jueves, 8 de octubre de 2020

4.329 - HAY UN NÉCTAR...

 


Hay un néctar que esconden las estrellas,

un licor que estimula los sentidos,

un embrujo que aumenta los latidos

y que invita a soñar con las doncellas.


Es un faro que emite mil centellas,

con su luz, a los labios malheridos,

a esos ojos de niños ateridos,

que en la noche caminan tras sus huellas.


Porque el hombre que va con su linterna

es aquel de mirada tan paterna,

que en la playa persigue una utopía.


Tiembla el hombre y el niño en madrugada,

ante el rostro silente de su amada,

que en un beso le ofrece su alegría.


Rafael Sánchez Ortega ©

22/05/20

6 comentarios:

  1. Ese faro, debe tener magia, y que bonito sería que sus luz así lo fuera.
    Muy bonito Rafael.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Que bonito te ha quedado este soneto m encanta sus melodías, precioso, un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar