martes, 24 de julio de 2018

EL SOL SE DESPEDÍA...



El sol se despedía,
la tarde abandonaba,
marchaban las gaviotas
volando para casa,
buscaban esa costa
tan fiera y descarnada
y en ella su refugio
de lomas escarpadas,
y abajo el horizonte,
las sombras y las aguas,
el mar muy tenebroso,
las luces de las barcas,
muy lejos, en el puerto,
dormitan las gabarras,
se encienden las farolas
y pesan las miradas...

Un hombre sin linterna
pasea por la playa,
persigue su destino
quizás hacia la nada,
no sabe de proyectos
su rumbo es la confianza,
camina tras las huellas
que ve con la mirada,
están con paso firme
y tienen forma clara,
seguro que su meta
valdrá la caminata,
no importan los esfuerzos,
tampoco la distancia,
arriba está la luna
que viene con su gracia...

"...El sol se despedía,
la luna ya llegaba,
y pronto, tras la cena,
un niño va a la cama..."

Rafael Sánchez Ortega ©
17/07/18

16 comentarios:

  1. La vida en una tarde y en un paseo, pensamientos de un hombre-niño y la luna por asomar.

    Mil besitos para tu tarde, amigo Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Auroratris.
      Un abrazo y feliz tarde-noche.

      Eliminar
  2. Bonito paseo el ver despedirse el sol y dar la bienvenida a la luna , y todo ello cada tarde , cada día ..bello poema .
    Un saludo en esta noche de martes , feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Campirela.
      Un abrazo y feliz noche.

      Eliminar
  3. Me encanta cuando un ser se guía tan solo por su fe iluminado por la luz natural del cielo, la intuición de sus ojos y el palpito de su alma. Siento que todo está allí.
    Muy conmovedores versos amigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paty, me alegro de que te gustaran estos versos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. El sol siempre sale y como bien dices, bien vale la caminata.

    Abrazos, Rafael.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la luna... me deja atontado... jejehe... feliz verano... un saludo desde Murcia...

    ResponderEliminar
  6. Anochece ante el mar y un niño se retira a los sueños por tejer.

    Bonito poema. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Preciosa tarde que ya duerme en un poema

    ResponderEliminar