miércoles, 5 de septiembre de 2018

DEJÉ...



Dejé sobre tu piel desnuda una rosa
y mil caricias con mis dedos
y tú me respondiste, 
a cambio, 
con el suspiro de los labios.

Luego me robaste un beso tierno, 
sin querer, 
y conseguiste que mi rostro entristecido 
se iluminara, de repente, 
y cobrara nueva vida.

Robé la luna para ti aquella noche,
en un cielo vacilante y plagado de misterio,
y te la entregué temblando,
intentando seducirte, 
sin fortuna.

Dicen que me rompiste el corazón,
y no lo niego, pero tú te marchaste,
indiferente, 
prosiguiendo tu camino,
y me dejaste atrás 
envuelto en la tristeza y la nostalgia.

Rafael Sánchez Ortega ©
27/08/18

14 comentarios:

  1. Hola Rafael, preciosos versos de amor, recuerdo, tristeza…ante el amor no correspondido.
    La vida pasa entre hermosos recuerdos amores y desamores.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás por eso nos aferramos tanto a los recuerdos, Sneyder.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Los versos o poemas al desamor siempre son bellos aunque tristes nos dejan al leerlos.
    Pero quién dijo que la vida fuera de color de rosa, lo más importante es que mientras duró fue bello.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida tiene esa dualidad de colores, Campirela.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  3. Un poema muy romántico sin dudas... la tristeza muchas veces va de la mano de la nostalgia, porque aunque duela, al amor lo terminamos extrañando siempre...
    Besos grandes al alma.

    ResponderEliminar
  4. Nos afianzamos a los recuerdos, Rafael, porque hay amor en ellos.
    Es precioso, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tienes razón Mujer Virtual.
      Un abrazo y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  5. Esas relaciones efímeras, esas personas que se convierten en inmortales, a pesar de que desde fuera parezca que nos hicieron daño, pero no lo recordamos así. Nos nutrieron, nos elevaron a la luna.

    Precioso poema. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sucede sin darnos cuenta Albada Dos.
      Un abrazo y gracias por tus palabras.

      Eliminar