martes, 21 de mayo de 2019

ESTOY MUY TRISTE...



Estoy muy triste,
el mundo se desploma,
es decadente.

Destilan odio
hermanos entre sí,
y hasta se agreden

En la distancia
se ve el amor, muy lejos,
como se pierde.

No entiendo nada.
¿Por qué se odian los hombres?
¿Por qué no hay paz?

Todos opinan.
Todos tienen razón.
Ninguno se equivoca.

Y yo, cual tonto,
como no entiendo nada
lloro en silencio.

Aunque en el fondo
la envidia y la avaricia
son la respuesta.

¡Cuánta miseria
se cuela en nuestras almas,
y esto no es justo!

Quiero gritar
dejar una denuncia
con estos versos.

Rafael Sánchez Ortega ©
28/04/19

22 comentarios:

  1. A mí también me entristece la miseria vestida de oro de muchos humanos, pero paralelamente hay muchos otros seres con oro en el corazón que con su vibración amorosa, han de convertir este mundo. Somos parte de una nueva etapa amigo... tal vez falte tiempo, pero toda crisis para mejorar debe primero tocar fondo... y estamos en eso.
    Tu poema de hoy es conmovedor.
    Besitos a tu alma sensible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Paty.
      Un abrazo y feliz semana.

      Eliminar
  2. La denuncia ya está en la red, me uno a tu grito, yo también me entristezco a menudo por esta injusticia que va adquiriendo volumen.
    Un abrazo amigo Rafael.

    ResponderEliminar
  3. el hombre es malo por naturaleza, no se por que se piensa a veces lo contrario... pero todo depende de uno igual no? que nos afecte...

    igual es como para estar prevenidos nomás, no ser pesimistas a toda costa ja...

    ResponderEliminar
  4. Un mundo donde las guerras, la violencia, el odio, la envidia... están a la orden del día, la verdad es que es muy triste, pero tenemos que intentar que no nos afecte, y seguir brindando amor con acciones, con cariño y compartiendo nuestras emociones.

    Besos y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto María, hay que intentar seguir adelante.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
  5. Y cómo nos engañan en este mundo en el que la información es errónea...

    Un saludo : )

    ResponderEliminar
  6. Me permito hablar de las vistas desde un módulo lunar. De esos tipos, dos mujeres y tres hombres, que han estado más de un año, en días, en el espacio. Es una serie llanada la maravillosa roca, ese planeta azul, y sus comentarios coinciden es que desde el espacio, asusta la oscuridad. Mirar a casa es mirar nuestro planeta y ello ha condicionado, en todos ellos, que llamen "casa" a la Tierra. No hay razas, no hay fronteras, no hay un nosotros y unos ellos. No los hay.

    Un abrazo y porque el ser humano, tan capaz, sepa buscar lo que une y no lo que diferencia, que es inexistente. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojalá pudiéramos estar, (alguna vez), en ese módulo lunar que describes, Albada Dos...!
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
  7. Cuánta razón hay en tu poema-denuncia, todos tienen la razón, todos saben y ninguno se equivoca... qué pena de orgullo y, de ceguedad.

    Me quedo con el don de tu pluma, amigo Rafael.

    Mil besitos en la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias sinceras, Auroratris, pongamos todos un poquito de nuestra parte y seguro que el mundo será mejor.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  8. De nosotros depende cambiar esa tristeza somos los culpables de todo eso y mucho más ,no nos damos cuenta que la envidia y la avaricia no lleva a ningún lado ..hay que vivir y ser feliz y sobre todo procurar ver que nuestro mundo es la tierra y a ella tb hay que cuidarla ,e insisto solo es nuestra culpa ..en nuestras manos está cambiar todo aquello que no es bueno y hace daño ..
    Un fuerte abrazo feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, Campirela.
      Un abrazo en la noche querida amiga.

      Eliminar
  9. El mundo es asi, a veces de cruel y de poco humilde ...

    Un abrazo Rafael

    ResponderEliminar
  10. Lo tremendo es que nos quejamos de lo mismo y nadie (se) reconoce en el otro.
    Me sumo al sentir de este poema, Rafael.

    Abrazo.

    ResponderEliminar