sábado, 24 de marzo de 2018

UNA TARDE DE LLUVIA...



Una tarde de lluvia,
en un día cualquiera,
el invierno se acaba
y la nieve está cerca,
los sentidos se enfrían
y las manos se quejan,
pero el soplo divino
no congela las letras,
y es entonces que ocurre
y así surge el poema,
entre versos mascados
y recuerdos con huellas,
plenitud de palabras,
mariposas que vuelan,
multitud de emociones
que desbordan las venas.

Una tarde de lluvia
recordé la inocencia
de aquel tiempo pasado
y perdido a la fuerza,
porque corre la vida
y pasamos por ella
y perdemos la infancia
aunque a todos nos cuesta,
desprendernos de sueños
y también de quimeras,
donde todo es posible
en las mentes que piensan,
y en los niños, sin duda,
las jornadas son fiestas,
los instantes segundos
de dar vueltas y vueltas.

"...Una tarde de lluvia
nos salimos afuera,
a la calle y al mundo,
a escuchar sus respuestas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
19/03/18

16 comentarios:

  1. La lluvia es como una banda sonora que nos hace rememorar y sonreír. Bellísimo documento amigo Rafael.

    Mil besitos en la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Auroratris.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. La lluvia nos trae bonitas remembranzas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Rafael:

    Sí, las tardes de lluvia no tienen porque ser precisamente tristes; a veces, también vienen acompañadas de vida, caricias y alegrías, momentos propicios para la inspiración, aunque éste llegue desde las sombras vivas del recuerdo

    Gracias por tu comentario. Un abrazo. Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Juan.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Precioso como siempre Rafael, y certero. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Mas bien las letras se mojan para empapar los dulces recuerdos de amor cuando se llueve precioso amigo un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por acercarte a estas letras mojadas Bea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Así es como se hacen los buenos poemas.

    Abrazo, Poeta.

    ResponderEliminar
  7. Bello, gracias, pones versos a mis pensamientos, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que así sea, Maricel.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. La lluvia nos regala tantas cosas, tantas emociones, todo depende en qué esté nuestra vida o de cuánta tristeza o esperanza esté cargada el alma. Ella nos acompaña, siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lluvia produce emociones contradictorias, muchas veces, Paty.
      Un abrazo.

      Eliminar