jueves, 18 de junio de 2020

4.235 - FRAGMENTO DE UN DIARIO - DÍA 14



Hay que animar el alma y animarse. 
Encontrar esa palabra de aliento, 
esa mirada que brille, 
ese labio que musite una canción, 
ese oído que escuche a la naturaleza 
y al jilguero del vecino.

Por todo esto y mucho más 
hay que animar el alma para que viva, 
los labios para que hablen y charlen, 
los ojos para que vean y busquen 
más allá de las ventanas, 
los oídos para que dejen de elaborar cera 
y afinen las notas y voces que mandan las estrellas.

Hay que animarse y decir "que adelante", 
que la vida prosigue, 
que no se para, 
que debo mirar con otros ojos lo que me rodea 
y lo que nos rodea.
Que esto que pasa es un paréntesis, 
un antes y un después, que es el presente, 
pero éste presente, ahora ya es pasado 
y luego será futuro,
y así sucesivamente.

Así que ¡ánimo chaval!, no tengas miedo y tú sonríe, 
¿no ves que el miedo no existe?, 
¿qué es producto de los nervios?... 
Pues entonces a dejar los nervios en la nevera, 
que se congelen y si no es suficiente 
los pasamos luego por el microondas 
para que tengan una doble ración.

...Pero hablando en serio. 
Esto va a pasar y pasaremos, ya lo verás. 
Hablo en primera persona, (como debe de ser), 
y luego en segunda contigo. (Hay que ser egoísta), 
Y cuando esto pase nos veremos,
no sé cuándo ni donde, pero nos veremos. 
Daremos ese paseo soñado y cientos de ellos más, 
aunque no me preguntes por qué sitios 
ya que dejaremos que la barca vaya sin timón 
a cualquier parte. 

Veremos ríos, 
subiremos montañas, 
bajaremos barrancos, 
caminaremos por ciudades, 
recorreremos aldeas, 
entraremos en iglesias 
y luego, al atardecer de algún día, 
nos sentaremos al borde de la cañada real 
para ver pasar a las ovejas. 

Y cuando pasen, 
cuando se vayan alejando de nosotros, 
te abrazaré en silencio, 
tomaré tu cara con mis manos 
y buscaré tus labios con mis labios para besarte, 
y mientras, te sentiré estremecer, 
cuando leas el poema que guardo en mis pupilas 
y que dice que te quiero.

Rafael Sánchez Ortega ©
28/03/20

12 comentarios:

  1. Lindo post. Dar ánimo y esperanza a otros pasando por uno mismo.
    Abrazo amigo

    ResponderEliminar
  2. Rafael, nos dejas un poema sanador, que estimula el ánimo y abre el alma para descubrir la belleza de la vida y el sentimiento. Muy bueno, amigo.
    Mi felicitación y mi abrazo por la entrega que has puesto en ello.

    ResponderEliminar
  3. Esto pasará, más´pronto que tarde, y volveremos a ver a quien nos importan.

    Un abrazo y a por una tarde bonita

    ResponderEliminar
  4. Rafael sin la menor duda hoy es el poema más optimista que he leído sobre el futuro más inmediato de nuestras vidas.
    Bello y con un fondo esperanzador... Gracias por tus palabras.
    Un abrazo y muy feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Campirela, pero hay de todo, en este diario.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
  5. Optimista poema... supongo que habrá que animarse con los cinco sentidos a pleno rendimiento...

    Espero que sea como dices Rafael, que esto pase y se convierta en experiencia que nos ayude a ver y a hacer con ponderación, prevención y prudencia..

    Abrazo

    ResponderEliminar
  6. Y mientras pasa yo te leo y lo disfruto
    💋

    ResponderEliminar