lunes, 1 de agosto de 2022

5.171 - TEMBLABA EL CIRIO...



Temblaba el cirio

que lleva, entre las manos,

el penitente.


Tú le mirabas,

atenta, en tu ventana,

y hasta nerviosa.


Le conocías

sabías quien se hallaba

tras ese embozo.


Pero callabas

el grito que asomaba

a tu garganta.


No puede ser,

decías, susurrando,

para ti misma.


Pero allí estaba,

su sombra, deslizándose

por la calzada.


Días de otoño,

de agrestes primaveras,

te rodearon.


Y te abrazaron

recuerdos imposibles

ya caducados.


Cierras los ojos

y el alma con candados.

¡Todo es un sueño!


Rafael Sánchez Ortega ©

01/08/22

10 comentarios:

  1. Hay detalles que reviven los recuerdos tatuados en el alma, nunca se olvidan.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hay momentos -o sueños- que nos impactan, nos revuelcan en una ola, pero que sucede rápida, para después descansar en la playa, bajo un sol amoroso. Hay tristezas que son como nubes pequeñas, pasan leves y no alteran el azul del cielo.

    Un abrazo para ti amigo. Paty

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Paty.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
  3. Inquietantemente bello 👏🏼👏🏼❤

    ResponderEliminar
  4. Qué imagen la del penitente con el cirio deslizándose por la calle.
    Cerrar los ojos. Y olvidar.

    Abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar