viernes, 6 de abril de 2018

ME DESPERTÉ...



Me desperté y busqué,
debajo de la cama,
las frías sensaciones
de sombras y nostalgias,
pero solo el vacío,
silencio y telarañas,
había en ese sitio
y allí, donde miraba,
no había claridad;
el sol en la distancia
asomaba sus rayos
tímidos de mañana,
no encontré los sueños
ni tampoco la magia,
la noche quedó atrás
y maldecí esta gracia.

Me derperté y seguí
siguiendo la jornada,
las horas y minutos
despacio se marcaban,
y allí estaba yo
ausente entre la nada,
perdido en un jardín
sin rosas y sin almas,
la vida proseguía
y a todos alcanzaban,
fracasos y fortunas,
dolores y esperanzas,
ajeno a todo aquello
un niño suspiraba
pensando en los cometas
volando por las playas...

"...Me desperté y viví
las horas más amargas,
marcadas por tu ausencia
tras una noche aciaga..."

Rafael Sánchez Ortega ©
02/04/18

16 comentarios:

  1. No ay na mas triste que despertar y no en contra nada de loquedeseas..
    Saludos Rafalel.

    ResponderEliminar
  2. Ese despertar sin esperanza...
    Feliz tarde Rafael.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. El despertar siempre tendría que ser esperanzador , y sino es así intentar de que fuera ..
    La esperanza y las ganas de vivir y sentir jamás se deben de perder .
    Un abrazo y felices sueños.( con un despertar esperanzador)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Campirela por esos deseos que agradezco.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. El despertar de la realidad siempre deja esa marca, sensación de ... desesperanza.
    Bello poema, amigo Rafael.

    Mil besitos para tu finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Auroratris.
      Un abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar
  5. que dulce y que bonito la vida misma esa melodía Rafael te hace identidad precioso un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  6. Hermoso, como todos tus poemas, saludos Rafael.

    ResponderEliminar
  7. Leo y siento la frialdad y desazón de esos despertares.
    Conmovedor.

    Abrazos, Rafael.

    ResponderEliminar
  8. Solemos pegarnos al recuerdo y a la nostalgia, es inevitable y humano...Y cuando lo miramos en perspectiva, todo ello nos da experiencia, paciencia y fortaleza para seguir adelante...
    Muy bello, Rafael.
    Mi abrazo y feliz semana, amigo.

    ResponderEliminar