sábado, 22 de mayo de 2021

4.557 - SIGUES CONMIGO...



Sigues conmigo

a pesar de tu marcha

para otras tierras.


Quedaste cerca

unidas nuestras almas

con los recuerdos.


Porque aquel tiempo,

vivido intensamente

sigue latente.


Se paró el sol,

las nubes no lloraron

y te abrazaron.


Entre la bruma

quedaron las canciones

y las resacas.


Salitre y muera

de playas y de algas

hoy renovadas.


Y mientras tanto

le digo a las gaviotas

cómo es tu nombre.


Le deletreo,

te veo entre sus letras.

Cierro los ojos.


Entonces, oigo

tu voz, inconfundible,

que me responde.


Rafael Sánchez Ortega ©

29/12/20


Todos tenemos el recuerdo de una persona en su voz, en su figura, en los recuerdos y por eso llenamos el alma de tantos detalles que, un día, con el paso del tiempo, y al rebuscar en ese baúl, solemos encontrarnos, y rescatar, toda aquella ternura que, allí habíamos guardado, y que para nada estaba olvidada y sigue latiendo en nuestros corazones.

9 comentarios:

  1. Que bonito Rafael! Por supuesto que hay seres que se quedan para siempre con nosotros y son inspiradores de pensamientos y letras como estas tan hermosas que nos dejas.
    Que tengas un bello sabado!

    ResponderEliminar
  2. A lo largo de la vida nos acompañan muchas personas unas no dejan huella otras siempre están aunque se encuentren a km de nosotros. Ellas nos inspiran y a veces hasta con ella hacemos que la letras jueguen y formen poesía. Un feliz sábado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Campirela, comparto tus palabras.
      Un abrazo y feliz finde.

      Eliminar
  3. me encanta cuando dices rebuscamos para atrapar aquella ternura casi olvidada, dulces haikus entrañables, un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  4. Voces... aromas... música...
    Todo queda ahí atrapado para ser recordado.

    ResponderEliminar
  5. Que belleza Rafael, que hermosos versos llenos de ternura y sentimiento, como solo tu sabes sentirlo y plasmarlo. Un abrazo. Espero y deseo que estes muy bien al igual que tu familia.

    ResponderEliminar
  6. Hay personas que quedan para siempre.

    Abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar