lunes, 10 de diciembre de 2018

FUE UN DÍA...



Fue un día gris y triste, 
con lluvia en los tejados y las calles,
y el agua que llegaba de los cielos
buscaba, en las aceras,
la figura de los hombres.

Fue un día gris, repito,
y el alma se encogía tratando de volver
a su refugio en el recuerdo,
a ese desván oscuro y polvoriento
de mi alma.

Fue un día que pasó, y atrás quedó,
quemando tentaciones 
y mil ganas de caer y abandonar 
en la batalla 
por causa de esas fuerzas que no tengo 
y que me faltan.

Pero pude acabar, cansado y sudoroso,
esta primera etapa.

Rafael Sánchez Ortega ©
20/11/18

16 comentarios:

  1. En la carrera de la vida hay muchas metas a conseguir, una por cada día que se vive.

    ResponderEliminar
  2. Aunque pasen los días, imposible olvidar...
    Un abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
  3. En esos días, hay que respirar hondo y confiar en que todo pasa y vuelve a empezar de nuevo...Inspirador tu poema, Rafael.
    Mi abrazo y mi ánimo.

    ResponderEliminar
  4. En el día a día nos encontramos de todo, y esos días grises tendremos que intentar darles color.
    Un beso Rafael.

    ResponderEliminar
  5. La segunda, o siguiente etapa, será tal vez gris al principio,pero el sol sale, cada día con una nueva luz.

    Un abrazo y feliz noche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces busquemos esa luz cada día, Albada Dos.
      Un abrazo y feliz noche también para ti.

      Eliminar
  6. Hay tantos días de tantos colores, pero hay que seguir caminando.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Tu eres fuerte, no te faltan fuerzas, te sobra corazón, tus días brillarán con la poesía!!

    ResponderEliminar