre entre las sombras del recuerdo.
    Un abrazo Rafael, no me olvido. Juan.

    ResponderEliminar
  3. Ay, recordar acompañado es maravilloso Rafael, un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Quien a buen árbol se se arrima...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Cuántas historias puede guardar un roble!! y es preciosa esa unión de sangre y savia...

    Mil besitos en la tarde, amigo Rafael.

    ResponderEliminar
  6. Que bonitas metáforas has dicho es como oír a ese gran roble hablar y contar las tantas historias que ha debido de vivir desde su postura inmóvil pero no muerta ..
    Una feliz noche .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Campirela, me alegro de que vieras lo que dices en mis versos.
      Un abrazo y feliz noche.

      Eliminar
  7. Me gustaría tatuarme en el alma tus versos Rafael , siempre dulces y amables bálsamo para el alma un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bea, sería un placer.
      Un abrazo desde el cantábrico.

      Eliminar
  8. Que belleza. Me trae recuerdos de un pasado lejano, ..... Saludos a la distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sandra, Me alegro de que así sea.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. Esa nostalgia de lo que no fue

    Bellos haikus encadenados, Rafael. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Gracias Rafael por tu cariñoso mensaje .
    Siento leer tus hermosos pero tan tristes versos.

    Con mucho cariño y sentimiento cariñosamente mi abrazo para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Marina.
      Un abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar
  11. Si los robles pudiesen hablar Rafael...
    Son el mejor libro, lástima que no podamos leerlo.
    Leerte a ti es un deleite.
    Feliz día amigo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Imposible no identificarse con el poema, Rafael.
    Cuántas veces no hemos sido ese roble...

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Muy hermoso darle voz y alma a ese roble, que tanto a visto y vivido, amigo.
    Mi abrazo y mi cariño, Rafael.

    ResponderEliminar