viernes, 26 de junio de 2020

4.243 - DÍA ESPECIAL...



Día especial
detrás de las ventanas
y muy cansado.

Ya se hace largo.
El tiempo se detiene
y nunca avanza

Pero paciencia.
No queda otro remedio,
así es la lucha.

Esta batalla
no sabe de banderas
ni de individuos.

Ataca a todos,
mayores y pequeños,
y es un cobarde.

Hay que agotarle.
Hacer que se evapore
y marche lejos.

Con gran paciencia,
(nos dicen los que entienden)
lo lograremos.

Y en eso estamos.
Rogando porque pase
la cuarentena.

Y venceremos,
si Dios así lo quiere,
para ser libres.

Rafael Sánchez Ortega ©
02/04/20

16 comentarios:

  1. Gracias Rafael por tu compañía y cariño, estoy mas fuerte pero no del todo ,la tensión baja demasiado ,mi carácter es alegre pero entre esta plaga de vivir con careta ....la verdad no se dispara la carcajada .
    Una sonrisa para ti
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias compartidas, Marina. Siempre es un placer pasear por tus versos.
      Un abrazo y recupérate.

      Eliminar
  2. Sí, Rafael, así es y la paciencia y la responsabilidad personal son claves para la victoria final sobre este bicho de dudosa procedencia y dudoso comportamiento...

    Abrazo

    ResponderEliminar
  3. La paciencia es lo que nunca nos debe de abandonar. Esperanzador poema, amigo Rafael.

    Mil besitos en la tarde y feliz finde.

    ResponderEliminar
  4. Habrá que seguir luchando con ese virus silencioso, pero muy travieso, lo llamaré así para que no se enfade mucho y no vuelva con la guadaña.
    Te ha quedado un buen poema sobre la situación actual.
    Un abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene que ser una batalla diaria en todas partes y no bajar la guardia.
      Un abrazo y feliz finde, Campirela.

      Eliminar
  5. Se hizo muy pesado, sobretodo los días de cumpleaños que quedaron sin celebrar. Por ejemplo.

    Un abrazo y feliz finde

    ResponderEliminar
  6. A veces la incertudumbre nos colma de desazón. ..Volverán los brotes según me temo para encerrarnos en casa como si fuera la jaula de un pajarillo que aññora el campo; cantando tristes canciones mientras la vida pasa de largo...

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Buscador, es la amenaza que tenemos, como bien dices.
      Un saludo.

      Eliminar
  7. Ojalá todo vaya quedando atrás. Ojalá...

    Muy bueno, Rafael.

    ResponderEliminar
  8. Yo no creo que sea cosa que Dios "deba solucionar". Es cuestión de que cada uno sea responsable.
    El virus, aparte de dolor, nos deja una reflexión, pero por lo que se ve, hay muchos en el planeta que no han entendido nada :(

    Abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar
  9. Coincido contigo Verónica y ¡ojalá todos seamos más responsables!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar