miércoles, 11 de abril de 2018

PARA PODER...



Para poder continuar
hay que saber comenzar,
hay que nacer, lo primero,
y hay que sentirse ligero,
pero una vez conseguido
ese precioso sentido,
hay que seguir adelante,
siempre de forma constante,
hay que vencer los trabajos
siempre con gran desparpajo,
hay que luchar contra el frío
aunque con gesto bravío
hay que apretar la correa
para vencer la pelea,
y acariciar a la brisa
para robar su sonrisa.

Para poder conseguir,
es necesario reír,
ya que si tienes cautela
acertarás la quiniela,
aunque no sepas de amores
ni tú prediques favores,
ya que la vida es un rato,
y es algo así como un trato,
un carrusel que se estira
que lentamente se pira,
y cuando menos se espera
cruza la negra frontera,
por eso digo y repito
que en este cuadro maldito,
para obtener la bondad
hay que vivir sin maldad.

"...Para tener un amigo
dale, primero, tu abrigo,
luego, con cierta ternura,
teje con él su costura..."

Rafael Sánchez Ortega ©
09/04/18

14 comentarios:

  1. Esos últimos versos me han encantado, y me resultan inspiradores, para continuar escribiendo.

    Un verdadero placer leerte, mi querido Rafael.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto María, esos versos que dices se prestan a seguir contando.
      Un beso en la tarde y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Este verso me ha encatado ,gracias por compartir.Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Preciosos versos donde el dar y ofrecer nos lleva a tejer esas costuras donde nos llevarán a fortalecer ese poder de seguir dando pasos hacía delante.
    Un abrazo y feliz velada .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Campirela, es como dices.
      Un abrazo y feliz noche.

      Eliminar
  4. Persistir en avanzar sin dejar de caminar... la vida sigue.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Rafael, la vida sigue. Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Muy bueno Rafael, gran imaginación.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  6. En estas rimas hay mucha sabiduría.
    La segunda estrofa, además, es una lección de vida.

    Abrazos, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Verónica.
      Abrazos.

      Eliminar