viernes, 23 de noviembre de 2018

OTRO DÍA...



Otro día me dije que ya estaba bien, 
que si había un culpable ese era yo, 
por mi manera de ser. 

Porque ¡claro que me gustaría saber de ti
y de la vida,
es más, me gustarían tantas cosas...! 
Pero me conformo con cerrar los ojos y pensar, 
sentirlas así, en silencio. 

Sería bonito compartirlas, pero tengo miedo. 
Inmenso miedo a poder hacer daño con ello 
y por eso lo dejo todo en los silencios,
en los suspiros, 
en los susurros del viento que recojo,
y en los poemas. 

Sé que es muy bonito amar, pero ¿cómo y a quién? 

Yo siempre he creído en el amor. 
De suyo es la "eterna búsqueda" 
de toda persona romántica
que nunca se puede alcanzar y realizar. 
Quizás es como esa quimera que ves, 
que tienes en la mente, que sueñas, 
que persigues incansablemente 
y que se te escapa una y otra vez de las manos 
sin que puedas hacer nada por retenerla...

Un día, se abrieron mis ojos, nuevamente,
y el alma volvió a latir y a vivir.

Rafael Sánchez Ortega ©
09/11/18

9 comentarios:

  1. Buen día ..un bello poema de amor , donde el tic esta en sentir ese amor ,,pq segura estoy que vendrá ..él siempre encuentra a la persona solo hay que dejar las puertas y ventanas abiertas ..
    Feliz viernes queda todo el día para disfrutar .

    ResponderEliminar
  2. Gracias Carmen.
    Un abrazo en la noche.

    ResponderEliminar
  3. Toda una confidencia de amor y de sentimiento desbordan estos sueños poéticos Rafael.
    Feliz fin de semana poeta.

    ResponderEliminar
  4. La vida no se acaba, solo cambia de forma, y el amor es la fuente, por eso nuestra eterna búsqueda, aunque no debemos olvidar que para amar, primero está nuestro amor propio, sin eso la búsqueda se hace delirante.
    Gran tema amigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. El día que se abren los ojos y se vuelve a vivir, han caído las resistencias.

    Abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar