domingo, 7 de junio de 2020

4.224 - FRAGMENTO DE UN DIARIO - DÍA 9


Día 9, en la tarde. 

Otro día de encierro obligatorio.
 
Día de pensamientos profundos 
y de hablar conmigo mismo. 

Día de romper el silencio 
(o, al menos, intentarlo),
a través del pensamiento, 
a través del sentimiento, 
a través de la palabra. 

¡Palabras vacías en el silencio! 
Palabras que intentan llegar, 
al menos, a mí mismo, 
para darme ánimos, 
para que rompa las telarañas del miedo.
Palabras sin metáforas, 
sin volcar el adorno de las olas 
la caricia de la brisa 
y el rumor de los suspiros 
y el nordeste.

¡Palabras, palabras, palabras...!
 
Dejemos las palabras, vayamos al hoy, 
el miedo que hay por delante, 
la garganta que atenaza, 
el corazón que se encoge, 
el alma que se estremece, 
el hombre que duda 
y el niño que hace tiempo se ha dormido 
y no se quiere perder 
el sueño, maravilloso,
de la vida.

Rafael Sánchez Ortega ©
23/03/20

22 comentarios:

  1. Así es el encierro amigo, nos hace pensar y pensar...
    Ya estamos saliendo de él.

    Besos al alma y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Cuánto hemos hablado con nosotros mismos, Rafael!! Hemos estado, como niños en el "ríncón de pensar" y hasta nos hemos sentido castigados y culpables.Menos mal que ya estamos saliendo y dejando atrás todo lo pasado...
    Mi abrazo y mi cariño, amigo.

    ResponderEliminar
  3. Hemos tenido silencio, para pensar, para gestar palabras que no sea huecas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Olvida las palabras y entra de corazón en el silencio como quién hace una oración. Sacarás algo bueno que vive en ti.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Ciertamente, hay preocupación, mucha, por el presente, sobre todo, por el futuro. El confinamiento nos afecta y todo esto no tiene visos de "normalizarse", no mientras no tengamos la vacuna...
    Gracias por abrirnos la ventana y poder "hablar" de temas importantes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. En todo este tiempo nos ha dado lugar a pensar y mas pensar, pero seguro que todavía quedan esas esperanzas para volver a comenzar ..Un abrazo en esta tarde ..

    ResponderEliminar
  7. En todo este tiempo, hemos tenido silencio para pensar y derramar muchas lágrimas, al menos en mi caso.
    Besitos y feliz tarde Rafael.

    ResponderEliminar
  8. Nosotros los de la ciudad de Bs. As seguimos en cuarentena, apenas un poco de aire y alguna salida. Lo que dice tu poema es la verdad, encerrados se hace difícil escribir y volcar poemas sin motivaciones naturales, con apenas las hojas que nos acerca el otoño.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí estamos en la primavera y es ahora, cuando podemos, empezar a gozarla un poco, María Rosa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Triste realidad la que estamos viviendo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Palabras, palabras, palabras...
    Que no nos falten
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. El silencio que nos lleva a pensar, a repasar y a plantearnos cambios.
    El miedo atenaza y hemos de superarlo.
    El poema es cercano. Es imposible que no nos resuene.

    Abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar