miércoles, 24 de febrero de 2021

4.472 - CARAS MUY SERIAS...



Caras muy serias
desfilan por las calles
y las aceras.

Existe miedo,
el virus continúa
con la pandemia.

Se anuncian fechas
que invitan a permisos
y a desplazarse.

Cambian las caras.
Asoman las sonrisas.
¿Se pierde el miedo?...

Quizás se ignora
Se mira hacia otro lado,
y esto no es bueno.

Somos prudentes,
te dicen, si preguntas,
no pasa nada.

Caras de asombro,
de dudas sin respuestas,
a lo que ocurre.

Pasan los días,
en largo cuentagotas
de un calendario.

Y así conviven
el miedo y esas caras
con este virus.

Rafael Sánchez Ortega ©
08/10/20


No sé si somos conscientes de que hay un virus descontrolado suelto y de que depende de nosotros el poder parar y mitigar su efecto, con nuestra conducta, con nuestro proceder y defendiéndonos, como sea, ante un enemigo que no sabe de países ni de banderas, ni de credos y de razas. A veces me siento triste cuando veo tanta pereza en algunas personas ante lo que está pasando. Me pregunto si no llegan los mensajes de lo que realmente está ocurriendo, de que nos estamos enfrentando a un enemigo poderoso y muy sutil al que no se le puede engañar y que llega y contagia de la forma más insospechada. 

14 comentarios:

  1. Somo conscientes, lo malo es que los normales somos consciente, por eso estamos alicaídos, medio serios, medio tristones, sobre todo por la economía.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  2. Un poema reflexivo, nos has dejado palabras en las cuales debemos pensar Este virus no se va a ir sino somos todos consciente de tener una medidas que algunos se las saltan a la torera.
    Pongamos positivismo y ahora que empiezan a vacunar esperemos que para el verano lo tengamos más controlado. Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso deberíamos hacer Campirela, poner cada uno un poquito de "positivismo"...
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  3. Rafael, te leo atentamente. En mi ciudad se "ha bajado la guardia" terriblemente. Desde que se abrieron las puertas al turismo la gente llegó a mansalva y asi van a las playas, el barbijo(mascarilla) pasó a ser "un accesorio" que se ve cuando hay que ingresar a un comercio. Yo no sé que pensar. Entiendo que es dificil manejar las economías y tener controles, pero creo que se puede.. solo hay que desear hacerlo..o sea..implementar un equilibrio para que la gente pueda trabajar y hacer lo que tiene que hacer, sin estar confinada, pero con controles y penalizacion para el que no cumple, cosa que aqui, no se hace. Saludos y un abrazo de dia de sol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eli Méndez, suscribo lo que dices.
      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar
  4. Este virus está arrasando, y el que no se infecte, está envejeciendo a marcha forzada. Buenos versos para reflexionar.

    ResponderEliminar
  5. Es necesario cada dia mas concientizar a la gente, con el tiempo nos hemos relajado en las medidas y olvidamos que debemos ser mas estrictos, preciosos versos llenos de denuncia y verdades poéticas, un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  6. Creo que muchas personas no se dan cuenta de lo que hacen, pero también presiento que son egoístas. No solo no se cuidan, sino que al ser desaprensivos, contagian a otros que puede que no superen el contagio.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay mucho irresponsable en todas partes, María Rosa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Ay Rafael. Hemos pasado varias olas y ojalá lleguemos a la primavera manteniendo a raya el virus. Tu poema nos muestra la realidad cotidiana del día a día entre la tristeza y la prudencia...La vacuna avanza, Dios quiera que para el verano nos sintamos un poquito más seguros y libres, amigo.
    Mi abrazo y mi ánimo.

    ResponderEliminar