viernes, 13 de agosto de 2021

4.603 - DUÉRMETE NIÑO...


 

Duérmete niño,

conserva la sonrisa

entre tus labios.


Sigue en tu infancia,

y así disfrutaremos

de estos instantes.


Tranquilamente,

regálanos tus sueños,

y fantasías.


Haz que mis ojos

se alegren con los tuyos,

tan inocentes.


Déjame un rato

jugar con tus juguetes,

sin sobresaltos.


¡Jugar, soñar...

Qué eterna melodía

viene de ti!


Quiero volver

al mundo de la infancia

y ser feliz.


Quiero sentir

el beso de la brisa

bajo los cielos.


Quiero cerrar

los ojos de mi alma

y estar contigo.


Rafael Sánchez Ortega ©

09/02/21


(La eterna y angelical figura del niño durmiendo en la camita o en brazos de su madre mientras intentamos entrar en sus sueños y convertirnos, una vez más, en ese personaje angelical, que es el centro y atención de la vida familiar.)

8 comentarios:

  1. La foto es de una ternura increíble y tu poema acompaña con emoción tanta belleza.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  2. Qué bella imagen y dulces versos amigo, los niños son únicos, por su inocencia y alegría de vivir.

    Un abrazo. Paty

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Paty.
      Un abrazo y feliz finde.

      Eliminar
  3. Ver dormri a un bebé es que nos llega al alma. Es la ternura en imágenes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Una delicia... La ternura hecha versos.

    ResponderEliminar